Motivación intrínseca en el Aula

El estudio de entornos sociales que favorezcan el desarrollo personal, el funcionamiento óptimo y el bienestar subjetivo ha sido objeto durante muchos años de la Teoría de la Autodeterminación de Ryan y Deci (2000). Particularmente estos autores sitúan a la motivación como fuerza energizante e impulsora hacia la acción del individuo, responsable de su crecimiento y su rendimiento.

Si hablamos de motivación intrínseca nos estaremos refiriendo a la tendencia interna del sujeto al aprendizaje, a ejercitar las propias capacidades a través de la exploración y a buscar la novedad y el desafío sin existir ninguna vinculación a recompensas o refuerzos externos.

Meditemos un segundo sobre ello, actividades realizadas por el propio placer de llevarlas a cabo ¿qué, si no, lleva a una persona a pasar horas leyendo, montando en bicicleta o cualquier otra actividad que encontremos en nuestra rutina habitual? Sin embargo, la mayor parte de lo que hacemos no surge de un deseo interno sino que está guiado por factores externos como el dinero, el poder o las presiones, esto es lo que conocemos como motivación extrínseca, -‘estudio porque quiero sacar buena nota en el examen’.

Los autores, apoyados en varias investigaciones, argumentan que todo aquello que esté dirigido intrínsecamente favorecerá no sólo la persistencia y la calidad en la realización de tareas sino también el bienestar del sujeto que se erige como agente de sus propios actos.

En el ámbito educativo existe actualmente una tendencia a la instrumentalización del saber – ¿para qué me sirve esto que tengo que aprender?¿qué posibilidades de futuro me brindan estos estudios?-, que responde a la situación socio-económica que vivimos y que actúa en perjuicio de la internalización e integración de conductas.

El papel del docente

El papel que el docente desarrolla en el aula, sin embargo, puede ayudar a reorientar comportamientos regulados extrínsecamente fundamentalmente mediante la promoción de las tres necesidades psicológicas básicas descritas por los autores:

  •  Autonomía o deseo de ser el autor del inicio y regulación de sus acciones, en contraposición a ambientes controladores, posibilitando por ejemplo que el alumnado establezca metas y objetivos a conseguir de forma realista.
  • Competencia o percepción de eficacia en el desarrollo de una tarea, estructurando las actividades de tal forma que supongan un desafío acorde a las capacidades del sujeto.
  • Interrelación (apoyo social) o cuidar y sentirse cuidado, profesores más cercanos que muestran entusiasmo e incitan al éxito generan mayor motivación que aquellos que se muestran fríos e indiferentes.

De esta forma, teniendo en cuenta los factores del entorno educativo que favorecen o impiden el desarrollo de las necesidades psicológicas descritas, los docentes serán más capaces de favorecer el compromiso y el bienestar del alumnado.

Autor

Mencía Ruiz

Profesora del Departamento de Psicología, Sociología y Trabajo Social de la Universidad Loyola Andalucía. Doctora en Psicología por la Universidad Camilo José Cela, Máster en intervención sobre la ansiedad y el estrés. Experta en investigación sobre servicios de salud mental, ha participado como miembro de la Asociación Psicost en proyectos europeos y nacionales en evaluación de servicios y sistemas de financiación: REFINEMENT (investigación sobre sistemas de financiación en servicios de salud mental en Europa) eDESDE-LTC (descripción y evaluación de servicios de atención a largo plazo en Europa), Atlas de Salud Mental de Vizcaya, Guipúzcoa, Cataluña, Madrid, y el Atlas de Salud Mental sobre 8 Comunidades Autónomas de España para el Ministerio de Sanidad. Investigador de proyectos de discapacidad intelectual: TRINNODD (Transferencia de Innovación para personas con diagnóstico dual); Pomona II (Indicadores de Salud para Personas con Discapacidad Intelectual), FIL (Guía de Consenso sobre el Funcionamiento Intelectual Límite).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>