¿Quién necesita la filosofía?

La filosofía, como las artes y las humanidades, ‘sólo’ sirve para algo que reconocemos como valioso pero que se ha transformado en desdeñada utopía: dar forma a un mundo decente. Un mundo con personas capaces de reconocer a cada ser humano, y no humano, como un fin en sí mismo. Sirve para cultivar la responsabilidad, el respeto y la empatía, valores fundamentales para que la compasión, que no es sino la capacidad para descubrir no sólo el sufrimiento de otros sino también su belleza, mueva el mundo.

Hay quien dice que la filosofía no sirve para nada porque nada de esto nos habilita para ganar dinero. No estoy de acuerdo. Expondré mis razones.

La utilidad de la filosofía

La filosofía es el valor añadido que el sistema educativo debe poner a disposición de sus estudiantes. En primer lugar, porque es imprescindible para manejarnos en el mundo real adquirir, o al menos conocer, la habilidad socrática de examinarnos a nosotros mismos,¿cómo si no podremos llegar a conocer a los demás?

En segundo lugar, porque para innovar y enfrentar los problemas contemporáneos necesitamos ejercitar un pensamiento crítico e integrador que trascienda la linealidad de los modelos y atienda su complejidad.

En tercer lugar, porque si queremos, y debemos, trabajar para el mundo es fundamental cultivar tanto imaginación como inteligencia emocional, con suficiente habilidad para llegar siquiera a colegir cómo se aprecian las múltiples realidades  a través de los ojos de gente que es diferente a nosotros mismos y a nuestro grupo.

La filosofía nos habilita para comprender y manejar con soltura y cierta fiabilidad todos estos conceptos y aplicarlos en nuestra vida cotidiana profesional y personal. Es una técnica que hay que aprender, educar y construir, una aventura, en fin, que no acaba nunca.

Incluso creo que sirve para llegar a comprender el sentido del ser de un aparato de aire acondicionado, lo que nos permitiría ponerlo a funcionar sin hacer de ello un problema de Estado. Pero esta es otra historia.

Autor

Rosa Colmenarejo

Aprendo cada día, de mis estudiantes, de mis hij@s, de mis amig@s y compañer@s… Enseño en el área de Humanidades y Filosofía: Ética social y profesional, Epistemología, Philosophy & Persons…. Investigo en las implicaciones éticas de la Internet of Things en la promoción de Capacidades (Capability approach): Big Data, Machine learning… Leo novelas, cuentos, guiones, poesía… Curioseo y exploro ciudades, el time-line de Twitter, la sierra de Guadarrama… Juego al tenis ¿el orden de los factores altera el producto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3