Noticias

Sevilla

Córdoba

Realizan un estudio bibliográfico sobre la eficacia de los hábitos de vida saludables para prevenir la depresión

Un grupo de investigadoras del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola han realizado una revisión sistemática y un análisis estadísitco  de todas las publicaciones científicas relacionadas con la promoción de varios hábitos de vida saludables en la población para reducir la sintomatología de la depresión. Los resultados del estudio han demostrado que la promoción de varios estilos de vida saludables pueden reducir los síntomas de la depresión. Sin embargo, los estudios analizados son muy heterogéneos y carecen de un seguimiento a largo plazo.  

Según estudios anteriores, la dieta saludable, la actividad física o los programas de ejercicio o para dejar de fumar pueden reducir los síntomas de la depresión. En los estudios previamente publicados, los especialistas suelen analizar un solo riesgo para reducir los síntomas depresivos cuando lo habitual es que los adultos suelen adoptar dos o más comportamientos de riesgo mencionados.

Además, el artículo titulado “Effectiveness of universal multiple-risk lifestyle interventions in reducing depressive symptoms: Systematic review and meta-analysis” publicado en la revista Preventive Medicine afirma que los trabajos en este ámbito deben tener seguimientos más largos para comprobar mejor la eficacia de las intervenciones. Pone de manifiesto igualmente que es necesario incentivar estudios con una mayor calidad y teniendo en cuenta varios estilos de vida dentro de una misma intervención  para llegar a conclusiones más robustas y tener en cuenta más líneas de acción a la hora de tratar trastornos depresivos.

Para abordar el trabajo, las científicas de la Universidad Loyola han realizado una revisión sistemática y un meta-análisis de la bibliografía existente y un análisis tanto cualitativo como cuantitativo de unos 9000 estudios relacionados con la intervención en hábitos de vida saludable. De ellos se seleccionaron 300 en base una serie de  criterios de inclusión y exclusión relacionados con los habitos que influyen en la depresión. Finalmente sólo se seleccionaron 23 artículos científicos médicos para revisión sistemática y 20 para análisis cuantitativo (meta-análisis) utilizando la metodología llamada PRISMA. Todos los artículos incluidos en este estudio fueron revisados por duplicado para poder extraer las características cualitativas y cuantitativas y analizar el riesgo de sesgo de los estudios.

Según los estudios más recientes sobre el estado de salud de la población, los trastornos depresivos ocupan el tercer lugar para las mujeres y el quinto para los hombres. Los tratamientos farmacológicos y psicológicos para la depresión sólo reducen la carga de la enfermedad en menos del 30%. Según evidencias científicas, la depresión tiene un componente significativo basado en el estilo de vida, por lo tanto, es necesario considerar el estilo de vida como una estrategia para promover, prevenir y manejar la depresión. Todos los estudios analizados en este trabajo científico sugieren que las intervenciones dietéticas, la actividad física o los programas de ejercicio y/o para dejar de fumar pueden reducir los síntomas de la depresión. Sin embargo, son más numerosos los trabajos científicos médicos que tratan de abordar  un solo riesgo de estilo de vida para reducir los síntomas depresivos que los que se refieren a la  promoción de varios estilos de vida dentro de una misma intervención.

Según explica la investigadora principal del estudio, Irene Gómez, doctoranda de la Escuela de Doctorado de la Universidad Loyola: “Es necesario seguir trabajando para poder obtener  evidencias de calidad, sobre el efecto de la promoción de varios estilos de vida dentro de una misma intervención en  la depresión. Es necesario seguir ahondando en esta linea, por ser un campo prometedor, para que en el futuro la promoción de los estilos de vida puedan ser una estrategia prioritaria para prevenir la depresión”.

Este trabajo científico se enmarca dentro del proyecto denominado EIRA, “Ensayo híbrido de evaluación de una intervención compleja multiriesgo para promover conductas saludables en personas de 45-75 años atendidas en Atención Primaria”, un proyecto colaborativo financiado por el Instituto de Salud Carlos III basado en la intervención multicomponente en estilos de vida . En el futuro, las investigadoras avanzanrán en estos estudios realizando ensayos más controlados y aleatorizados de gran calidad para comporbar mejor la efectividad de las intervenciones que se realizan hasta el momento.

Referencia:

Irene Gómez-Gómeza, Juan Á.Bellón, Davinia María Resurrección, Patricia Moreno-Peral, Alina Rigaberta, José Ángel Maderuelo-Fernández, Emma Motrico.“Effectiveness of universal multiple-risk lifestyle interventions in reducing depressive symptoms: Systematic review and meta-analysis”. Preventive Medicine. Volume 134, May 2020, 106067

DOI: https://doi.org/10.1016/j.ypmed.2020.106067

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *