Inteligencia cultural, recursos humanos e interdependencia

inteligencia cultural

¿Por qué es necesario tener en cuenta las diferencias culturales para realizar ventas, negociar o liderar equipos de personas? En la última década, el concepto de inteligencia cultural ha recibido atención progresiva por parte de investigadores y profesionales debido a su importancia en el mundo contemporáneo: un entorno globalizado caracterizado por el uso de las tecnologías, las relaciones internacionales y la interdependencia. En este escenario, entender por qué algunos individuos se adaptan más efectivamente que otros a diferentes situaciones transculturales se ha convertido en un reto fascinante con implicaciones teóricas y prácticas.

Básicamente, la inteligencia cultural es una extensión de los enfoques modernos en el estudio de la inteligencia, complementando otras perspectivas esencialmente focalizadas en los aspectos cognitivos y/o académicos. Se podría definir como la capacidad de las personas para adaptarse eficazmente en situaciones caracterizadas por la diversidad cultural. Según Earley y Ang (2003), la inteligencia cultural es un constructo multidimensional compuesto por cuatro factores: metacognitivo, cognitivo, motivacional y conductual. Las capacidades asociadas a tales dimensiones son susceptibles de mejorar mediante la formación, la participación en equipos internacionales y las experiencias interculturales. Aunque existe debate sobre cuál es la mejor estrategia para preparar culturalmente a directivos y trabajadores, se asume que cualquier entrenamiento debería atender los cuatro factores.

El estudio de este constructo es relativamente nuevo. No obstante, a día de hoy disponemos de un corpus empírico que relaciona la inteligencia cultural con variables psicológicas e indicadores de rendimiento como el liderazgo o las habilidades de negociación. Con respecto al liderazgo, es plausible que los líderes que son efectivos en contextos autóctonos puedan no serlo tanto en contextos transculturales. Por consiguiente, optimizar la selección y el reclutamiento de profesionales culturalmente efectivos es una necesidad acuciante para los profesionales de la dirección de personas y la gestión del talento. En el ámbito de la resolución de conflictos se ha evidenciado que la inteligencia cultural puede ser un predictor potente de la efectividad en las negociaciones interculturales. Así, por ejemplo, cuando pretendemos llegar a acuerdos con personas de otras culturas es necesario saber cuáles son sus expectativas en términos de comunicación, necesidades y protocolo. Ser conscientes de estas diferencias es el primer paso para poder ajustar nuestro propio comportamiento a fin de maximizar las oportunidades de éxito.

Con el objetivo de medir la inteligencia cultural, Ang et al., (2007) desarrollaron la Escala de Inteligencia Cultural, un instrumento breve y fácil de utilizar en la investigación aplicada y para los profesionales de recursos humanos en diferentes áreas: selección, formación y evaluación organizacional. En los últimos años hemos realizado algunas investigaciones para adaptar y validar una versión española de este instrumento. Las propiedades psicométricas de la versión española de la Escala de Inteligencia Cultural (Moyano, Tabernero, Melero, & Trujillo, 2015) son óptimas y similares a las de estudios previos realizados con la escala original, algo que puede considerarse un paso importante para avanzar en este ámbito y favorecer, de esta forma, su estudio y aplicación en culturas hispanohablantes.

En definitiva, los profesionales de los Recursos Humanos deben conocer este constructo teórico y sus implicaciones prácticas. La inteligencia cultural es una capacidad crucial para ayudarnos a gestionar nuestra interdependencia en un mundo donde existen oportunidades para la cooperación, pero también potenciales amenazas y conflictos anclados en las diferencias culturales.

Referencias

  • Ang, S., Van Dyne, L., Koh, C., Ng, K. Y., Templer, K. J., Tay, C., & Chandrasekar, N. A. (2007). Cultural intelligence: Its measurement and effects on cultural judgment and decision making, cultural adaptation, and task performance. Management and Organization Review, 3, 335-371.
  • Earley, P. C., & Ang, S. (2003). Cultural intelligence: Individual interactions across cultures. Palo Alto, CA: Stanford University Press.
  • Moyano, M., Tabernero, C., Melero, R., & Trujillo, H. M. (2015). Spanish version of the Cultural Intelligence Scale (CQS). International Journal of Social Psychology, 30, 182-216.

 

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/02134748.2014.991520

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Manuel Moyano Pacheco

Manuel Moyano Pacheco

Doctor en Psicología. Funcionario de la Consejería de Educación (Junta de Andalucía). Profesor asociado en la Universidad de Córdoba. Premio Extraordinario de Doctorado por la Universidad de Granada (2011). Premio de investigación Leocadio Martín Mingorance en Ciencias Sociales y Jurídicas (2015). Ha sido investigador en proyectos financiados, entre otros, por Unión Europea, START Center (EEUU), Ministerio de Defensa o Ministerio de Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *