Una obra de Niculoso Pisano en Sevilla es la Portada de la Iglesia del Monasterio de Santa Paula fue hecha en 1504.

Dos obras de Niculoso Pisano en Sevilla

Es indudable el origen italiano de Niculoso Pisnao, el artista de la cerámica, que debió llegar a Sevilla en la última década del siglo XV, y que se estableció en Triana, el centro artístico de la cerámica en esta ciudad. Sevilla ofrecía un atractivo especial en aquel tiempo, después del descubrimiento de América y del apogeo delas artes que florecían en aquella época.

Entre las obras de Niculoso Pisano en Sevilla, que se conservan, hay dos que llaman la atención: la Lauda Sepulcral de Íñigo López y la Portada de la Iglesia del Monasterio de Santa Paula.

Detalles de las obras de Nicoloso Pisano en Sevilla

La Lauda Sepulcral de Íñigo López se encuentra en la Parroquia de Santa Ana, en Triana. El ambiente de hornos de cerámica de este barrio de Sevilla debió influir fuertemente en Niculoso Pisano desde su llegada allí. Realizó esta obra en 1503: representa la figura yacente de un caballero, en el que aparecen los rasgos góticos mezclados con otros renacentistas.

Esta lauda permaneció oculta sepulcral hasta el siglo XIX, detrás de un retablo de Santa Cecilia; desde entonces alcanzó un gran atractivo unido a costumbres populares de aquella figura. Está compuesta por 32 azulejos, y ha sido recientemente restaurada. Fue la primera obra realizada por este artista en España.

Lauda Sepulcral de Iñigo López de Niculoso Pisano
La Lauda Sepulcral de Íñigo López, obra de Niculoso Pisano, se encuentra en la Parroquia de Santa Ana

La otra obra de Niculoso Pisano en Sevilla es la Portada de la Iglesia del Monasterio de Santa Paula fue hecha en 1504, y es una obra conjunta de dos grandes artistas: el escultor Pedro Millán (activo entre 1487 y 1507 )y el ceramista Niculoso Pisano.

Esta portada es una obra dentro del estilo conocido como de los Reyes Católicos. En la parte alta de la portada hay un enmarque con un arco apuntado, en el que aparecen medallones en cerámica: en el del central se representa la Natividad de Cristo, y en los demás una serie de motivos decorativos de flores y frutos.

En el centro aparece el escudo de los Reyes Católicos; las alas de las águilas, con cartelas góticas,tienen un estilo distinto de los fondos de cerámica, con datos claramente italianos y renacentistas.

En el conjunto se aprecia la inspiración de Lucca della Robia, del que era discípulo Niculoso Pisano.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Jul 2017 » loading...
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31