Necesitamos mejores periodistas

periodistas digitales

Los periodistas hacen más falta que nunca. Pero no cualquier periodista: necesitamos mejores periodistas, más capaces, más íntegros, más libres y mucho mejor formados.

Necesitamos periodistas que dominen la tecnología, porque desde el invento de la imprenta, pocas profesiones han estado tan sujetas a los cambios tecnológicos como la de periodista. Un profesional de solo 50 años ha pasado de la máquina de escribir a la realidad aumentada en el breve lapso de una vida laboral, y aún le queda por lo menos década y media de prodigios por delante. Los cambios que vienen serán todavía más rápidos, profundos y transformadores, por lo que el periodista que quiera ser útil para la sociedad tendrá que asumir la necesidad de un reciclaje permanente.

Necesitamos periodistas que discutan los relatos dominantes. Que se enfrenten a la dictadura del gabinete de prensa, el comunicado oficial y la rueda de prensa en un plasma. Periodistas que utilicen herramientas como el Periodismo de Datos para defender un periodismo libre, útil y contestatario. Periodismo punk que solo tenga una prioridad: el servicio a la sociedad.

Necesitamos periodistas que entiendan a las audiencias y sepan cómo se construyen. Que comprendan que los medios de comunicación no son nada sin los públicos, y que los públicos tienen derecho a ser escuchados, a participar en el proceso de la comunicación y a defender sus intereses ante otros intereses que afecten a los medios. Hacen falta periodistas que sepan cómo utilizar las redes sociales para crear comunidades de personas activas, implicadas, cómplices y prescriptoras. Y que también sepan emplearlas en la defensa de la imagen pública de sus medios, de sus trabajos y de su propia marca personal.

Necesitamos periodistas que no se impongan fronteras mentales. Que nunca más piensen eso de “yo soy periodista de televisión”, o de radio, o de papel… Profesionales todoterreno capaces de convertir su teléfono móvil en una estación de trabajo con la que informar con calidad e inmediatez.

Necesitamos periodistas que tengan un nivel de interlocución tan alto que puedan hablar de igual a igual con ingenieros, desarrolladores, diseñadores, especialistas en SEO… Profesionales que lean y escriban código, que comprendan la lógica de la conexión a las bases de datos, que hablen el idioma de los técnicos y puedan trabajar codo a codo con ellos. Periodistas que no tengan miedo a los lenguajes de programación, desarrollo, gestión de servidores y sistemas.

Necesitamos periodistas que quieran contar historias, pero contarlas de formas nuevas, innovadoras, más atractivas y eficaces. Comunicadores que conozcan narrativas sofisticadas, como el transmedia, o que se desenvuelvan sin problemas en el periodismo visual. O periodistas capaces de concebir informaciones para ser consumidas en dispositivos de realidad virtual, realidad aumentada, 360º…

Necesitamos periodistas con sentido de la ética, comprometidos con la deontología, la veracidad y la objetividad. Profesionales respetuosos con los principios básicos del periodismo: contraste, verificación, jerarquía. Comunicadores capaces de lidiar con problemas tan serios como la proliferación de noticias falsas, con la manipulación en las redes o con las amenazas que se derivan del enorme poder que están adquiriendo plataformas como Facebook o Google.

En conclusión

Necesitamos, en definitiva, periodistas mejor formados y, sobre todo, dispuestos a no dejar de formarse nunca. Hoy, más que nunca, con las amenazas que afrontan nuestras sociedades, se requieren periodistas que sirvan de guías, de filtros, de referencias creíbles. Solo sumando todos los valores que he mencionado –y seguramente algunos más- un periodista será realmente útil y valioso para cumplir con esa demanda de la sociedad. Solo la formación de máxima calidad garantiza la existencia de esos periodistas que se volverán imprescindibles para nuestras democracias.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
David Varona

David Varona

Doctor en comunicación y Máster en relaciones internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido redactor jefe de participación y socialmedia en RTVE. Es profesor e investigador en nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación en la Universidad Loyola Andalucía y director del Máster en Periodismo Digital Avanzado de Loyola Leadership School.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *