Imagen de San Cristóbal con el Niño de Martínez Montañés.

San Cristóbal con el Niño

Entre las muchas obras de Juan Martínez Montañés (1568-1649) que se conservan en Sevilla, la de San Cristóbal con el Niño, de la Iglesia Colegial del Divino Salvador, destaca por su monumentalidad.

En las catedrales y en otras muchas iglesias aparece la figura de San Cristóbal pintada en la pared, siempre en un tamaño colosal, para que pudiera ser vista mejor por todos los que entrasen en el templo: era venerado como el protector en los caminos y como defensor de las enfermedades.

En la Iglesia Colegial del Salvador de Sevilla esta imagen colosal, de San Cristóbal con el Niño (2.20 metros) no fue pintada en el muro, sino esculpida en madera policromada.

Primera obra documentada de Montañés

Su devoción debió ser muy grande en el siglo XVI: es la primera obra documentada de Montañés en 1589, y ya procesionaba en 1598. En esta imagen de San Cristóbal con el Niño, ha sabido unir el artista los dos rostros del Santo y del Niño en un contraste lleno de unción: la fortaleza de San Cristóbal con un gesto de admirable veneración, y la dulzura tierna del Niño posado en su hombro. Así quedaba expresada la protección sobrenatural para el Santo caminante.

Corpulenta figura en madera policromada, que mide 2.20 metros, cuya monumentalidad es de origen miguelangelesco, con versiones diversas en el arte de la época. Magistral la composición, distribuida en un trapecio superior y un triángulo inferior, cuidando total y pormenores. Es uno de los Catorce Santos Auxiliadores:

Maravilloso conjunto de la figura del Santo portador del Niño Jesús, en la que con estética de la expresión el maestro valora cabezas, ropajes y cuantos elementos integran la composición, de acusada monumentalidad, como lo describe el profesor Hernández Díaz.

La capacidad contrastada de expresiones interiores se pone de manifiesto en esta gran obra de Montañés: la fuerza que mantiene la veneración y el asombro en el Santo, con la dulzura inefable y cercana del Niño protector.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos