Alumnas de Psicología ganadoras del 1er Premio en la asignatura "Campos de Aplicación de la Psicología".

Psicólogos a juicio!

Las alumnas Teresa Losada Muñoz, Julia Ollero Candau y Cristina Gutiérrez Núñez, de 1º de Grado en Psicología (Campus de Sevilla), obtuvieron el 1er Premio en la asignatura “Campos de Aplicación de la Psicología”, impartida por la profesora Emma Motrico. Este póster está basado en la Psicología Forense, una disciplina que se considera la suma de la psicología con el derecho, y puede entenderse como la aplicación de los principios y prácticas científicas del proceso judicial. Se originó gracias a la necesidad  de hacer evaluaciones psicológicas a los criminales para ayudar a jueces y tribunales en sus resoluciones.

Para trabajar en esta rama, el psicólogo o la psicóloga tienen que tener una formación en Psicología Clínica a fin de que conozcan adecuadamente los instrumentos de evaluación clínica y las diferentes psicopatologías. Además, es imprescindible especializarse en el área de la psicología forense o judicial realizando un máster o especialización en dicha disciplina. Como ayuda para su formación profesional la persona que quiera dedicarse a esta rama debe asistir a juicios a modo de clases prácticas.

El informe que realiza el psicólogo forense es un estudio de la conducta, personalidad y estado emocional de la persona que ha cometido un delito. Los informes no son vinculantes pero son de gran influencia y ayuda para el asesoramiento del juez a la hora de juzgar al acusado. En el peritaje se demuestra el estado psicológico  en el que se encuentra o encontraba la persona en el momento del delito con el fin de atenuar o eximir su responsabilidad en el mismo. El psicólogo debe ratificar en el juicio a no ser que lleguen a un acuerdo las partes y no entren en las salas de vistas.

Hoy en día, el psicólogo especializado en esta rama puede trabajar tanto de “psicólogo de parte”  o en la Administración de Justicia. El primero sería contratado por el abogado o por el cliente que precise su ayuda y el segundo tendría que sacar las oposiciones para poder ejercer.

Cabe destacar la importancia que tiene la relación entre criminología y la psicología forense ya que ambas disciplinas interaccionan para enriquecerse. El ámbito de la psicología forense se está abriendo puertas poco a poco en el campo laboral de la psicología y el derecho. Cada vez más psicólogos se atreven a especializarse en esta rama y va obteniendo una mayor salida profesional, como puede ser trabajar con abogados asesorándoles o elaborando informes periciales, trabajando en la Administración de Justicia o en la investigación criminal de un cuerpo de seguridad del Estado.

Autor

Diego Gómez

Profesor del Grado de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía. Doctor en Psicología, Máster Oficial en Salud y Calidad de Vida, y Diploma de Estudios Avanzados en Psicología Clínica Experimental. Licenciado en Psicología, con Premio Extraordinario Fin de Carrera, 3er Premio Nacional a la Excelencia en el Rendimiento Académico y Premio Arquímedes de Investigación Científica. Actualmente desarrolla su labor investigadora en proyectos relativos a la promoción del bienestar psicológico y de estilos de vida saludables en la adolescencia, además del estudio de los factores de riesgo y de protección durante el desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos