Existe preocupación sobre la protección de datos en internet, dada la legislación vigente.

Privacidad o funcionalidad en la red

En los últimos días me he cruzado con un tema delicado y también polémico en varias ocasiones, el de la privacidad en la red. Por un lado, dos alumnas Erasmus me hicieron una entrevista sobre el tema para un trabajo de la asignatura “ética social y profesional”.

Por otro, en la última sesión del programa Akademia, que la Fundación Bankinter está impartiendo a un grupo de alumnos, salió también el tema de la privacidad en la ponencia que Matthieu Garnier de Equifax dio sobre Big Data.

Y, por último, igualmente surgió el mismo tema en la clase que di sobre innovación y tecnología en el Máster Oficial de Dirección de Personas y Gestión del Talento de la Universidad Loyola Andalucía. Los comentarios en todos estos escenarios han sido muy similares.

Nuestros datos en Internet

Sin duda existe preocupación por cómo se obtienen, se tratan, se manipulan y se transfieren o, en definitiva, qué se hace con nuestros datos en Internet. Pero a su vez, todo el mundo le gusta disfrutar de los servicios que nos proporcionan las distintas aplicaciones y plataformas que utilizamos tanto en nuestro ordenador como en nuestro smartphone.

Hablamos desde lo más básico como puede ser el correo electrónico hasta asistentes personales como Siri de Apple o Google Now, redes sociales, plataformas para ligar, compraventa de artículos de segunda mano… La lista de servicios es muy larga y todo totalmente personalizado y geolocalizado.

Para que esta amplia oferta esto funcione y sea de utilidad, debe ser alimentado con nuestros datos, de ahí lo de que privacidad y funcionalidad son prácticamente excluyentes. Sí, la duda está en qué hacen con los datos, ¿comercian con ellos? ¿Los ceden a terceros? ¿Los protegen debidamente contra hackers?

Son dudas perfectamente razonables, pero el problema es que cuando firmamos los términos de uso de todas estas aplicaciones y servicios damos nuestro consentimiento y, la mayoría de las veces, sin leer dichos términos. Si quieres usar los servicios, además muchos de ellos totalmente gratuitos, hay que pasar por el aro.

Diferente legislación

En esta disyuntiva, hay que aclarar la gran diferencia que existe en la legislación sobre protección de datos en Estados Unidos y Europa. Nosotros somos más proteccionistas y los norteamericanos menos, situación que se ha complicado más con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declara inválido el acuerdo conocido como Safe Harbor, entre la Unión Europea y los Estados Unidos y que, hasta ahora, regulaba el tráfico de datos de usuarios entre ambos.

De hecho, se han llegado a publicar noticias con titulares muy alarmantes como “Ultimátum de la AEPD a empresas españolas: prohibido usar Dropbox o Google Apps”, noticia que la Agencia Española de Protección de Datos ha tenido que desmentir. Yo todo este lio porque un usuario creó la plataforma “Europa contra Facebook”, pues chico, si no te gusta, no te metas.

Lanzo una pregunta inocente, ¿Es culpable la legislación restrictiva europea de que el liderazgo tecnológico recaiga en empresas americanas? ¿Por qué Facebook, Google o Yahoo no nacieron en Europa? Yo lo tengo muy claro.

Y es que estoy muy de acuerdo con dos comentarios muy similares que se hicieron tanto en la sesión de Akademia como en mi clase del master: la situación es la que es y hay que aprender a convivir con ella. Es decir, si quieres la tomas y si no la dejas, porque como el viejo refrán dice, “teta y sopa no caben en la boca”.

Autor

Jesus Duarte

Pantalla de fosforo verde, discos de 5 1/4 y Turbo Pascal, así fueron los comienzos de Jesús Duarte en el mundo tecnológico. Desde entonces hasta ahora ha sido testigo del gran cambio que las TIC han traído a la sociedad. Docente en la materia y con experiencia en gestión, vuelca ahora su experiencia en el mundo de la innovación con la mente totalmente abierta. Escribe de tecnología en http://www.bitsandhits.info y en Twitter es @bitsandhits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>