El éxito a través de la estrategia

La estrategia consiste ser capaz de reconocer oportunidades y tener la flexibilidad para redirigirnos y poder aprovecharlas.

Cuando vemos que a una persona o empresa le ocurren cosas buenas a menudo nos gusta pensar que tienen mucha suerte, pero la mayoría de las veces no obedece a un patrón de suerte, sino a que tiempo atrás se ha marcado un objetivo y hace lo imposible por dar los pasos en esa dirección hasta su consecución. Este proceso es la definición e implantación de la estrategia, ya sea empresarial o personal.

Normalmente, a nivel empresarial, el diseño de la estrategia lo realiza una consultora externa (McKinsey, BCG, ATKearney entre otras) para las grandes empresas, y el Director General o Financiero en el caso de las pequeñas, aunque el proceso en ambos casos suele ser similar.

Existen muchos estudios y publicaciones acerca de la forma de diseñar la estrategia a través de distintos esquemas o herramientas como Análisis DAFO, Cadena de Valor, Matriz de Ansoff,… aunque todos ellos van encaminados hacia lo mismo, que es pensar y recapacitar sobre dónde estamos y hacia donde queremos ir, analizando distintos puntos de vista tanto interna como externamente, como el mercado, la competencia y nuestras propias capacidades.

En el proceso se va marcando un calendario con líneas de actuación a corto plazo (semanas o meses) para conseguir el objetivo a largo plazo (4 – 5 años) y sobre todo se definen KPI’s (indicadores de seguimiento) para poder identificar si está avanzando acorde a lo supuesto o si debe de corregirse para no desviarnos del objetivo final. Dependiendo de este objetivo se desarrollarán unas acciones u otras que pueden ser muy distintas. Por ejemplo, si el objetivo es hacer perdurar una empresa en el tiempo, se encaminará hacia un crecimiento sostenible, mientras que si el objetivo es la venta de la misma al mayor precio posible, se tenderá a maximizar la rentabilidad en el corto plazo.

La reciente crisis ha hecho desaparecer muchas empresas que eran productivas en el pasado pero que no estaban preparadas para un cambio en el entorno donde estaban, mientras que la mayoría de las que han conseguido salir adelante fue porque redefinieron su estrategia, intencionadamente o no, a tiempo.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn12
César Arenas Gómez-Pando

César Arenas Gómez-Pando

Ingeniero e International MBA por el Instituto de Empresa. Ha sido consultor en A.T. Kearney. Actualmente es CEO en el Grupo San Eloy y profesor de estrategia en el MBA de Loyola Leadership School.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *