Empresas familiares: sólo el 4% sobreviven a la tercera generación

Empresas familiares: sólo el 4% sobreviven a la tercera generación

Los protocolos familiares deben buscar la protección del patrimonio empresarial y su optimización fiscal.

Según ha reconocido recientemente el Instituto de la Empresa Familiar, en España existen aproximadamente 2,5 millones de empresas de este tipo, que dan empleo a casi 9 millones de trabajadores, aportan el 70% del PIB y acometen casi el 60% del total de nuestras exportaciones. En Andalucía, el 90% de las empresas son familiares y generan cerca del 80% del valor agregado bruto de la comunidad.

La estadística refleja que la desapa­rición de las empresas familiares es de un 73% en la primera gene­ración, y de estas, solo el 17% llega a la segunda, sobreviviendo un 4% a la tercera generación. En este sentido, la experiencia acumulada en el ámbito del asesoramiento a empresarios familiares y familias empresarias durante más de 25 años, me permite asegurar que solamente el 2% de los empresarios familiares españoles ha regulado correctamente el tema de su sucesión. Por lo tanto, son mayoría las empresas de este tipo que no tienen garantizada la transmisión intergeneracional.

Favorecer el relevo generacional en una empresa familiar

Uno de los principales escollos a la hora de favorecer el relevo generacional en una empresa familiar lo encontramos en nuestro sistema impositivo, y en su amalgama de legislaciones en las distintas Comunidades Autónomas que generan grandes desigualdades impositivas, como es el caso de Madrid y Andalucía y otras como Galicia y Comunidad Valenciana o Extremadura. La reciente reforma de Abril de este año, sitúa a Andalucía como de las Comunidades Autónomas más favorables fiscalmente para la transmisión de las empresas de padres a hijos.

Sin embargo, la situación en Andalucía podría volver a cambiar si finalmente prospera la reforma fiscal auspiciada por el Gobierno de España que propondrá, unos tipos impositivos mínimos y máximos en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para todas las Comunidades Autónomas, con el objetivo de reducir las desigualdades tributarias y evitar la deslocalización de contribuyentes en el territorio español.

Por ello, en el momento actual, es aconsejable realizar un análisis y una adecuada planificación desde el punto de vista civil, mercantil y tributario de acuerdo con la situación personal, familiar y empresarial del empresario y de la familia empresaria.

En este contexto, el Protocolo Familiar es una de las herramientas adecuadas para garantizar la sucesión del patrimonio del empresario familiar a la siguiente generación, porque a través de él se regulan las relaciones de la empresa con los miembros de la familia, tanto con los actuales como con los futuros, de tal forma que las relaciones entre los miembros de la familia no afecten a la compañía, y viceversa, regulando también cuestiones propias tanto de la familia como de las actividades empresariales.

Además, el empresario debe contar con la estructura socie­taria óptima para el desarrollo de su actividad. Entre sus objetivos, destaca la protección del patrimonio empresarial y personal y la optimización fiscal en to­dos los impuestos, renta, patrimonio, sociedades y sucesiones, tratando de planificar fiscalmente una eventual sucesión, aplicando todos los beneficios fiscales, autonómicos y estatales, generando importantes ahorros para el empresario, para la empresa y para la familia, de forma permanen­te en el tiempo, permitiéndole, además, canalizar adecuadamente las inversiones empresariales, familiares y personales, tanto presentes como futuras.

Consciente de esta problemática, escuelas de negocios, como Loyola, juegan un papel fundamental a través de sus cursos y seminarios. Con el objetivo de apoyar y ayudar a las empresas familiares andaluzas, nuestro despacho, g r a n d a y Loyola, hemos sellado una alianza estratégica para impartir el 1er curso dirigido específicamente a Familias Empresarias: fundadores, hijos y nietos, que se iniciará el próximo Enero en el campus de Sevilla de la Universidad Loyola Andalucía.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Luis Granda López

Luis Granda López

Ponente en Loyola Executive Education (Universidad Loyola Andalucía) y Socio-director de g r a n d a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *