La representación del monstruo en televisión

Vivimos en una época de monstruos en televisión. Los Soprano (HBO, 1999-2007), aunque no fue la primera, marcó un antes y un después en la ficción televisiva. Protagonizada por un cruel y violento capo mafioso, esta serie de televisión despertó la curiosidad de muchos telespectadores por el villano como protagonista, por el malvado que se levanta a desayunar y recoger el periódico todas las mañanas.

Con Los Soprano llegaron también The Shield (FX, 2002-2008), Dexter (Showtime, 2006-2013), Romanzo Criminale (Sky, 2008-2010), Breaking Bad (AMC, 2008-2013), Sons of Anarchy (FX, 2008-), Hannibal (NBC, 2013-), la española Crematorio (Canal +, 2011) o incluso la más reciente y perturbadora Gomorra (Sky, 2014-). Todas ellas protagonizadas por personajes muy oscuros y, cada una de ellas, cosechando un éxito de audiencia y de crítica.

Esta época dorada del villano de televisión que explora el monstruo humano y la seducción del mal ha tenido también su repercusión en la fascinante explosión del género del terror y sus monstruos más sobrenaturales. Hoy en día, estamos viviendo un revival creativo del género del horror, el terror y lo fantástico donde surgen, por ejemplo, series como American Horror Story (FX, 2011-) que, hace unos años, hubiesen quedado recluidas en canales temáticos especializados en terror o ciencia ficción.

Como indica Irene Raya, estos géneros, antes relegados a una minoría, han sido la principal apuesta de los canales de pago premium norteamericanos, lo que ha supuesto una clara revalorización del género.

Un ejemplo de ello son los vampiros. Estos mitológicos seres chupasangre siempre han estado muy vinculados al arquetipo romántico y se han representado como cuerpos y figuras seductoras y sensuales. El romanticismo vampírico es uno de los temas principales de la producción literaria de Anne Rice, que re-catapultó a estos seres a la fama a mediados de los noventa con la mítica película Entrevista con el vampiro (Jordan, 1994), adaptación de una de sus novelas. Hoy, la saga Crepúsculo ha explotado y deformado hasta el exceso este arquetipo romántico.

Sin embargo, la reciente serie de televisión  de Guillermo del Toro, The Strain (FX, 2014-), parece romper con este arquetipo vampírico seductor y bello, con este monstruo embellecido, concibiendo a criaturas monstruosas, los strigoi, infectadas por un virus. En una especie de combinación diabólica entre el género extraterrestre, el terror clásico y la serie B, del Toro idea una trama protagonizada por vampiros más reales y menos fantásticos, por personas infectadas que padecen una enfermedad.

La serie, ambientada en la actualidad, presenta la explosión de una epidemia global a través de un virus que se transmite mediante el contacto humano y cuyos portadores, de una forma similar a lo que ocurría en Alien (1979), acaban albergando una extraña  y hambrienta “bestia” en su interior.

En The Strain, los protagonistas deben convertirse de una forma forzada en modernos cazavampiros que, además de detener la epidemia, deben de aprender a vivir con ella. Al contrario que otras series protagonizadas por cazavampiros, como la mítica Buffy, cazavampiros (The WB/UPN, 1997-2003), en The Strain los personajes no se encuentran (de momento) en una posición de vencer a este mal. Nadie cuenta con la formación y las habilidades especiales de la cazadora Buffy Summers. El strigoi en The Strain ha venido para quedarse. Esto es algo que también puede apreciarse en True Blood (HBO, 2008-2014) que plantea un mundo en el que cohabitan de igual modo, y luchando por el mismo espacio, humanos y vampiros.

De igual modo ocurre en The Walking Dead (AMC, 2010-), adaptación del popular cómic homónimo de Robert Kirkman. En The Walking Dead, la humanidad se ha visto devastada por un virus mortal que convierte a cualquier muerto en otro particular tipo de monstruo: un zombie. Los supervivientes de esta epidemia deben afrontar esta situación y, en lugar de luchar por su erradicación, se esfuerzan por mantenerse vivos y cohabitando con estos monstruos que los rodean.

En algunas ocasiones, las tramas se arrastran hasta una especie de existencialismo donde el no muerto (zombie o vampiro) se pregunta por su propia identidad y los vivos deben de enfrentarse a esta situación. Un ejemplo de esto es la novela Descansa en paz (John Ajvide Lindqvist, 2005), o las series In the flesh (BBC, 2013-) y Les revenants (Canal + France, 2012-) que se preocupan por la reintegración familiar de estos “revividos”.

Hay muchos tipos de monstruos. Durante los ochenta y los noventa, la tecnología era el monstruo cinematográfico favorito elegido para destruir a la raza humana. Películas como Terminator (Cameron, 1984) o Terminator 2: El juicio final (Cameron, 1991) suponen un ejemplo perfecto del terror al progreso y a la pérdida de control de la tecnología.

Más tarde, a comienzos del siglo XXI, la saga Matrix reimpulsó este miedo a la máquina. Hoy en día, estas pesadillas tecnológicas viven ya entre nosotros y la ficción se encarga igualmente de plantear tramas donde se explora esta convivencia. Aunque el ejemplo más reciente son los Cylons de Battlestar Galáctica (SciFi, 2004-2009), también podemos ver un ejemplo de esto en Black Mirror (Channel 4, 2011-), Real Humans (SVT, 2012-), o Extant (CBS, 2014-).

Como puede observarse, las nuevas historias de monstruos –de cualquier tipo– exploran más bien la convivencia con estos seres y la angustia vital que ello supone. Y esto es quizás lo más terrorífico de todo. No se trata tanto de erradicarlos como de aprender a vivir con el monstruo. Estos seres no son algo sobrenatural y alejado de la realidad. La ficción televisiva los presenta como algo cercano que vive ya entre nosotros. El monstruo (ya sea a través de sus Sopranos, Cylons, zombies o vampiros) ha venido para quedarse y no deja de ser un reflejo muy inquietante del maldito, violento y desconcertante momento en el que vivimos.

Autor

Javier Lozano

Docente e investigador en Comunicación. Profesor de las asignaturas de Documentación Informativa, Tecnología de la Comunicación y Pensamiento Creativo. Freak y apasionado de las tecnologías digitales. Además, en mi tiempo libre, consumo compulsivamente TV, cine y literatura, y publico vídeos de mi gato en Vine. Puedes encontrarme en twitter como @lozanojavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3