Noticias

Sevilla

Córdoba

El Colegio de Economistas y la Universidad Loyola presentan el VI Barómetro Económico de Sevilla

En el año 2020, el PIB de la provincia de Sevilla podría desplomarse en torno a un 10,8%, algunas décimas menos que las caídas previstas para España (-11,5%) y Andalucía (-11,1%). En el año 2021, si bien el crecimiento del PIB registraría un fuerte rebote, de en torno al 6,5%, sería insuficiente para alcanzar el nivel de PIB de 2019. En este sentido, según el informe, en el escenario macroeconómico más optimista, los niveles del PIB de la provincia de Sevilla de 2019 no se recuperarían hasta finales de 2022; y en el más adverso, hasta finales de 2024.

Así se ha puesto de manifiesto hoy en la presentación de la sexta edición del Barómetro Económico de Sevilla del Colegio Profesional de Economistas de Sevilla, publicación coordinada por la profesora del Departamento de Economía de la Universidad Loyola y directora ejecutiva del informe, María del Carmen Delgado López.

 Economía provincial

 Según el sexto Barómetro, el PIB de la provincia de Sevilla decreció un 14,9% en el segundo trimestre de 2020, como consecuencia de las medidas de restricción a la movilidad y a la actividad económica aprobadas durante el estado de alarma. A pesar de la pérdida de la temporada alta turística, la caída del PIB provincial es dos puntos inferior a la que se registró a nivel regional (-16,9%). Según la economista de la Universidad Loyola, “esto se explica porque los sectores afectados por las restricciones presentan un peso relativamente menor en la estructura productiva provincial. De igual forma, la provincia también vivió un proceso de desescalada más rápido, lo que adelantó la recuperación económica de los meses de mayo y junio”. Asimismo, según las estimaciones reflejadas en el informe,, el PIB del trecer trimestre de 2020 podría crecer un 10,5%, frente al 12,5% a nivel regional.

Según los economistas, la vuelta a un entorno caracterizado por la “normalidad económica” va a depender de la evolución de la COVID-19, “así como de que las políticas de estímulo se mantengan, al menos, durante el año 2021, para evitar daños permanentes y/o excesivos en el tejido productivo”.

Economía nacional y regional

 Tal y como se avanzaba en el anterior barómetro, España se postula como el país desarrollado más golpeado por la pandemia, por su dependencia de sectores como el turismo y la hostelería. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, el PIB del segundo trimestre se contrajo en torno al 18%, lo que implica la entrada de la economía española en recesión tras caer un 5,2% en el primer trimestre.

De acuerdo con el último Informe BES, el PIB trimestral en España podría registrar un repunte alrededor del 14% en 2020T3. Esto implicaría salir de la recesión, a pesar del incremento generalizado en los indicadores de incidencia de la COVID-19, que enfrió el optimismo sobre la temporada turística después de que algunos países europeos volviesen a imponer restricciones de viaje a España.

En cualquier caso, este repunte será insuficiente para lograr la esperada “recuperación en V”, en tanto que el nivel de actividad económica aún será un 11% inferior al registrado en el tercer trimestre del año anterior. En el escenario base, el PIB de España podría sufrir una disminución global del 11,5% en el año 2020. En Andalucía, dicha caída podría ser menor en algunas décimas (-11,1%).

Indicadores económicos de Sevilla

En cuanto a los indicadores seleccionados para analizar la evolución de la economía sevillana (consumo de energía eléctrica, matriculación de turismos, no de pernoctaciones, índice de confianza empresarial, sector exterior, no afiliados a la Seguridad Social y y tasa de desempleo), los datos muestran que la recuperación económica se lleva produciendo desde mayo, si bien la misma es bastante heterogénea entre sectores.

El consumo de energía eléctrica mostró un desplome significativo durante la duración del estado de alarma. Dicho desplome pudo ser algo mayor en la provincia de Sevilla con respecto a la región.

La matriculación de turismos registró un fuerte repunte desde la salida del estado de alarma. No obstante, no parece haber recuperado los niveles previos, lo que podría agravar la crisis que venía arrastrando este sector desde 2018. En agosto de 2020, la matriculación de turismos en Andalucía fue un 2,0% menor al nivel del mismo mes del año 2019, mientras que en Sevilla, esta magnitud fue un 11,7% inferior.

El índice de Confianza Empresarial se mantiene en niveles similares a los del segundo trimestre de 2020, por debajo de los niveles de 2013, el año de menor nivel de actividad económica de la última década. En Sevilla, este indicador muestra un peor comportamiento que en Andalucía para el trimestre en cuestión.

El número de pernoctaciones comienza a recuperarse tímidamente tras el levantamiento de restricciones. No obstante, las mismas parecen mostrar un ritmo de recuperación menor que el resto de indicadores de actividad económica, lo que refleja la debilidad del sector turístico. En julio de 2020, el número de pernoctaciones de la provincia de Sevilla fue un 74,4% menor con respecto al mismo mes del año pasado. A nivel regional, este indicador muestra un mejor comportamiento, en tanto que las pernoctaciones fueron un 63,5% menores que en julio de 2019.

Con respecto al sector exterior, conviene destacar el comportamiento positivo de las exportaciones sevillanas durante los meses de mayo y junio, en los cuales superaron los 600 millones de euros (601,8 millones en mayo; 641 millones en junio), lo que supone un repunte respecto al mes de abril (461,5 millones de euros). Las importaciones, por su parte, se han mantenido en niveles similares a los de abril (354,2 millones). En mayo ascendieron

A 327,7 millones, mientras que en junio se situaron en 370,8 millones.

Mercado laboral

 El mercado laboral sevillano también muestra signos de recuperación. Aunque, en mayo de 2020, el número de afiliados en la provincia sevillana era un 5,3% menor al del mismo mes del año anterior, en el mes de agosto sólo se registra una pérdida del 1,9%. La evolución del número de trabajadores afectados por los ERTE también muestra una evolución positiva. En abril de 2020, el número de trabajadores afectados por un ERTE ascendía al 13,1% de los afiliados totales, mientras que en agosto supusieron el 3,9%.

 Según han explicado los economistas durante la presentación del sexto Barómetro Económico de Sevilla, el mercado laboral no mostrará los efectos de la crisis de forma inmediata. El número de ocupados en la provincia solo disminuirá un 3,2% en el año 2020, como consecuencia del efecto amortiguador de los ERTEs. La tasa de paro podría situarse alrededor del 22,3%. En 2021, el agotamiento de los ERTEs y el ajuste de las empresas a la nueva situación económica harían disminuir el número de ocupados en un 0,8%. La tasa de paro, sin embargo, rondaría el 24%, como consecuencia, no solo del agotamiento de los ERTEs, sino también de la incorporación de inactivos a la búsqueda activa de empleo.

Índice BES

En el segundo trimestre de 2020, el valor del índice se situó en 70,89 para Sevilla, y 66,88 para Andalucía, lo que muestra la fuerte caída de actividad económica con respecto a los trimestres precedentes, donde el valor del indicador se encuentra por encima de 90. Esto implica que la mayoría de los indicadores registraron caídas significativas de actividad económica.

Por otro lado, con los indicadores disponibles hasta el momento, el valor del índice se sitúa en el tercer trimestre en 75,80 para Sevilla y 70,78 para Andalucía, valores por encima de los del segundo trimestre. Esto sugiere que los indicadores económicos regionales y provinciales comienzan a reflejar la recuperación económica; no obstante estos datos son aún provisionales.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *