Tendencias en la gestión de organizaciones: la gestión del cambio y la nueva era cultural de la transformación

Las empresas están volcadas en la gestión del cambio como una de las tareas estratégicas en sus planes de desarrollo.

Desde hace algunos años nuestras empresas han estado volcadas en la gestión del cambio por diversos motivos según cada caso. En general, la crisis y la globalización han hecho de esta labor una tarea estratégica en sus planes de desarrollo deseando para ello reclutar a los mejores profesionales para afrontar los nuevos retos que estas situaciones planteaban.

En esos nuevos escenarios, y aunque nos resistamos a ello, lejos quedan referencias a terminologías de fijeza en el puesto de trabajo para alcanzar la ansiada estabilidad laboral, llegando a estar ahora las mismas ligadas al individuo y no en tanto al sistema.

Hoy el nuevo escenario mundial, de elevada competencia entre los competidores globales, hace imposible pensar en solo una herramienta que nos haga ser más productivos y eficientes para ganar la batalla en el mercado. Las legislaciones laborales deben ayudar a dotar al mercado laboral de la suficiente flexibilidad y a la vez respeto por las personas para no frenar la creación de oportunidades de crecimiento. Sin embargo, no podemos esperar que solo las reglas laborales nos solucionen el reto.

Las empresas, en el momento actual, con regulaciones flexibles y respetuosas impulsadas por los legisladores, deben abordar exitosas transformaciones y no solo cambios puntuales, cabe por tanto preguntarse, ¿hay algo de diferente entre la anterior etapa de gestión del cambio y la actual y necesitada era de la transformación más allá de su carácter estable en el tiempo?

Hacia la gestión del cambio

En esa etapa anterior del cambio, las empresas debían adaptarse a las nuevas reglas que imponía el mercado y lo hacían en etapas , en fases o a impulsos, por tanto, los agentes imprescindibles eran los líderes organizacionales que creían en el proyecto y creaban corrientes.

Estos líderes eran profesionales de prestigio que tenían por su buen hacer y bagaje, reconocida ascendencia y autoridad en el grupo y por ello , eran capaces de crear opinión y propagar la nueva estrategia de la compañía. En esos momentos, valores tales como la implicación, la iniciativa o la creatividad han llenado aulas de alumnos dispuestos a formase en esas habilidades o competencias.

Sin embargo, entornos altamente cambiantes tanto económicos, productivos y políticos, y mantenidos en el tiempo, han provocado elevadas dosis de incertidumbre que han venido generando fuertes problemas de desconexión de nuestros empleados , de nuestras personas, con los objetivos comunes. Se han generado en los equipos emociones negativas como el estrés y la desvinculación y sus consecuentes efectos: bajas por incapacidad, rotaciones indeseadas, presentismo, toxicidad, en definitiva desconfianza en el nuevo modelo y en los equipos de gestión del momento.

Ahora en la nueva era de la transformación, es el momento de las nuevas metodologías Waterfall o agile Scrum,  en el que precisamos para alcanzar nuestros objetivos estratégicos, de un perfil gestor que va más allá del líder organizacional, ahora , en esta nueva era, las empresas precisan de maestros, personas guías del desarrollo de otras personas.

Personas que promuevan y faciliten la colaboración, la construcción de redes sociales en la organización, el desarrollo humano y profesional en las personas del grupo. Solo con estos nuevos líderes o maestros, el cambio contemporáneo, pero lo mas importante, la cultura de la transformación será posible.

ComparteShare on Facebook7Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Elena Baena

Elena Baena

Elena Baena es Licenciada en Ciencias Economicas, MBA por el Instituto Internacional San Telmo, Consultora de Organización y RRHH y profesora de las asignaturas Direccion General, en el Master Universitario en Dirección de Personas y Gestión del Talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *