Una mirada responsable

Durante los días 26 al 28 del pasado mayo tuvo lugar en el Hospital de Los Venerables de Sevilla la denominada Escuela de la Transición Energética y el Cambio Climático 2014. Este curso, promovido por la fundación Focus-Abengoa y conducido por el exministro Josep Borrel da un ejemplo de cómo la sociedad civil sevillana puede participar en el debate energético y medioambiental más allá incluso que las autoridades implicadas en el problema.

El curso gozó de una audiencia numerosa y diversa: académicos, investigadores, estudiantes y profesionales. Se inauguró con la conferencia del reputado Lord Nicholas Stern, profesor de la London School of Economics, con una asunción de errores pasados: su conocido informe de 2007 sobre cambio climático se ha quedado corto en sus predicciones.

Situación preocupante

Esta afirmación marcó una línea que fue seguida unánimemente por el resto de los ponentes:  la de la alerta sobre la preocupante situación actual y la llamada a la acción coordinada y colectiva. Lejos quedan las posturas escépticas, sinceras o no, que agriaron este debate hace un lustro o más.

En su disertación, el profesor Stern señaló varios aspectos fundamentales que conviene reseñar aquí. El primero entronca en el mencionado informe, señalando que del abanico de escenarios posibles considerados en su redacción, el curso de la realidad ha optado por el peor de todos. Más aún, ahora sabemos que la cuenta adolecía de cierta inercia simplificadora, en tanto que ciertos efectos colaterales y de acoplamiento de fenómenos ignorados en los modelos de predicción se han tornado significativos e igualmente preocupantes.

En segundo lugar, el ponente reflejó las cifras que proporciona la ciencia actual como evidencia del problema, discutiendo los niveles de emisiones, su efecto en las temperaturas medias globales, las proyecciones futuras y los riesgos.

Visión socioeconómica y política

A continuación, la presentación viró hacia una visión socioeconómica y política del problema, aportando perspectivas novedosas sobre los tres retos fundamentales: discernir cuáles son los objetivos que nos debemos plantear –evitando metas demasiado ambiciosas o costosas que comprometan su viabilidad política-, determinar la estrategia para generar el consenso internacional necesario, y finalmente seleccionar cuidadosamente las tecnologías de transición energética – las que permitan amortiguar el coste del cambio de paradigma.

El mensaje fue claro, contundente y suficientemente motivador para estimular y sustentar las intervenciones posteriores, más específicas de nuestro territorio, de las normativas europeas y de las tecnologías disponibles y futuras.

Sin embargo no se puede afirmar que las ideas de Stern quedaran libres de cuestionamiento: algunos asistentes expresaron posturas muy contrarias a la prospección y extracción de gas esquisto por fracking del subsuelo como fuente de energía de transición -sus emisiones son muy inferiores al carbón- por los riesgos geológicos que comporta, todavía difíciles de cuantificar.

Pese a ser esta intervención la de carácter más general, no fue la única relevante. Cabe destacar la incomprensión que suscitó el crudo análisis del sector eléctrico español que presentó Jorge Fabra, quien arrojó serias dudas sobre la legitimidad de nuestro sistema de tarificación de la energía.

En el ámbito más técnico, el profesor Servando Álvarez analizó las oportunidades asociadas a una nueva cultura de la edificación con la eficiencia energética como prioridad, además de explicar el desarrollo normativo en curso destinado a lograr en un horizonte hasta 2020, dicha eficiencia. El catedrático destacó que las regulaciones técnicas de eficiencia térmica en la edificación se conciben en todo caso teniendo en cuenta que el ahorro logrado por el menor consumo de energía logrado compensa en pocos años casos la amortización de la inversión inicial.

En resumen, la Escuela de la Transición Energética y del Cambio Climático 2014 ha sido un evento digno de la relevancia del problema en estudio, con ponentes de primera línea, bien orientado, y con una razonable participación del público. Si fuera necesario proponer algún tipo de mejora, esta vendría de la mano de una mayor presencia de las autoridades públicas, por alusiones, en las ponencias y debates. Una mirada responsable.

Autor

Fabio Gómez Estern

Año 2050. Sentado en un parque, un viejo profesor de ingeniería repasa mentalmente las revoluciones tecnológicas de la primera mitad del siglo XXI. Al hacerlo, se pregunta por las transformaciones sociales, culturales, económicas y medioambientales que éstas trajeron, y sobre el qué se pudo hacer. Alza la cabeza y cruza la mirada con un artilugio volador que en estático silencio levita frente a él. Ambos se adivinan el pensamiento. Este blog servirá al profesor Fabio Gómez Estern, director de la escuela de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, de guía en ese viaje retrospectivo, en forma de diminutos 'breadcrumbs''.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« noviembre 2017 » loading...
L M X J V S D
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3