Ocho de cada 100 andaluces son beneficiarios de los Bancos de Alimentos

La Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Ceuta y Melilla ha presentado hoy en la sede de la Fundación Cajasol su primer informe anual sobre pobreza alimentaria, elaborado por la Universidad Loyola Andalucía, que muestra un incremento de la actividad de los bancos de alimentos, el crecimiento de la generosidad de las entidades que aportan su ayuda, y el aumento, en determinadas zonas, de los aportes de ayuda por beneficiario.

El informe, ajustado a la distribución territorial gestionada por los bancos andaluces, Ceuta y Melilla, revela la generosidad de todos los que desinteresadamente han contribuido a la recogida de alimentos, apreciándose un incremento de la ayuda de un 28,3% respecto a 2013. En total, los once bancos de alimentos andaluces, Ceuta y Melilla recogieron 33.284.147 kilogramos de alimentos en 2014.

Asimismo, el número de beneficiarios también se ha incrementado un 12,3%, pasando de 405.672 en 2013 a los 455.624 en 2014. No obstante, si eliminamos de este análisis a las ciudades autónomas, donde el crecimiento de beneficiarios ha sido exponencial –debido en parte por la presión migratoria- el número de beneficiarios en Andalucía se ha reducido ligeramente, alrededor de un 6%, lo que puede reflejar cierta recuperación económica, aunque los autores del informe han señalado que habrá que ver si esta tendencia se mantiene o no en los próximos años.

Sensibilización social

En general, los datos del informe arrojan que, por primera vez desde 2007, la cifra de cantidad de ayuda recibida ha aumentado más que el número de beneficiarios, lo que refleja un aumento de la concienciación y la sensibilización social ante la situación de necesidad que atraviesan muchas familias.

Por otro lado, número de personas contratado por los Bancos de Alimentos analizados asciende a 41, y el número de voluntarios asciende a 651, un 9% más que en 2013.

En la presentación han participado el director regional de la Cadena COPE, Joaquín López-Sáez; la subdirectora adjunta de Acción Social de la Fundación Cajasol, Mercedes Camacho Trenado; la secretaria general de Servicios Sociales, Purificación Gálvez; el vicerrector de Investigación de la Universidad Loyola Andalucía, Carlos García, y el presidente de la Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Ceuta y Melilla, Juan Pedro Álvarez.

Con carácter general, todas las variables primarias analizadas crecen entre los años 2013 y 2014. Destacando que la actividad de los Bancos de Alimentos analizados se ha incrementado de forma notable en un año y que la generosidad de las entidades que aportan su ayuda ha crecido y, por tanto, en determinadas zonas, los aportes de ayuda por beneficiario también han aumentado significativamente.

Este informe tiene como objetivo analizar la actividad de los Bancos de Alimentos de la Comunidad Autónoma de Andalucía y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla durante los años 2013 y 2014. Las cifras han sido recopiladas en la memoria de actividades de estos Bancos de Alimentos para el ejercicio 2014 (Federación de Banco de Alimentos, 2014).

Estos datos han sido complementados con indicadores socioeconómicos (Instituto Nacional de Estadística, 2015; National Statistics Institute, 2015) y de privación (como variable proxi de la pobreza) elaborados en estudios anteriores por investigadores de la Universidad Loyola Andalucía (Rodero-Cosano, 2015; Rodero-Cosano et al., 2013).

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos