Virgen de la Cabeza de la Iglesia de San Vicente Mártir

Por el 28 septiembre 2015
La Virgen de la Cabeza de la Iglesia de San Vicente Mártir de Sevilla un ejemplo del renacimiento flamenco.
Pie de foto +

En la iconografía mariana de la Archidiócesis de Sevilla hay innumerables Vírgenes de Gloria. Forman un conjunto incomparable de imágenes de la Virgen, que completan las Vírgenes Dolorosas, quizás más conocidas.

Entre las de Gloria, destacan las obras de Roque Balduque, Juan Bautista Vázquez El Viejo, Jerónimo Hernández…

La Virgen de la Cabeza es una obra de Roque Balduque, realizada en 1554, perteneciente a la Hermandad Sacramental de la Iglesia de San Vicente, de Sevilla.

Pertenece al grupo de imágenes conocidas como Vírgenes erguidas, en contraposición a las Vírgenes sedentes, que eran más comunes en siglos anteriores. En la Escuela Sevillana de Escultura este tipo de imágenes floreció mucho por la influencia de este gran artista flamenco afincado en Sevilla.

Renacimiento flamenco

La Virgen de la Cabeza es un ejemplo magnífico de este tipo de imágenes, que dejó esculpidas Roque Balduque. Es el modelo de imagen del Renacimiento flamenco, que destaca por el modo peculiar con que caen los paños esculpidos en la madera, los sentimientos expresados en los rostros de las figuras, y la riqueza espléndida del estofado que aparece en ellas.

En la Virgen de la Cabeza se pone de manifiesto la dulzura maternal de la Virgen con que mira al Niño que lleva en el brazo izquierdo, mientras que en la cara del Niño se dibuja una sonrisa abierta. Este tipo de Virgen con el niño en brazos alcanza en Roque Balduque una belleza singular. La misma que admiramos en las obras de Juan Bautista Vázquez, el Viejo, por ejemplo, en la Virgen de las Fiebres (en la Iglesia de la Magdalena, de Sevilla).

Estas imágenes del siglo XVI de la Virgen con el Niño son una genialidad dentro de la gran iconografía mariana, que en la Escuela Sevillana alcanza en ese tiempo una altura especial.

Fernando García S.J.

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>