Mencia Ruiz, directora del SAPES de la Universidad Loyola Andalucía.

Mencía Ruiz: “El reconocimiento del SAPES como unidad asistencial de psicología va a favorecer el desarrollo de una triple labor formativa, asistencial e investigadora”

El Servicio de Atención Psicológica, Educativa y Social (SAPES) es un servicio adscrito al Vicerrectorado de Ordenación Académica de la Universidad Loyola Andalucía. Está constituido por Personal Docente e Investigador de la Universidad que compagina su actividad docente con esta labor asistencial. Su objetivo es proporcionar a todos los miembros de la comunidad, especialmente a los estudiantes de grado, información, asesoramiento y formación en los ámbitos personal, social y académico.

El SAPES ha sido recientemente reconocido por la Consejería de Salud como unidad asistencial de psicología. De esta nueva etapa que comienza el servicio, las implicaciones de este reconocimiento y sus proyectos de futuro hablamos con su directora, Mencía Ruiz, experta en investigación sobre servicios de salud mental y docente del Grado en Psicología en la Universidad Loyola Andalucía.

¿Qué supone que el SAPES haya sido reconocido como unidad asistencial de psicología? ¿En qué consiste este reconocimiento?

El Servicio de Atención Psicológica, Educativa y Social (SAPES) de la Universidad Loyola Andalucía, tiene un triple objetivo: clínico, educativo y de atención a la discapacidad. La acreditación del servicio como unidad asistencial por parte de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía permite el ejercicio sanitario de la psicología. Este ejercicio se caracteriza por la realización de evaluaciones e intervenciones psicológicas sobre el comportamiento de las personas, para la promoción y mejora de la salud general. Por tanto, podemos considerarlo como una especialización de la actividad psicopedagógica que hasta la actualidad había caracterizado al servicio. Este reconocimiento también implica que, para formar parte de esta unidad, los profesionales deban estar habilitados para ello, es decir, tienen que haber cursado el Máster de Psicología General Sanitaria.

¿Qué requisitos debe tener un servicio de este tipo para ser reconocido como unidad asistencial de psicología?

Para poder ser unidad sanitaria y tener un número de identificación de centro autorizado (NICA), el servicio tiene que cumplir una serie de requisitos de instalación, por ejemplo, un espacio que preserve la confidencialidad, informe de protección de datos que certifique el correcto manejo de la información recogida, etc. y también asistenciales, como contar con un equipo de profesionales que tengan la habilitación sanitaria, o una descripción completa del tipo de atención ofertada (evaluación, diagnóstico, intervención, tipos de terapias etc.).

“SAPES forma parte de la red de servicios psicológicos y psicopedagógicos de Andalucía a la que pertenecen el resto de universidades andaluzas”

¿Qué nuevos servicios puede ofrecer a partir de ahora gracias a este reconocimiento?

Este reconocimiento como unidad asistencial de psicología va a favorecer el desarrollo de una labor combinada formativa, asistencial e investigadora. Por un lado, proporcionar a los alumnos en últimos cursos de grado, y fundamentalmente de posgrado, supervisión y tutorización en sus primeras experiencias clínicas. El Máster en Psicología General Sanitaria capacita a los estudiantes para desarrollar su actividad profesional en el ámbito clínico y el desarrollo de las prácticas en este servicio va a propiciar una formación de calidad y rigor clínico y metodológico.

Por otro lado, se va a desarrollar una actividad asistencial, pilar fundamental del servicio, que se establecerá en torno a la intervención y asesoramiento psicológico ambulatorio, para garantizar la adecuación de la comunidad al entorno universitario. Todo ello, va a potenciar una labor investigadora vinculada al campo de la salud y de la propia dedicación asistencial.

¿En qué redes se integra el SAPES de la Universidad Loyola Andalucía?

SAPES forma parte de la red de servicios psicológicos y psicopedagógicos de Andalucía a la que pertenecen las universidades públicas andaluzas. Hoy en día, prácticamente todas tienen la acreditación sanitaria como resultado de la entrada en vigor de la ley de ordenación de las profesiones sanitarias (44/2003), que obligó a adecuar los servicios de atención psicológica a la nueva normativa.

SAPES pertenece, además, a la Asociación Española de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios (AESPPU), un espacio de intercambio y difusión de conocimientos formado por diversas universidades del ámbito nacional que pretende servir de herramienta de apoyo y unidad a los profesionales del área y favorecer la visibilidad de estos servicios.

¿Quién conforma el SAPES?

Actualmente, el Servicio lo compone un equipo multidisciplinar de 10 profesionales perteneciente a las áreas de educación, sociología y psicología, que compaginan su labor docente e investigadora en la universidad con la vocación asistencial. Su objetivo principal es promocionar la salud psíquica de la comunidad universitaria en los ámbitos, personal, social, familiar, académico y laboral, dando respuesta de forma eficaz y desinteresada a los problemas de personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad psicosocial.

“Desde su inicio en el curso 2013-2014, el SAPES ha atendido en torno a 300 solicitudes que describen problemas y necesidades de tipo educativo, psicológico y social”

Desde la puesta en marcha del SAPES, ¿a cuántos usuarios se ha atendido y qué tipo de demandas recibe?

La atención prestada en este servicio contribuye a dar respuesta a las demandas no sólo de estudiantes nacionales e internacionales sino también de PDI y PAS. Desde su inicio en el curso 2013-2014 se han atendido en torno a 300 solicitudes que describen problemas y necesidades de tipo educativo, psicológico y social relacionados con la organización y metodologías de estudio, adaptaciones curriculares para alumnos con discapacidad, y aspectos más clínicos como alteraciones del estado de ánimo, de la conducta alimentaria, ansiedad, fobias, violencia de género, evaluaciones neuropsicológicas etc. Los diagnósticos de depresión y ansiedad son los más frecuentes en población universitaria.

¿Qué nuevos proyectos o qué retos se plantea el SAPES a corto y medio plazo?

A nivel asistencial, buscamos la especialización de la atención por tipo de problemática (ansiedad, estado de ánimo, conducta alimentaria, adicciones, relaciones de pareja, problemas neuropsicológicos etc.), para que los profesionales puedan realizar una intervención más ajustada a sus conocimientos y experiencia.

Hasta el momento esto no ha sido posible dada la gran demanda que ha tenido el servicio, pero la posibilidad de contar con contrataciones abrirá una puerta a esta iniciativa. Respecto al área formativa, tenemos trabajos de fin de grado vinculados al servicio y estamos sentando las bases para constituir la unidad como centro de prácticas. Existen, además, borradores de proyectos I+D sobre la mesa, pero todavía está por definir la convocatoria más adecuada.

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *