Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

Alumnos del Grado en psicología analizan los errores más frecuentes en los test de inteligencia emocional

Análisis de tests empleados en el estudio de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional consiste en reconocer nuestras propias emociones, sin dejar que estas nos afecten negativamente. Al mismo tiempo, también consiste en saber apreciar las emociones en los demás, entenderlas y actuar en consecuencia.

Según el psicólogo Daniel Goleman, es la capacidad de reconocer, aceptar y canalizar nuestras emociones para dirigir nuestras conductas a nuestros objetivos, tal y como nos explica en este artículo sobre inteligencia emocional. (Goleman, D. (1996). Inteligencia Emocional . KAIROS.)

Cuando se  intenta buscar un test de inteligencia emocional, se encuentran formularios parecidos a éste que, a continuación, hemos decidido analizar con la finalidad de destacar alguno de los fallos que hemos encontrado en el mismo.

  • En las instrucciones no se especifica a qué población va destinada.
  •  Hay variables que pueden sesgar los resultados, como puede ser la edad, el contexto cultural o las características personales del propio sujeto.

“Realiza este test sin pensar más de la cuenta las respuestas. Atrévete a responder a la primera impresión. Responde si los comportamientos que se detallan en cada pregunta te ocurren: nunca, rara vez, a veces, con frecuencia o siempre.”

Los errores de un test empleado en el estudio de la inteligencia emocional

Analicemos los errores que encontramos en las diferentes preguntas del test que hemos elegido.

“1. Tengo muchas dificultades a la hora de tener que tomar decisiones”. Como podemos observar, en la primera pregunta, se habla de “tomar decisiones” de forma demasiado general. La respuesta de cada persona dependerá de la importancia de las decisiones que esté acostumbrado a tomar, de manera que un cirujano jefe no responderá igual que un profesor.

“2. Disfruto con las actividades sociales.” En la segunda, se habla de “actividades sociales” siendo esto un término abstracto que puede provocar confusión en el sujeto respecto a lo que él pueda entender como “actividades sociales”.

 “7. Dudo de mis sentimientos”. En la séptima ocurre lo mismo que en la anterior con la expresión “dudar de sentimientos”.

Los ítems cuatro, cinco, diez, doce y trece están redactados en negativo, esto dificulta la lectura y hace más difícil la comprensión. Es recomendable redactar los ítems en afirmativo.

“14. Soy alegre y divertido”. En el ítem número catorce, confunden el ser alegre y divertido con una emoción, cuando realmente es una característica de la personalidad. No es lo mismo ser una persona alegre que sentirse alegre.

Conclusiones sobre el test de inteligencia emocional

Hicimos el test para ver qué evidencia tenía, y vimos que puntuaba inteligencia emocional respecto a nivel “alto”, “medio” o “bajo”, sin especificar qué significa tener dichos niveles ni en qué fundamento científico se han basado para la realización del test y la interpretación de los resultados.

Como conclusión, queremos añadir que, hoy en día, es muy fácil encontrar esta clase de tests que supuestamente evalúan la inteligencia emocional. Además, que sean tan accesibles es un gran incoveniente, ya que no tienen evidencia científica alguna y no todo el mundo puede pensar que este test no es fiable.

Por otro lado, hoy en día cualquier persona puede hacer tests por Internet y hacerlos llamar “test de inteligencia emocional”, por lo que, desgraciadamente, es realmente fácil encontrar tests que no tienen fundamento alguno.

Texto de: José de Arizaga Barrachina y María del Pilar Beato Díaz para la asignatura de Psicometría del Grado en Psicología.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias