Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

Representantes de la Universidad Loyola Andalucía en la última edición de South Summit celebrada en Madrid.

South Summit o cómo ser el siguiente unicornio

Los pasados 3, 4 y 5 de octubre se celebró en Madrid una nueva edición, la sexta, de uno de los eventos de emprendimiento e innovación más importantes del sur de Europa. Se trata del South Summit. En él, se dan cita miles de personas de todos los rincones del mundo que atienden a conferencias y mesas redondas en varios escenarios simultáneos (en realidad son keynotes, panels y stages porque el idioma usado es el inglés).

Los temas tratados son tan importantes hoy en día como macrotendencias, tecnologías exponenciales (IA, blockchain, IoT, big data…)  financiación, innovación, emprendimiento, educación, industria 4.0 o transformación digital.

También hay una competición para seleccionar las startups más prometedoras de 100 finalistas tanto a nivel global como sectorial (Smart Mobility, Travel&Torurism, Fintech, Content&Channels, Hhealthcare&Biotech, B2B Enterprise Tech, Energy, Edtech, B2B Enterprise Services y B2C) con posibilidad de recibir hasta 1 millón de dólares de financiación. Y no podemos olvidar un componente fundamental en este tipo de eventos, el networking.

Se trata, por tanto, de un evento que ningún “startapero” o “startapera” se puede perder y en esta edición, la Universidad Loyola Andalucía ha enviado una delegación de asistentes, entre los que me incluyo, que han podido comprobar de primera mano todo lo que se cuece en el mundo de la innovación y el emprendimiento.

Organizado por el Servicio de Empleabilidad y Emprendimiento, fuimos varios los miembros de la comunidad universitaria que nos desplazamos a La Nave en Madrid para asistir a tan importante evento. Aunque coincidimos en varios escenarios, cada uno seleccionaba el que más le interesaba en cada momento, pues la oferta era amplia y siempre tentadora. A continuación, voy a destacar lo que a mí, personalmente, me llamó más la atención de todo lo que escuché en esos días.

Ya comento que, dada la cantidad público y la simultaneidad de escenarios, era importante seleccionar bien a qué asistir, lo cual no era nada fácil, siempre te quedabas con la sensación de que te perdías algo importante, pero no había otra opción. Uno de los escenarios más interesantes, sobre todo por la relación con la propia universidad, era el denominado EnlightEd donde el tema central era la educación.

Inteligencia Artificial

Allí pudimos asistir a una interesante conferencia  de Joseph Aoun, presidente de la Northeastern University de Boston, sobre la educación superior en la era de la inteligencia artificial,  en la que hizo alusión cuestiones que trata en su libro, recomendable, “Robot-Proof: Higher Education in the Age of Artificial Intelligence”. Cuestiones que me gustaría resaltar de su intervención:

  • Las máquinas, entendiendo como tales los robots y la inteligencia artificial, no sólo están sustituyendo (y no hablo en futuro) los puestos de trabajo denominados de cuello azul (blue collar) sino también a los de cuello blanco (white collar). Es decir, además de los trabajos de tipo manual, las máquinas son capaces de hacerse cargo de tareas de oficina.
  • Es necesario preparar a las nuevas generaciones para que sean capaces de atender las necesidades de la sociedad que la más sofisticada inteligencia artificial no puede cubrir.
  • Aoun propone una educación superior “a prueba de robots” que no se preocupe únicamente de llenar las mentes de los estudiantes con hechos, sino que los dote con una mentalidad creativa para inventar, descubrir o crear algo valioso para la sociedad.

Innovación disruptiva

Otro sesión que merece la pena recalcar fue en la que  Michael Horn, cofundador del Christensen Institute junto con el propio Clay Christensen, el padre de la teoría de la innovación disruptiva, habló de la disrupción en la universidad. Posteriormente hubo un interesante coloquio junto con Sanjay Sarma Vicepresident for Open Learning del MIT y Diego Alcazar vicepresidente del IE University. También aquí menciono lo que considero más relevante:

  • Una de las características de las innovaciones disruptivas es que consiguen atraer a usuarios que antes no lo eran, es decir, “democratizan” un producto o servicio. Esto lo hemos visto en sectores tan distintos como la electrónica o el turismo.
  • En esta generalización de productos y servicios que antes sólo eran usados por unos pocos, la principal palanca que posibilita la disrupción es el uso de tecnología.
  • Tres son las características que la tecnología permite frente a la formación tradicional: personalización, accesibilidad y asequibilidad.
  • Las universidades en general están usando la formación online no para disrumpir lo que hacen actualmente sino para sostener el modelo tradicional.
  • Las posibilidades de la formación online están cambiando el mundo de la educación, sobre todo en Estados Unidos (pero llegará a todo el mundo). Por ejemplo, hay varias universidades en el que el primer año se hace online y luego, si quieres, puedes continuar la carrera en el campus. O el caso de los micromasters del MIT.

Revolucionar la educación

La última keynote que quería destacar fue la que probablemente más expectación levantó, a juzgar por lo largo de la cola que había para entrar. De hecho, casi nos quedamos sin verla porque el aforo era limitado. Hablo de la presencia de Sir Ken Robinson, uno de los conferenciantes de charlas TED con más visualizaciones, que habló de revolucionar la educación desde cero.  De nuevo selecciono lo que más me llamó la atención:

  • Los culpables de los preocupantes datos que arroja el famoso informe PISA no son los niños, son las escuelas.
  • El modelo actual está basado en la producción en cadena que introdujo la revolución industrial, cuando la realidad dice que no hay dos niños iguales.
  • Es fundamental descubrir las habilidades y capacidades en la que cada individuo es mejor. Para ello hay que crear las mejores condiciones para que florezca ese talento que muchas veces está oculto.
  • La educación debe dirigirse tanto al mundo que rodea al niño como al mundo interior de cada niño.
  • Los sistemas actuales basadas en el cumplimiento matan la creatividad, característica fundamental del ser humano.
  • No se trata de mejorar la escuela, se trata de repensarla. Para ello hay que fijarse en dos palancas fundamentales, la evolución de la población humana y, por supuesto, la tecnología, lo cual enlace perfectamente con lo mencionado en el resumen anterior.

Además de lo mencionado anteriormente, también escuché cosas muy interesantes sobre tecnología y la industria del entretenimiento, personalización extrema en la publicidad o cómo utilizar la tecnología para el bien, pero quería destacar lo que más relación tiene con la educación, pues además de ser fundamental para el futuro de la humanidad, también nos dedicamos modestamente a ello.

Por cierto, una aclaración al título: un unicornio es una startup que llega a tener una valoración igual o superior a los 1.000 millones de dólares, como por ejemplo Cabify o Wallapop.

Autor

Jesus Duarte

Pantalla de fosforo verde, discos de 5 1/4 y Turbo Pascal, así fueron los comienzos de Jesús Duarte en el mundo tecnológico. Desde entonces hasta ahora ha sido testigo del gran cambio que las TIC han traído a la sociedad. Docente en la materia y con experiencia en gestión, vuelca ahora su experiencia en el mundo de la innovación con la mente totalmente abierta. Escribe de tecnología en http://www.bitsandhits.info y en Twitter es @bitsandhits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias