La necesidad de atraer a los mejores candidatos en la actualidad

Las empresas han de desarrollar una estrategia de Employer Branding para atraer y retener el talento de sus empleados como parte de su éxito.

Gran parte del éxito de las empresas radica en su capacidad para atraer y retener el talento, lo cual es bastante complicado debido a la enorme competencia entre las organizaciones para captar a los mejores candidatos. Esta situación hace imprescindible que las organizaciones desarrollen una estrategia de Employer Branding con un triple objetivo:

1) Atraer a los mejores profesionales del sector, para lo cual las empresas tienen que hacer una seria reflexión sobre todo aquello que pueden ofrecer a los candidatos, ponerlo en valor y saber comunicarlo, así como utilizar las redes sociales en esta estrategia de Employer Branding, ya que actualmente más del 50% de los profesionales del mundo que conocen nuevas ofertas lo hacen por medios sociales, porcentaje que irá continuamente en aumento, por lo que posicionarse en estos medios es absolutamente imprescindible.

2) Retener el talento es el gran desafío para las compañías, puesto que su talento humano es la pieza alrededor de la cual giran el cumplimiento de los objetivos corporativos, la competitividad y productividad de la organización en el mercado.

Conocer cuáles son las prioridades de los trabajadores y cuáles los factores por los que se sienten atraídos en los distintos sectores, es fundamental a la hora de establecer una estrategia. En este sentido, las líneas de actuación hacen referencia principalmente a la retribución, no solo a la económica, sino también a la emocional, hacer sentir a los empleados felices, valorados y satisfechos con su trabajo.

Este salario comprende acciones como el reconocimiento de los logros, el respeto, la flexibilidad laboral y el equilibrio entre la vida personal y laboral. Además, compensar el buen rendimiento de las personas lleva a alcanzar un alto grado de compromiso con la institución.

Employer Branding para mejorar la reputación de marca

Otra línea o factor importante, es apoyar el desarrollo tanto profesional como personal, establecer programas que permitan la adquisición de nuevos conocimientos y establecer una política de promoción interna que les permita lograr ascensos a través de sus propios méritos y logros profesionales.

Todos estos factores favorecen que los empleados compartan una misma cultura, se identifiquen con ella y se conviertan en embajadores de la institución.

3) El tercer objetivo a la hora de desarrollar una estrategia de Employer Branding, sería la de apoyar la reputación de la marca en el mercado, lo cual contribuiría a conseguir otros objetivos estratégicos y de negocios.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Mª del Mar Quintana

Mª del Mar Quintana

Mª del Mar Quintana es Directora del Máster Universitario en Dirección de Personas y Gestión del Talento, que imparte Loyola Leadership School.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *