Congreso en el que se ha analizado el don, como punto de encuentro entre teología y sociedad en la Facultad de Teología de Granada.

El don como punto de encuentro entre teología y sociedad

Los pasados 13 y 14 de mayo tuvo lugar, en la Facultad de Teología de Granada, el 5º Congreso de Teología titulado “Perdónanos nuestras deudas: entre la justicia y la misericordia”. Diversas ponencias de profesores de la propia Facultad y de otras universidades jesuitas y no jesuitas (incluida una buena representación de la Universidad Loyola Andalucía) reflexionamos juntos sobre la contribución que las categorías de don y misericordia pueden hacer a la realidad socio-histórica.

El don, una categoría ambivalente

Para el teólogo, las categorías de don, gratuidad y misericordia tienen una honda significación. Son otra forma de hablar del amor (agapé), que es Dios-Trinidad, de la gracia de Dios – presencia en nosotros del Espíritu Santo – que nos lleva en la vida, de la virtud teologal de la caridad que perfecciona toda otra virtud humana. La Biblia hace vida esas categorías en la propia historia del pueblo de Israel, en el ideal socio-político que Dios le propone, y en la relación que la Escritura nos invita a tener con el Señor Jesús.

Por el contrario, desde una perspectiva de las ciencias sociales, hablar de don y de misericordia se nos hace de primeras un lenguaje religioso o utópico incapaz de aportar nada a la dura realidad social, política y económica. Esta primera impresión parecería confirmar la ruptura tantas veces experimentada entre saber teológico y saberes sociales.

Sin embargo, las intervenciones en el congreso de especialistas comprometidos en esfuerzos de transformación social mostraron lo contrario. La experiencia del trabajo en el Fondo Monetario Internacional (Michel Camdessus), del trabajo de reconciliación en el País Vasco (Galo Bilbao), del diálogo interreligioso (Manuel Cánovas OSST) o del acompañamiento a las parejas y familias con problemas (José Mª Hernández cmf) demuestran que sin una dimensión de gratuidad, perdón y don, es impensable que ninguna iniciativa pueda tener expectativas de éxito.

Una relación dialéctica con las ciencias sociales y la justicia

Lo que sí es necesario es establecer, como afirmaba el prof. Raúl González Fabre sj, una relación dialéctica crítica entre la imaginación teológica que inspira e ilustra el sentido de don y gratuidad en las diferentes esferas sociales, y el rigor intelectual y científico que exige a toda propuesta social el dar cuenta de la realidad y afrontarla con justicia. Un don sin rigor y justicia es puro buenismo angelical, un rigor intelectual y una justicia sin don y gratuidad implica quedar atrapado por las limitadas posibilidades que ofrecen las lecturas más superficiales de la realidad social.

Un reto para la teología moral

El acercamiento teológico y el social que implicó el congreso supone un duro reto para la disciplina de la teología moral. Es esta disciplina quien debe esforzarse por construir puentes sólidos entre imaginación teológica y racionalidad de ciencias sociales, de esa manera debe elaborar un mensaje significativo para ambos campos. En ese sentido, como mencionaba la ponencia del profesor Alarcos en el congreso, la teología moral está efectivamente endeudada ante la realidad y ante la propia revelación cristiana.

Autor

Gonzalo Villagran SJ

Gonzalo Villagrán, jesuita, licenciado en ADE y doctor en teología. Profesor en la Facultad de Teología de Granada. Su empeño es llevar la teología al debate público y enriquecer éste con la sabiduría de la fe. Le preocupa la voz de la Iglesia en la sociedad pluralista y el diálogo interreligioso.

Comments

2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« septiembre 2017 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1