Noticias

Sevilla

Córdoba

¿Qué puede pasar con mi contrato de trabajo en estos meses del coronavirus?

El estado de alarma debido al coronavirus nos ha puesto en una situación inédita que tiene una repercusión inmediata en el trabajo. De un día para otro las empresas han tenido que cerrar sus centros de trabajo, en muchos casos sin opción de teletrabajo, y se han quedado sin ingresos. Es una situación que sabemos que en principio es temporal. Sabemos que en unas semanas se podrá volver a prestar los servicios, pero ¿qué hacemos  mientras? ¿Cómo pagar salarios si no hay ingresos? Y si no se cobran salarios, ¿cómo van a vivir los trabajadores?

El Gobierno ha respondido a esta cuestión ofreciendo varias soluciones, que intentan adaptar la regulación laboral a las nuevas circunstancias, pero cada empresa es un mundo y las opciones que se manejan en cada una de ellas pueden ser diversas. En este post vamos a hablar de las distintas posibilidades existentes, comentando sus principales características.

ERE

La primera posibilidad, la que más impacto causa en el trabajador, es la del despido (individual o en el marco de un ERE). En este caso el contrato se extingue, no va a haber vuelta al trabajo; el trabajador cobra una indemnización por la extinción y accede a la prestación por desempleo. No es la figura adecuada en la situación del estado de alarma, puesto que las empresas no han cerrado definitivamente. Se trata de una situación temporal, y la previsión es que cuando termine el confinamiento las empresas retomen su actividad con normalidad. Por tanto, en principio no deberían producirse despidos por este motivo.

ERTE

La segunda situación es la de suspender temporalmente los contratos (de manera individual o en el marco de un ERTE). La suspensión consiste en que durante un tiempo el trabajador no trabaja y el empresario no paga el salario, pero el contrato sigue existiendo. Transcurrido el plazo previsto, el contrato vuelve a desplegar sus efectos. Mientras tanto, el trabajador percibe la prestación por desempleo; en atención a la situación de estado de alarma el Gobierno ha regulado que no hará falta periodo de carencia para acceder a la prestación.

Vacaciones y cuarentenas por enfermedad o contacto con enfermos

Algunas empresas están optando por pedir a sus trabajadores que consuman días de vacaciones durante este periodo. No parece la solución más oportuna, y desde luego no se puede obligar al trabajador a que la acepte. Según el Estatuto de los Trabajadores, la fecha de disfrute de las vacaciones se tiene que fijar de común acuerdo entre la empresa y el trabajador y debe conocerse al menos dos meses antes de su inicio, por lo que no se puede imponer su disfrute en este concreto momento.

Por otra parte, también puede ocurrir que el trabajador haya caído enfermo por coronavirus, o que haya estado en contacto con una persona infectada y por este motivo deba guardar cuarentena. En ambos casos su contrato queda en suspensión, y la prestación que recibe el trabajador tiene el mismo tratamiento que si fuese un accidente de trabajo: la seguridad social paga el 75% de la base reguladora de la prestación sin que sea necesario periodo mínimo de cotización. Además, si por convenio colectivo hay alguna mejora asistencial, la empresa deberá completar hasta el límite que se establezca en el convenio.

Teletrabajo

Por último, no podemos olvidar que muchas personas están continuando con su trabajo, en la modalidad de teletrabajo. En este caso su salario no va a resultar afectado, y habrán de guardar unas normas determinadas para garantizar su seguridad y salud en las nuevas condiciones de prestación del trabajo (iluminación, higiene postural, descanso de la vista cada cierto tiempo…). E incluso otras empresas han optado por mantener los salarios de sus trabajadores a pesar de que no estén prestando sus servicios durante estas semanas. En este caso no hay peculiaridades que comentar, tan solo valorar el esfuerzo que realizan en aras del mantenimiento de condiciones de sus trabajadores y, por ende, facilitando que la recuperación económica posterior de la sociedad en su conjunto sea lo más rápida posible una vez que termine el aislamiento.

Mucho ánimo a todos, y cada uno a poner su granito de arena para que cuanto antes podamos volver a la normalidad.

Autor

Teresa Velasco

Profesora titular de Derecho Laboral, investigadora y conferenciante, con amplia experiencia en los tres ámbitos. Ha participado en consultoría de Recursos Humanos, especialmente en materia de Planes de Igualdad. Acreditada como profesora titular por la ANECA, con un sexenio vivo de investigación. Colaboradora habitual de COPE Córdoba y Cadena SER, y articulista en la Revista Digital El Azogue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

¿Qué puede pasar con mi contrato de trabajo en estos meses del coronavirus?

Profesora titular de Derecho Laboral, investigadora y conferenciante, con amplia experiencia en los tres ámbitos. Ha participado en consultoría de Recursos Humanos, especialmente en materia de Planes de Igualdad. Acreditada como profesora titular por la ANECA, con un sexenio vivo de investigación. Colaboradora habitual de COPE Córdoba y Cadena SER, y articulista en la Revista Digital El Azogue. Leer más →