No habrá salida a la crisis griega sin Mediación

Tras el triunfo de la opción que apostaba por el No en Grecia con el que los ciudadanos rechazan las propuestas de nuevos recortes y ajustes del resto de socios europeos, el país debe constituirse en el “mejor escenario para la mediación”. En una situación de quiebra donde los bancos griegos abogan por una nueva inyección de dinero por parte del Banco Central Europeo; donde los negociadores que participaron habían quedado en entredicho por su falta de “mano izquierda”; y donde la reacción de los mercados del euro sufren día a día pérdidas generalizadas, no hay mejor manera de CEDER Y CONCEDER.

Tanto posiciones como necesidades, deben quedar a un lado para conseguir el verdadero “interés”. Conseguir ese interés común, de ambas “partes en conflicto” es la labor que siempre han desarrollado los mediadores.

Pero…¿Cuál es la reacción de los acreedores?. Ya en su momento la Señora Lagardé, Directora del Fondo Monetario Internacional indicó que estaba dispuesta a ayudar a Grecia, siempre que ésta se lo pidiera.

Pero, la pregunta es, ¿porqué mirar hacia atrás?. En mediación nuestra propuesta siempre es aprovechar “las cenizas del conflicto” para conseguir una hoja de ruta que te permita no tanto resolver el problema de la crisis griega, como saber “gestionarlo” esa es nuestra misión. Grecia al parecer maquilló sus pésimos balances financieros durante años, algo que ha sido la causa de la absoluta decadencia económica del país y por otro lado los tributos y el exceso en la aplicación de la política de bienestar, serian las causas.

Pero ya conocidas estas, porque no mirar a un futuro “posible”. En 2010 y 2011 Grecia solicitó ser “rescatada”, pero como si se tratara de una “enfermedad”, la “medicina paliativa no ha servido” y  Grecia pretende ahora renegociar de nuevo todos sus “males”.

Apostar por la mediación en la crisis griega

¿Porque no de una vez por todas los políticos y las instituciones no apuestan por la mediación?. Solo cabe pensar que una negociación “asistida” donde apareciera un tercero, imparcial y objetivo, donde su neutralidad estuviera garantizada y donde se iniciara con voluntad el camino de las vías de acuerdo. Donde el primer objetivo claro que se marcara es que ambas partes (Grecia y zona euro) fueran conscientes de que “tienen mucho que perder”, por la inflación en los primeros y por el gran perjuicio económico para los segundos, y una vez conscientes de la gravedad, estuvieran “destinados a entenderse”.

Pero como siempre la pregunta que queda en el aire es… si las partes quieren y sobre todo quien ejercería esa labor.

Piensen si los mediadores somos soñadores… no lo se, pero permítanme soñar, porque, muchos a lo largo de la historia, se convirtieron en realidad.

Autor

Francisco Javier Alés

Abogado y Mediador, Director de la Escuela Sevillana de Mediación desde el año 2007, es Asesor y Delegado en Andalucía del World Mediation Forum, y Embajador de la Paz de la Fundación Argentina CERECO. Se incorpora a la Universidad Internacional Loyola Andalucía como Director del Foro Internacional de Mediadores Profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *