Escultura de San Juan de la Cruz de la Iglesia de las Carmelitas Descalzas de Sevilla. Obra de Pedro Roldán

San Juan de la Cruz

Entre las imágenes de calidad artística muy alta de la iglesia de las Carmelitas Descalzas de Sevilla, se encuentra una muy inspirada de San Juan de la Cruz. Está atribuida al escultor Pedro Roldán y es un ejemplo de la calidad artística de la Escuela Sevillana de Escultura del siglo XVII.

Pedro Roldán (1624-1699) nació en Sevilla, pero pasó desde muy joven a Granada, al taller de Alonso de Mena. En 1646 volvió a Sevilla, y con el tiempo fundó en esta ciudad uno de los talleres más importantes de escultura; en él trabajaron sus propias hijas: María, escultora; Francisca, encargada de las encarnaciones y madre de Pedro Duque Cornejo, y Luisa, conocida como La Roldana.

Desde 1666 enseñó en la Academia de Bellas Artes de Sevilla, comenzada por Murillo y Herrera el Joven. Su estilo, influenciado por los grandes artistas José de Arce y Alonso Cano, se relaciona también con la pintura de Valdés Leal y la obra de los retablistas Ribas y Bernardo Simón Pineda.

San Juan de la Cruz, una de las mejores esculturas de la escuela sevillana

A partir de 1680, se acentúa el patetismo inspirado de sus imágenes, que presentan una profunda inspiración interior, y que se refleja en el exterior de los rostros. En esta época puede situarse la imagen de San Juan de la Cruz, de la iglesia de las Carmelitas Descalzas, de Sevilla.

El rostro del Santo expresa uno de esos momentos de inefable iluminación interior, que después queda reflejada en sus poemas. Es difícil poder expresar con medios materiales las profundidades místicas de San Juan de la Cruz, pero en esta escultura puede apreciarse un atisbo de lo que el Santo sentiría por dentro. Es la capacidad increíble de los mejores escultores de la Escuela Sevillana del siglo XVII.

El cromatismo y la fuerza compositiva de toda la figura quedan expresados también en esta imagen, dentro de su sencillez. Esta es la capacidad creativa de los grandes escultores de esa época del barroco sevillano, que siempre se mantienen en un límite que nunca llega a la exageración.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« diciembre 2017 » loading...
L M X J V S D
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31