El cuarto curriculum

solidaridad

Observamos cómo cada día caen en nuestras mesas curriculums vitae más cualificados. Hipercualificados: Grados, Grados Bilingües, Dobles Grados, idioma nivel mínimo B2, varios idiomas en bastantes ocasiones, Máster, estancias en el extranjero etc….asimismo los hobbies se han convertido en una manera de comprobar que el aplicante puede integrarse perfectamente en el grupo al que se postula.

Pero no basta. O no debería bastar.

Primero, la formación; segundo, la experiencia; tercero, hobbies y otros aspectos personales; cuarto: y tú, ¿qué haces por los demás?

Hace ya años que a las empresas se les está observando desde el punto de vista de la Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa, se les evalúa y hasta influyen en sus ventas las acciones de sostenibilidad que desarrollen. Si estudiamos su huella, qué hace esa empresa por sus stakeholders y por el entorno con el que se relaciona, cómo colabora con ellos, qué hace para intentar dejar un mundo mejor tras ella etc…¿por qué no exigimos lo mismo a las personas en el plano individual? ¿Por qué no miramos de igual manera lo que hacen los candidatos por mejorar el mundo que les rodea? ¿Por qué no preguntamos por su grado de compromiso con los menos favorecidos?.

Va a llegar un momento, más pronto que tarde, que esa misma exigencia la aplicaremos a los jóvenes. Vayámoslos preparando para ello.

¿Qué has hecho mientras estudiabas para ayudar a los demás?

Esa pregunta, en mi opinión, es clave. Y no sólo porque demuestre su grado de compromiso social, sino porque ellos van a ser los líderes del futuro, los que van a tener que disponer de recursos e imaginación para acometer acciones de RSE, de sostenibilidad, de voluntariado corporativo etc…Si desde jóvenes sólo están adoctrinados para que se formen, para que vivan con éxito en un entorno hostil y competitivo, se está fallando en ello: no los estamos preparando convenientemente.

Del mismo modo que valoramos positivamente que el candidato joven haya simultaneado sus estudios con trabajos esporádicos de fin de semana, tales como bares, caterings, azafat@s, vigilancia, prácticas en empresas o lo que cada uno pueda buscar, se va a llegar a valorar en breve si ha ayudado por ejemplo, a comer a los ancianos en un asilo, o ir simplemente una o dos veces a la semana a leerles o acompañarles, participar en acciones de voluntariado con colectivos desfavorecidos, charlas a chicos de su misma edad para hacerles ver la importancia a futuro de la cualificación formativa (el mejor profesor para un niño de 5 años es otro niño de 5 años), formación en idiomas a colectivos inmigrantes, ayuda ONGs que ayudan a niños enfermos en hospitales, ayuda para recoger víveres o enseres, liderar acciones entre sus compañeros o amigos…en resumen, demostrar que tiene una preocupación por sus semejantes.

Estudiar y prepararte a fondo de lunes a viernes está muy bien. Pero no es suficiente. Es una actitud egoísta. Con planificación y ganas de sacrificio hay tiempo para todo.

Y a igualdad de formación, este será el elemento diferenciador y que dará valor añadido a los curriculums del futuro.

ComparteShare on Facebook23Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
José Juan Bocarando

José Juan Bocarando

Jose Juan Bocarando trabaja en Relaciones Institucionales de Endesa donde es, además, Secretario del Comité de Sostenibilidad de Andalucía y Extremadura. Asimismo, es Director del Master de Marketing de Loyola Leadership School y colabora, entre otras organizaciones, con Vincere, Proyecto Joven, ONG Crecer con Futuro, Fundación Pequeño Deseo, Fundación Integra, Fundación Exit, Fundación Ransdtad y lidera diversos proyectos de voluntariado corporativo.

2 thoughts on “El cuarto curriculum

  1. Me gusta está reflexión, pero te ha faltado exponer que se siente cuando una dedica parte de su tiempo en ayudar a los demás. Es importante para el que ayudas pero muy gratificante para uno mismo.
    Cuando me quedé en desempleo después de 24 años trabajados, el primer año me dediqué a estudiar y a hacer voluntariado con los más pequeños de un barrio muy deprimido y mirar sin querer estaba preparando mi CUARTO CURRÍCULUM….maravillosa experiencia.
    Hoy gracias a ese nuevo CV puedo saborear nuevos éxitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *