Noticias

Sevilla

Córdoba

Una investigación trata de prevenir las desigualdades provocadas por la pandemia en las escuelas de Honduras

La Fundación ETEA, Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola está realizando un estudio para reducir las desigualdades en la educación derivadas de diferencias socioeconómicas de los hogares tras el cierre de los centros escolares debido a la pandemia de la covid-19. La investigación se realiza en el marco del proyecto denominado Prevención de la violencia de género y promoción de ambientes seguros y de sana convivencia en 11 centros escolares de Nicaragua, financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID).

Junto con el profesorado y personal de los colegios de Fe y Alegría en Nicaragua, los investigadores de la Universidad Loyola Ana Hernández Román, Emma Camarero Calandria, Maria José Vázquez de Francisco, Mercedes Torres Jiménez, Michela Accerenzi y Yolanda Muñoz Ocaña entre otros recopilarán la información necesaria para diseñar una estrategia de respuesta a la situación del cierre de los centros.

Cómo afecta el coronavirus a la pobreza

El objetivo de este estudio es analizar los datos disponibles que posteriormente servirán para crear un protocolo de actuación que permita entender hasta qué punto la situación creada por la pandemia del Coronavirus está afectando a la situación de pobreza de las familias y si se está incrementando la brecha digital. Se preservará en todo momento la identidad de las personas participantes, ya que los cuestionarios serán confidenciales para el equipo de investigación y solo podrán ser conocidos por quienes el centro educativo determine, de manera que posteriormente puedan tomar las medidas necesarias para afrontar los problemas y necesidades que se detecten.

El proyecto general que se desarrollará hasta mediados de 2021 persigue contribuir a reducir y prevenir la violencia, con foco en la violencia de género, en niños/as y adolescentes de 11 escuelas de Fe y Alegría Nicaragua de educación primaria y secundaria. Incluye tres programas para la prevención y reducción de la violencia: Uno de Inteligencia Emocional, formación a la comunidad a través del Programa Aprendiendo en Familia y el Centro de Prevención CEPREV e Inicio del Programa Modelo Dialógico de Prevención y Resolución de Conflictos, que incluye la implementación de Acciones de Socialización Preventiva de la Violencia de Género, a través del cual se creará una red de profesionales que contribuyan a la prevención y reducción de la violencia de género en las escuelas. Se plantean modelos dirigidos a directivos, docentes, enlaces pedagógicos, equipos técnicos, estudiantes y sus familiares para reflexionar sobre las causas que generan la violencia de género, promoviendo alternativas de resolución escolar/familiar.

Así, en esta misma línea de aplicación de las disciplinas de la psicología en los colectivos más vulnerables de Honduras, la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) ha financiado un nuevo proyecto que permitirá a investigadores del mismo Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola con el título “Mejora de los servicios de prevención y atención a víctimas de violencias de género y personas con dependencia de alcohol y drogas en el contexto post COVID-19 en Santa Rosa de Copán (Honduras)” que permitirá a varios investigadores de la Universidad Loyola estudiar las necesidades de formación y fortalecimiento de capacidades de profesionales que trabajen con víctimas de violencia de género o sufren alguna dependencia de alcohol y/o drogas y diseñar un programa formativo adaptado para capacitar y asesorar a estos profesionales.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *