La espiritualidad y la fe han impulsado el altruismo solidario en la historia.

Psicología del altruismo solidario y espiritualidad

Autores y estudios muy cualificados de filosofía, de las ciencias sociales, como la psicología,  y últimamente de las neurociencias nos muestran, claramente, como la espiritualidad y la fe es fuente muy importante e imprescindible, en la historia, de solidaridad y justicia.

Efectivamente, como nos ensenan asimismo los estudios históricos y sociales, la espiritualidad y la fe es caudal de amor solidario, de compromiso social y universal por la dignidad de las personas, por un mundo de paz y equidad con los pobres de la tierra.

De esta forma, quien se acerca a conocer sin prejuiciosla historia de la fe cristiana, de la santidad y caridad solidaria de la iglesia comprobará como innumerables testimonios de la fe y santos de la iglesia han sido los pioneros y artífices de la acción solidaria, social y cultural.

Aunque todavía no cumplidos en muchas partes del mundo, derechos ya consagrados hoy en la conciencia social y moral como la educación, la sanidad o los servicios sociales, de forma universal y gratuita, fueron promovidos e impulsados por todos estos santos y testigos de la fe.

Como se ha estudiado, pensadores y testimonios como los de la escuela de Salamanca, Bartolomé de Las Casas, junto a la naciente iglesia latinoamericana fueron los precursores de los derechos humanos e internacionales, en su defensa de la dignidad de los pueblos nativos.

La fe fue primordial en la inspiración del movimiento obrero y su lucha por los derechos socio-laborales, con una cultura solidaria y liberadora frente al individualismo liberal-burguéscapitalista.En la época contemporánea, en el sur empobrecido- ahí tenemos América Latina, por citar sólo una zona-, la fe e iglesia, con sus constelación de mártires y testigos, ha contribuido decisivamente al protagonismo de los pobres y oprimidos en sudesarrollo, promocióny liberación integral.

Solidaridad de las organizaciones religiosas

Hoy en día, organizaciones de la iglesia como Caritas, Manos Unidas, Justicia y Paz, el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos con la JOC o la HOAC, todas las organizaciones sociales de los religiosos, misioneros, y un largo etc.,  nos manifiestan la profunda y esencial acción solidaria que, en la promoción de la justicia, brota de la fe.

La realidad histórica nos enseña y confirma, pues, lo que estos estudios filosóficos,psico-sociales y neurocientíficos nos ponen de relieve: que la fe y espiritualidad procura un sentido solidario, una motivación trascendentalen el servicio y compromiso por los sentimientos, valores e ideales.

Tales como la paz, la justicia con los pobres y la solidaridad fraterna. En esta línea, dichos estudios nos muestran como,por su misma naturaleza y constitución humana, la persona es un ser llamado a desarrollarse en la cooperación altruista y solidaria, en el amor, en la paz y la fraternidad universal; frente a toda una errada concepción psico-antropológica individualista, corporativista y violenta.

El ser humano está constituido de forma psico-biológica, antropológica y espiritual por estas emociones y sentimientos, por estos valores e ideales. Como son la lucha por la paz, la justicia y la fraternidad solidaria que promueven universalmentela vida, dignidad y  derechos de todas las personas y de los pueblos.

Por tanto, malogra su desarrollo humano, social y moral, su felicidad real, quien no se realiza en estos principios y valores universales, quien no se compromete por toda la humanidad en la búsqueda de un mundo más solidario, equitativo y justo. Así nos lo ha testimoniado espiritual y éticamente la fe, las iglesias y los santos de todos los tiempos.

Autor

Agustín Ortega

Según el autor, este espacio recoge claves de acción-formación social y ética, para colaborar con la espiritualidad y misión ignaciana. Profesor en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra (PUCE-SI) e Investigador externo del Departamento de Humanidades y Filosofía de la Universidad Loyola Andalucía. Estudió Trabajo Social, es Doctor en Ciencias Sociales y Experto Universitario en Moral, Doctor en Humanidades y Teología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>