El Reto Ignaciano ayudará este año a la Asociación Sevillana de Padres con Hijos con Espina Bífida e Hidrocefalia.

¿Qué es el Reto Ignaciano?

El Reto Ignaciano es el proyecto compartido de un grupo de amigos y compañeros que, durante varios años, realizarán las 27 etapas del Camino Ignaciano -el que San Ignacio recorrió desde Loyola a Manresa hace casi 500 años- de una manera inusual: sin recursos, sin alojamiento y sin posibilidad de gastar dinero.

De esta manera, confiadamente, este grupo pretende ayudar cada año a una ONG, asociación o causa solidaria diferente dándole visibilidad y abriendo la posibilidad de que pueda recibir donaciones, siempre tan necesarias para sus objetivos sociales.

En la página de Facebook, que el grupo tiene activa, se pueden consultar el histórico de esta iniciativa y cómo han sido las actividades e iniciativas que se han desarrollado en los dos primeros años de experiencia (2016 y 2017) y sobre todo, cual ha sido la andadura del grupo desde ese momento. Además, si tienes interés, podrás consultar de qué manera puedes colaborar en este proyecto con lo que esté en tu mano.

El Reto Ignaciano en 2018

Para el Reto Ignaciano en 2018, el grupo realizará una ruta desde Alfaro (La Rioja) hasta Fuentes del Ebro (Aragón), de algo más de un centenar de kilómetros. En esta ocasión, es la Asociación Sevillana de Padres con Hijos con Espina Bífida e Hidrocefalia (APHEBH), la entidad elegida para cumplir con el #RetoIgnaciano18.

Recordemos espina bífida es una anomalía congénita muy poco conocida que prácticamente no tiene cura y que afecta a 19.000 personas en toda España. Es grave porque afecta a tres de los principales sistemas del organismo: el sistema nervioso, el aparato locomotor y el sistema genitourinario. Por esto, casi la totalidad de los nacidos con espina bífida no tiene movilidad en las piernas y presentan falta de drenaje del líquido raquídeo, lo que produce hidrocefalia.

La Asociación Sevillana de Padres con Hijos con Espina Bífida e Hidrocefalia nace para dar apoyo a los niños con espina bífida y a sus familiares. A los nacidos con esta patología congénita busca facilitarle apoyo médico, social y psicológico. A los familiares de los niños con espina bífida los apoya con información, talleres, acompañamiento, campamentos de verano y actividades sociales.

Una enorme labor a la que los miembros del Reto Ignaciano quieren sumarse este año para intentar impulsar una serie de proyectos en los que necesitan apoyo.

Objetivo del Reto Ignaciano: financiar 3 proyectos

El objetivo marcado por el Reto Ignaciano es conseguir suficiente dinero para poder financiar 3 proyectos de la Asociación Sevillana de Padres con Hijos con Espina Bífida e Hidrocefalia. Estos proyectos son los siguientes: 

  • Natación con la asistencia de dos monitores: para ello se necesita conseguir la financiación suficiente para que la asociación pueda para disponer de una calle en una piscina durante un año. El deporte es una de las mayores necesidades de este colectivo y lo tienen muy limitado. El coste de este proyecto es de 2.800 euros.
  • Disponibilidad de un psicólogo que pueda dar apoyo a niños y familiares en sesiones grupales durante un año. Para conseguir este objetivo se necesita una financiación de 3.000 euros.
  • Ayuda económica para las familias menos favorecidas. Para ello, el Reto Ignaciano  destinará todo el dinero que se recaude extra de los anteriores objetivos.

El dinero donado pasará directamente de esta plataforma a la Asociación Sevillana de Padres con Hijos con Espina Bífida e Hidrocefalia. ¡Anímate a colaborar! “Nosotros simplemente da las gracias porque la vida nos ha permitido hacer esto”, indican los miembros del Reto Ignaciano.

Autor

Loyola And News

Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *