Salida de puerto de la Universidad Loyola Andalucía

El sextante es un instrumento de medida de ángulos. Un instrumento que ha sido, durante siglos, la única forma de saber dónde se encontraba un barco en alta mar, por referencia a la altura del Sol. El sextante es, por tanto, un instrumento para saber la posición que permite calcular, en los viajes marinos, qué distancia se había recorrido y cuánto quedaba para el destino.

Y eso mismo es lo que pretende este blog. Quiere ser un sextante en el mundo de la economía, la política y la sociedad más cercana. Un lugar en el que se encuentre una referencia de dónde estamos, cuánto camino hemos recorrido, cuánto tenemos por delante. Este blog que se hace a la mar lo hace a bordo de un barco muy concreto y en una fecha muy determinada. El barco, la Universidad Loyola Andalucía; la fecha, principios de septiembre de 2013.

Tras tres años de preparativos, la Universidad Loyola Andalucía se hace a la mar en este curso que se inicia. Loyola ha dejado de ser un proyecto para ser hoy una realidad. Una realidad tangible en sus edificios tanto en Córdoba, como en Sevilla; en su personal y en su claustro, una tripulación total de más de 200 personas; en sus nuevos alumnos, más de 500, que iniciarán las clases en la primera semana de septiembre. Loyola es, hoy, un barco que zarpa.

Y como toda universidad zarpa lo hace para cumplir con tres misiones esenciales: investigar, enseñar, servir.

Investigar para ampliar los límites del conocimiento, para ir más allá. De la misma forma que los viajes marítimos expandieron la tierra conocida, abrieron nuevos cauces para el encuentro de culturas y conformaron el mundo actual, la investigación en Loyola pretende expandir el conocimiento, abrir nuevos cauces para la solución de problemas de la sociedad y conformar un futuro más justo, más humano.

Enseñar. Es la segunda misión de la Universidad. Educar a las nuevas generaciones en el conocimiento más actual, en los últimos avances, dotar a los estudiantes de habilidades que les abran las puertas del emprendimiento y de mercado laboral y, con ellas, de la participación plena en la vida social. Educar para formar personas que tengan el compromiso de hacer una Humanidad más solidaria y más hermana.

Y servir. La tercera misión de la universidad es servir. Servir a la sociedad difundiendo pensamiento, generando opinión, siendo foro de diálogo y de debate, siendo lugar de encuentro. Servir como actor social, de ahí este blogs, todos los blogs de la universidad Loyola.

Porque siendo fieles a su nombre, Loyola, la universidad tiene, como fin último, en todo amar y servir a los demás.

Autor

Gabriel Pérez Alcalá

Profesor de Economía y Política Económica del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía. Profesor visitante de las Universidades de Passau (Alemania) y Linz (Austria). Colaborador del Diario Córdoba, Cadena Ser y Canal Sur. Consultor en programas de desarrollo y cooperación. Investigador en distribución de la renta, mercado de trabajo y evaluación de políticas públicas. Consejero de distintas empresas. Actualmente es el Rector de la Universidad Loyola Andalucía. Siempre amó el mar y la poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« noviembre 2017 » loading...
L M X J V S D
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
Sab 25
Mar 28
Mie 29
Mie 29