San Felipe Neri, profeta de la alegría

Por el 30 mayo 2016
Imagen de San Felipe Neri.
Pie de foto +

Así describió el papa san Juan Pablo II a San Felipe Neri: “Esta alegría era la manifestación de su vida entregada a Dios y a los demás, en un gesto continuo de encontrar a Cristo y comunicarlo en la vida de cada día”.

Esta actitud comunicativa, la suscriben todos sus biógrafos: caridad con respecto al prójimo, cuya forma es en Felipe Neri una bondad expansiva, una ternura, un calor del corazón que se traduce en una emoción muy visible… (Baudrillart).

Imagen de San Felipe Neri en Sevilla

Esta faceta de la alegría cristiana es difícil de expresar en la iconografía, pero a veces aparece en la luminosidad con que se describe su figura. Esto acontece en la imagen de san Felipe Neri, que preside un retablo lateral de la Iglesia de San Alberto de los Filipenses en Sevilla.

san felipe neri iglesia sevillaAparece el Santo, vestido de ornamentos sacerdotales, con las manos abiertas y la mirada hacia el cielo, como si quisiera comunicar a todos la gracia recibida de lo alto. Esta comunicación es la manifestación de tanto don recibido, que producía la alegría cristiana en todo el que se acercaba a este santo.

En otra capilla lateral de la misma iglesia hay un retrato de San Felipe Neri, probablemente del siglo XVII, que lo describe más bien en uno de sus momentos de recogimiento espiritual, en que acumula la gracia interior para darla a los demás.

Tiene una inscripción en la parte inferior que dice:

Retrato del S. San Felipe Neri, Fundador de la Congregación del Oratorio, Abogado en la perfeberancia de la virtud, nació en Florencia, vivió y murió ê Roma, áciendo muchos Milag.

Esta peculiaridad de ser Abogado en la perfeberancia de la virtud es, sin duda, debida al atractivo de su espiritualidad, basada en la ternura alegre de la bondad.

Canonización de San Felipe Neri

san felipe neri iglesia san alberto

Canonización de San Felipe Neri

En otra capilla de la misma iglesia de los Filipenses, de Sevilla, hay un cuadro de la canonización de San Felipe Neri.

En esta imagen aparece junto con santa Teresa de Jesús, san Isidro Labrador, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, el 12 de marzo de 1622. Este grupo es frecuente en la iconografía del siglo XVII en la pintura española.

La iconografía de san Felipe Neri es, como su figura, de un gran atractivo, basado en su espiritualidad: encontrar a Dios en la alegría limpia del corazón.

 

Fernando García S.J.

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>