Noticias

Sevilla

Córdoba

Un estudio revela que el abuso y la negligencia durante la infancia incrementan el riesgo de presentar problemas con el alcohol y el cannabis

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola y del Grupo de Investigación en Familia e Infancia (GIFI) de la Universidad de Oviedo han realizado un estudio científico en el que han evaluado la relación existente entre los daños sufridos en la infancia y la adolescencia y el consumo de alcohol y cannabis en esta misma etapa mediante una muestra de jóvenes que residen en hogares de acogimiento residencial terapéutico. Hasta el momento, no existían datos de relación entre la victimización y el consumo de estas sustancias.

El estudio hace referencia al concepto de victimización como cualquier daño que sufre una persona como consecuencia de la acción causada por otra, violando las normas sociales. Incluye sufrir experiencias como el abuso físico y sexual, la negligencia, el bullying, el acoso a través de las redes, etc.

Está demostrado que haber experimentado estos tipos de victimización se relaciona con mayor malestar y problemas psicológicos y, este estudio concluye que el consumo de sustancias aparece frecuentemente como estrategia de afrontamiento de dichos problemas. Además, los datos indican unas tasas de victimización y de consumo de sustancias muy elevados como consecuencia de los entornos adversos de los que proviene este grupo de adolescentes.

Este artículo, titulado “Victimization and substance use among adolescents in residential child care” y publicado en la revista Child Abuse & Neglect, hace también referencia al concepto de polivictimización. Sufrir múltiples experiencias de victimización implica una mayor intensidad del daño y, en el estudio se detecta como consecuencia, una mayor indicendia del consumo de alcohol y drogas en estos jóvenes.

Según indica el autor principal del estudio y Director del Máster en Intervención Psicológica en Adicciones de la Universidad Loyola, Sergio Fernández Artamendi: “Nuestro estudio destaca la importancia de hacer detección e intervención tempranas sobre los niveles de victimización y las consecuencias que pueden tener éstas en los jóvenes, así como intervenciones adecuadas con estos menores para abordarlas”.

Para realizar el trabajo, los expertos de la Universidad Loyola analizaron a 321 adolescentes (65,1% niños y 34,9% niñas) de 11 a 18 años procedentes de 38 centros de acogimiento residencial de 8 comunidades autónomas de España. Las evaluaciones, previo consentimiento de tutores y responsables legales y cumpliendo los requisitos éticos establecidos, se realizaron de forma individual en persona, en la residencia de acogida, recogiendo la información en una sola sesión.

Para realizar la comparación de datos, los científicos utilizaron un cuestionario general de victimización desarrollado por expertos de la Universidad de Barcelona y que recoge 36 formas de victimización a lo largo de la vida de los adolescentes en seis áreas generales: Delito convencional, maltrato infantil, victimización de compañeros y hermanos, sexual, testigos y victimización indirecta e Internet. Para evaluar el nivel de adicción los científicos utilizaron igualmente cuestionarios normalizados para ello elaborados anteriormente por expertos. Los problemas de alcohol se evaluaron mediante el ‘Índice de Problemas de Alcohol de Rutgers’, y para los problemas de consumo de cannabis se utilizó el ‘Cuestionario de Problemas de Cannabis para Adolescentes’ desarrollado por el mismo investigador principal del presente estudio, Sergio Fernández Artamendi.

Los hogares de acogimiento residencial terapéuticos tratan de establecer un entorno de vida construido y multidimensional diseñado para mejorar o proporcionar tratamiento, educación, socialización, apoyo y protección a adolescentes con graves problemas emocionales y de comportamiento. Estos centros trabajan en asociación con sus familias y en colaboración con un amplio espectro de recursos de ayuda formales e informales basados en la comunidad. Según los estudios que existen hasta el momento, los adolescentes que se encuentran en estos recursos presentan, no sólo altas tasas de victimización, sino también de problemas de salud mental en comparación con los de la población general. Se ha confirmado que más del 70% de estos jóvenes tienen problemas con el consumo de drogas.

Este trabajo científico se enmarca dentro del proyecto denominadoEvaluacion de centros de acogimiento residencial especializado para adolescentes con graves problemas emocionales y conductuales: poblacion atendida, diseño y resultados’ financiado por el Plan Nacional de I+D+i y dirigido por los profesores Jorge Fernández del Valle y Amaia Bravo directores del grupo GIFI de la Universidad de Oviedo. En el futuro, los investigadores avanzarán en estos estudios realizando comprobaciones de la evolución de resultados mediante la intervención temprana en jóvenes con problemas de victimización, así como el diseño de intervenciones adecuadas para abordar y prevenir estos efectos no deseados en adolescentes.

Referencia:

Sergio Fernández-Artamendi, Alba Águila-Otero, Jorge F. Del Valle, Amaia Bravo. “Victimization and substance use among adolescents in residential child care”. Child Abuse & Neglect. Volume 104, June 2020

DOI: https://doi.org/10.1016/j.chiabu.2020.104484

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *