Noticias

Sevilla

Córdoba

Rafael Aguilera, director del Diploma de Especialización en Compliance: «El Compliance se ha convertido en campo absolutamente prioritario».

Rafael Aguilera Gordillo es director del Diploma de Especialización en Compliance de la Universidad Loyola y profesor de la asignatura de Compliance Penal y Seguridad Internacional en los grados de Criminología, Derecho y Criminología, y Psicología y Criminología. Es doctor en la materia, ha sido academic visitor del prestigioso Centre for Socio-Legal Studies (CSLS) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oxford y es miembro académico del Anti-Corruption Academic Initiative de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Actualmente, codirige el Compliance Advisory Lab de la firma Grant Thornton España.

Es experto en responsabilidad penal de las personas jurídicas y Compliance, ámbito donde compagina la actividad de investigación con labores de formación especializada, asesoramiento jurídico y consultoría (Hyundai, Grupo Prisa, etc.). En este sentido, ha sido premiado por la Asociación Española de Compliance en reconocimiento por su labor en el favorecimiento de la profesionalización y consolidación de la función de Compliance.

Rafael Aguilera ha intervenido como experto en Compliance en foros tan prestigiosos como la Cumbre de Alto Nivel sobre Educación y Estado de Derecho de Naciones Unidas y ha sido delegado del CSLS de la Universidad de Oxford en el Congreso de la Internacional Network for Delivery Regulation (INDR) sobre modelos regulatorios y compliance.  Es autor diversos artículos publicados en revistas especializadas y libros como el Manual de Compliance Penal en España (Aranzadi). Entre otros títulos, posee el Máster en Derecho Penal (US e Instituto Interuniversitario de Criminología) el Máster de Derecho Público (UCO), la Certificación de Compliance Cescom y la acreditación de Internationally Certified Compliance Professional de la Federación Internacional de Asociaciones de Compliance (IFCA)

Pregunta: ¿Qué es el Compliance y por qué goza de tanta atención mediática?

Respuesta: Como síntesis, podríamos afirmar que el Compliance se conforma por un conjunto de procedimientos y mecanismos de control tendentes a garantizar el firme cumplimiento normativo en el seno de la organización, identificando riesgos corporativos, regulando aspectos como la gestión diaria empresarial y las conductas de los individuos que componen la organización, pero cuyo objetivo directo e inmediato es prevenir, detectar y reaccionar adecuadamente ante la comisión de delitos o el acaecimiento de riesgos e incumplimientos de posible trascendencia penal. Sin embargo, el Compliance va más mucho más allá,  se encuadra en una nueva visión de gobernanza de las organizaciones y se ocupa de aspectos como la ética empresarial, la sostenibilidad, la responsabilidad social corporativa, etc.

El hecho de que el Compliance venga situándose durante estos últimos años en las primeras posiciones de los rankings de los temas más importantes del sector jurídico y criminológico obedece a la gran importancia que tiene para las empresas, asociaciones, fundaciones, etc. ya que resulta determinante para impedir ilícitos en el seno de la organización. El impacto económico y daño reputacional que puede padecer una empresa, por el hecho de verse incursa en un procedimiento penal a causa de un delito protagonizado por algún directivo o trabajador, es enorme.

Esto se evidencia en casos como el denominado “dieselgate” de Volkswagen, la presunta estafa de iDental, las diversas investigaciones judiciales por amaños en competiciones deportivas o por fraudes alimentarios, los supuestos de delitos medioambientales, la imputación del BBVA, la condena del F.C. Barcelona y un largo etc. Sin embargo, son sólo los ejemplos más mediáticos, pues cada vez son más habituales las condenas a personas jurídicas por delitos cometidos por sus directivos o empleados para los que se contempla la responsabilidad penal de la persona jurídica.

«El Compliance se sitúa durante estos últimos años en las primeras posiciones de los rankings de los temas más importantes del sector jurídico y criminológico»

(P): ¿Cuáles son las principales funciones del compliance officer?

(R): Aunque pueden existir matices o diferencias dependiendo de las características de la empresa y de lo que concrete el modelo de prevención de delitos implantado, puede afirmarse -de manera sucinta- que el conjunto de labores que desarrolla el compliance officer se incardinan en el marco de la supervisión del cumplimiento del propio modelo de prevención de delitos, la recepción de denuncias (anónimas o confidenciales) y las investigaciones internas corporativas sobre directivos o empleados de la empresa.

Además, puede suceder que el experto en compliance pase a ocuparse, en exclusiva, de aspectos como: -estudio previo, elaboración e implementación del programa de prevención de delitos o compliance program; -análisis de riesgos penales corporativos; -el impulso de las investigaciones internas corporativas, etc.

Por otra parte, se exige que el compliance officer desempeñe estas funciones con autonomía y goce de una auténtica capacidad de supervisión en la empresa, lo que lo sitúa como un asimilado a alto directivo con poderes de control.

(P): ¿Actualmente el mercado laboral reclama este tipo de profesional?

(R): Sin duda; el Compliance se ha convertido en campo absolutamente prioritario para las empresas, operadores jurídicos, poderes públicos, criminólogos y expertos en gobernanza o en prevención de delincuencia corporativa. En este sentido, las últimas reformas del Código Penal, como la operada por LO 1/2019 y la Estrategia Nacional contra el Crimen Organizado y la Delincuencia Grave para el período 2019-2023, consolidan de manera clara la tendencia consistente en otorgar aún más trascendencia a la responsabilidad penal de la persona jurídica y al Compliance como herramienta para prevenirla y afrontarla desde el interior de las empresas.

Todo ello ha originado una importantísima necesidad de contratar a profesionales especializados en este campo. Animo a introducir en los criterios de búsqueda de demandas de empleo en portales o redes como LinkedIn la palabra “Compliance” y se podrá observar que existe una demanda -real- de profesionales especializados en esta materia.

A este respecto, es motivo de satisfacción afirmar que tenemos alumni de Loyola que, tras haberse formado con nosotros, ocupan el puesto de compliance officer o se dedican a prestar asesoramiento experto en materia de programas de prevención de delitos corporativos. Por tanto, trabajar en el campo del Compliance no se trata de una expectativa, es una realidad.

«El Compliance se ha convertido en campo absolutamente prioritario para las empresas, operadores jurídicos, poderes públicos, criminólogos y expertos en gobernanza o en prevención de delincuencia corporativa».

 Pregunta: ¿Qué formación debe tener el profesional que se dedique a este sector?

Respuesta: Aquellos que deseen dedicarse profesionalmente a algunas de las diversas salidas laborales que ofrece el Compliance deberían tener una formación de posgrado sólida y adecuada para el logro de la prevención del delito en la organización, para poder afrontar el incremento del desarrollo normativo y para solventar las diversas cuestiones asociadas al Compliance que se le pueden presentar. A este respecto, el Diploma de Especialización en Compliance de la Universidad Loyola está diseñado para forjar profesionales capaces de desempeñar de manera óptima todas funciones que debe desarrollar un compliance officer o un experto en Compliance.

A diferencia de otras formaciones excesivamente teóricas o memorísticas, esta formación de posgrado se realiza desde un enfoque eminentemente práctico, orientado al día a día del profesional de Compliance y a la incorporación laboral. En este sentido, colaboramos con varias de las principales multinacionales, firmas y empresas especializadas en Compliance y servicios forensic del país. Durante la formación se celebrarán simulaciones, seminarios, etc.; es decir, se conocerá en profundidad las labores asociadas a la función de compliance y las distintas tareas asociadas a este ámbito.

Esta formación de excelencia engloba en su programa todos aquellas áreas y aspectos implicados en el Compliance. En cuanto a las materias objeto de estudio pueden citarse las siguientes: prevención del blanqueo y financiación del terrorismo, protección de datos y privacidad, diligencia debida y conflictos de interés, public compliance, los diversos y más actuales estándares sobre sistemas de gestión compliance, el tax compliance, etc.

Por otra parte, dado que se trata de un ámbito caracterizado por la multidisciplinariedad, se abordan aspectos como: el papel de la Criminología Corporativa, la Psicología de Grupos, la Economía Conductual o «behavioral compliance» para la predicción, prevención y reacción frente a posibles incumplimientos en la empresa por parte de directivos y empleados.

«El Diploma de Especialización en Compliance de la Universidad Loyola está diseñado para forjar profesionales capaces de desempeñar de manera óptima todas funciones que debe desarrollar un compliance officer o un experto en Compliance».

(P): ¿Qué salidas profesionales tiene una persona especializada en Compliance?

(R): El experto en Compliance se encuentra plenamente capacitado para desarrollar con rigor y solvencia la profesión específica de director de cumplimiento o compliance officer de empresa, asociación o fundación (una de las profesiones más demandadas en este contexto).

Por supuesto, puede destacarse como profesional especializado en diseño, implementación o revisión de programas cumplimiento normativo; distinguirse como abogado experto en Compliance y responsabilidad penal de la persona jurídica; ocupar puestos de analista de los factores criminógenos de la organización y riesgos penales en las empresas, etc. Igualmente, puede desempeñar el cargo de asesor o consultor sobreservicios forensic o especialista en materia de investigaciones internas corporativas (iniciadas a consecuencia de un aviso recibido por el «canal de denuncias» o por cualquier otra vía).

Asimismo, el experto en Compliance puede dedicarse a la implementación de «códigos de conducta» o de «canales de denuncias» en el seno de las empresas, desempeñar la labor de perito experto en Compliance o trabajar en el contexto de los servicios de auditoría de sistemas de gestión de compliance.

(P): ¿Están las empresas españolas concienciadas de la responsabilidad penal en que pueden incurrir?

(R): Afortunadamente se trata de un asunto sobre el que las empresas se están concienciando. La inmensa mayoría de grandes empresas y multinacionales tienen ya implantados modelos de prevención de delitos e incorporan en su organigrama a compliance officers o departamentos de cumplimiento. Las pequeñas y medianas empresas lo están implementando (muchas de ellas, lo hacen a la vista de las graves consecuencias penales que han padecido empresas del mismo sector al resultar condenadas).

Los clubes de futbol, las empresas dedicadas al ámbito del automóvil, al sector sanitario, al textil o a la logística, son ejemplos de áreas donde las organizaciones que han tenido que adoptar modelos de prevención de delitos. Las fundaciones y asociaciones también esta contratando expertos en cumplimiento e implementando canales de denuncias internos para que estos reciban alertas o avisos, ya que, como apuntaba, además de la pena que puede imponerse, el perjuicio o daño reputacional puede tener consecuencias dramáticas para la organización. Otros sectores para los que el Compliance tiene una importancia excepcional es el ámbito de la restauración, alimentario, industria del espectáculo, etc.

«Los clubes de futbol, las empresas dedicadas al ámbito del automóvil, al sector sanitario, al textil o a la logística, son ejemplos de áreas donde las organizaciones que han tenido que adoptar modelos de prevención de delitos».

(P): ¿La tecnología es una herramienta importante para el profesional del compliance?

(R): Sí, en aspectos como la formación, el uso del «canal de denuncias» o la monitorización del cumplimiento del programa de prevención la tecnología resulta fundamental. Por suerte, al constituir el Compliance un asunto tan importante para las empresas, existen numerosas herramientas tecnológicas y softwares destinados a facilitar o mejorar el Compliance.

Por  esa razón, en el Diploma de Especialización en Compliance se dedica una especial atención al uso de los instrumentos y herramientas digitales para el ejercicio óptimo de la función de cumplimiento (p. e.: abordando su utilidad en el risk mapping o el recurso al big data, IA y blockchain para asegurar evidencia digitales, en el despliegue de controles de mitigación de riesgos, etc.).

En esencia, se trata de que el experto en Compliance se mantenga al corriente de las herramientas de vanguardia existentes para la práctica profesional.

A modo de corolario puedo afirmar que “actualmente, el Compliance ofrece una excelente salida laboral -real- para juristas y criminólogos, pues existe una importante necesidad de expertos en la materia y la labor que se realiza es sumamente dinámica e interesante.

 

Autor

Nuria López

Periodista del Servicio de Comunicación, RR.II. y Marketing de la Universidad Loyola. nlopez@uloyola.es Twitter: @Nurialsanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *