RedInnprende: tres conclusiones de una gran experiencia

Ya he hablado en este mismo foro del programa REDINNprende que la Fundación Cruzcampo puso en marcha en marzo de este mismo año. De más de 700 candidatos se seleccionaron a 50 emprendedores para que pusieran en marcha 9 ideas de negocio con el apoyo de la propia Fundación, el SECOT (Voluntariado Senior de Asesoramiento Empresarial), la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y Loyola Leadership School como partner académico. Y como os comentaba, yo he tenido la suerte de participar como tutor de dos equipos además de cómo ponente en una sesión en la que les hable de innovación y tecnología.

Después de 6 meses se cerró el programa el pasado 29 de septiembre con la entrega de premios, aunque solo es un punto y seguido, pues la mayoría de los equipos siguen trabajando en sus proyectos. Y resultaron ganadores los siguientes proyectos:

  • Inndabox, proyecto dedicado a la organización y gestión de experiencias gastronómicas gourmet a las que unen las artes escénicas, artes plásticas y música, en una ubicación singular.
  • Easy Stay, aplicación que permite al cliente la gestión directa de servicios durante su estancia en un hotel, sin tener que pasar por recepción.
  • DTM Innovation, proyecto consistente en el aprovechamiento del residuo de fabricación de bebidas alcohólicas para transformarlo en fertilizante.

Pero el objetivo de este post no es informaros del resultado del programa, sino comentar tres conclusiones importantes que, por otra parte, no son nada novedosas, pues hay mucha gente que dice lo mismo, aunque siempre es bueno confirmar tus opiniones con casos reales. Y es que además de ser tutor de dos proyectos, también conocía con bastante nivel de detalle los 7 restantes, pues existía mucha coordinación entre todos los tutores además de que los participantes siempre agradecían que también les dieses tu punto de vista aunque no fueses su tutor.

Las 3 conclusiones son:

  1. Equipo, equipo, equipo. Es fundamental para que un proyecto salga adelante que el equipo esté muy cohesionado, que exista un reparto claro de tareas y responsabilidades, que todos vayan remando en la misma dirección y que los conflictos se resuelvan de manera rápida y definitiva. Durante el desarrollo del programa he visto buenas ideas que no han acabado de funcionar por problemas dentro del equipo. Incluso algunos proyectos que llevaban muy buen ritmo se han frenado por algún problema en el seno del equipo.
  2. Ejecución, ejecución, ejecución. Ideas que a priori parecían interesantes luego se han diluido porque la ejecución ha fallado, no se han validado hipótesis con trabajo de campo y se ha perdido mucho tiempo en discusiones que no ha llevado a ningún sitio. Evidentemente para poder ejecutar con eficacia es necesario el punto número 1.
  3. Presentación, presentación, presentación. Un proyecto con carencias puede mejorar notablemente con una buena presentación, mientras que un magnifico proyecto mal presentado pierde muchísimos enteros. Hay que tener en cuenta que el jurado en el caso de este programa o un inversor, si se busca financiación, no conoce ni tiene tiempo de conocer el proyecto en su totalidad, por lo que su referencia es la presentación que del mismo se haga. A mí me ha pasado también, he sido jurado en otros eventos y ha votado a proyectos que luego he visto que les faltaba bastante, pero que en la presentación despuntaron.
RedINNprende, éxito rotundo

Como comentaba, son conclusiones nada nuevas, pero que he podido constatar y que me sirve para insistir en una cuestión que ya he tratado, pues las tres conclusiones se pueden resumir en una: ¡La idea no es lo importante!

Todo lo comentado no es óbice para calificar el programa REDINNprende como un éxito rotundo. Se trata de un modelo completamente innovador, que ha permitido a 50 participantes ganar muchísima experiencia, que son varios los proyectos (lamentablemente no creo que todos) que se van a constituir en empresa y van a seguir adelante y yo personalmente he aprendido un montón. Chapó a la Fundación Cruzcampo.

Autor

Jesus Duarte

Pantalla de fosforo verde, discos de 5 1/4 y Turbo Pascal, así fueron los comienzos de Jesús Duarte en el mundo tecnológico. Desde entonces hasta ahora ha sido testigo del gran cambio que las TIC han traído a la sociedad. Docente en la materia y con experiencia en gestión, vuelca ahora su experiencia en el mundo de la innovación con la mente totalmente abierta. Escribe de tecnología en http://www.bitsandhits.info y en Twitter es @bitsandhits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *