Tecnología y privacidad (I)

En uno de sus trepidantes títulos, John Grisham afirmaba que en las reuniones serias hay siempre una cuestión que todos los participantes prefieren eludir. Una afirmación que, por inquietante, resulta difícil borrar de la cabeza.

La cuestión de la privacidad en Internet encaja bien en esta descripción, al ser asunto de tal calado, con tantas ramificaciones, y tan poblado de problemas sin solución, que nos arrastra hacia una percepción derrotista y a la estrategia del avestruz.

Defensa privacidad en Internet

Desde muy temprano, han surgido acciones en defensa de la privacidad en Internet, de la mano de la Asociación de Internautas y otras voces de la sociedad civil, a través de la legislación, como la LOPD y la agencia que vela por su cumplimiento, o con el soporte tecnológico de algoritmos de cifrado, certificados SSL, etc.

Pero estos esfuerzos se quedan en pura cosmética, al tratar de abordar con armas del siglo pasado un problema que es muy del XXI.

El relato de nuestra vida, correos, viajes, compras, vídeos, reflexiones, amistades, etc. se está registrando permanentemente. Se amontona en los discos de grandes computadoras que organizan, cruzan y dispersan la información, siendo imposible localizar aisladamente esta o aquella parte, y menos aspirar a borrarlas.

Dichas computadoras a menudo se encuentran fuera de nuestro país, quizá no estén en ninguno reconocido, y por tanto escapan al control de cuantas leyes inventemos.

Hay ejemplos muy pedagógicos del fenómeno. A finales de 2012, meses este vídeo nos revelaba un rostro muy inquietante de las redes sociales. Cualquiera de nosotros está a expuesto a ser profanado sigilosamente por un hacker independiente o lo que es peor, al servicio de intereses corporativos o gubernamentales.

Dos años antes, podíamos acceder desde casa a miles de cables diplomáticos secretos del gobierno estadounidense, abriéndose un agrio debate sobre la necesidad y los límites de la transparencia en la gestión pública.

Riesgos en Internet

Con estos mimbres, sería interesante hacer una relación de riesgos que acechan sobre la privacidad del ciudadano en la actualidad, no con el afán de crear sensación de alarma, como si tal cosa fuera posible hoy en día, sino para avivar el debate crítico y, quizá, detectar alguna que otra amenaza digital a la privacidad que nos haya pasado desapercibida.

El primer aspecto sobre el que quisiera detenerme es en el software de reconocimiento facial. Básicamente se trata de la capacidad de identificar, por parte de un ordenador, a quién pertenece una imagen facial. Generalmente, se compara la imagen captada por una cámara con una base de datos de fotos existentes –del orden de 100.000 distintas-.

Actualmente, la precisión en el reconocimiento alcanza el 98% de los casos, superando, como se ha demostrado experimentalmente, la capacidad humana de reconocimiento.

No es difícil deducir que esta tecnología, apoyada en la proliferación de cámaras en entornos urbanos (1 millón actualmente en Londres), dotará a los omnipotentes administradores del sistema de un ojo orwelliano.

Algo que se nos ha presentado como una gran herramienta de identificación de sospechosos en dependencias policiales, corre el riesgo de convertirse en el medio definitivo para conocer, sutilmente, sin detenciones ni identificaciones, el paradero en todo instante de cualquier persona, limitando peligrosamente su autonomía y libertad.

¿Debería estar en el debate público?

Autor

Fabio Gómez Estern

Año 2050. Sentado en un parque, un viejo profesor de ingeniería repasa mentalmente las revoluciones tecnológicas de la primera mitad del siglo XXI. Al hacerlo, se pregunta por las transformaciones sociales, culturales, económicas y medioambientales que éstas trajeron, y sobre el qué se pudo hacer. Alza la cabeza y cruza la mirada con un artilugio volador que en estático silencio levita frente a él. Ambos se adivinan el pensamiento. Este blog servirá al profesor Fabio Gómez Estern, director de la escuela de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, de guía en ese viaje retrospectivo, en forma de diminutos 'breadcrumbs''.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3