Marketing y Obesidad Infantil

El problema del sobrepeso es uno de los mayores retos de la Sanidad pública en el siglo XXI. Todos los países están afectados, particularmente los grupos de menor nivel de renta. El caso de la población infantil y adolescente es, si cabe, aún más grave, dado que los problemas de obesidad suelen degenerar en enfermedades crónicas en la tercera edad.

Los datos son preocupantes; según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 3 niños en el mundo tiene sobrepeso o es obeso. La obesidad infantil ya no es solo un problema de países ricos. De los 42 millones de niños menores de cinco años que tienen sobrepeso en el mundo, 35 millones (el 83%) vive en países de ingresos medios y bajos. Aparte de las cifras, a la OMS le preocupa la evolución.

Por ejemplo, en África, la cifra de obesidad y sobrepeso infantil en menores de cinco años prácticamente se ha doblado desde 1990. La obesidad infantil es un problema social global.

Marketing de alimentos y bebidas poco saludables

Son muchos los factores que determinan este problema, pero nadie discute que el marketing de alimentos y bebidas poco saludables es un elemento en la etiología de la obesidad infantil y en el desarrollo de enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta, tal y como reconoce la OMS-Europa en un documento titulado Marketing of foods high in fat, salt and sugar to children: update 2012-2013.

A pesar de que algunos estudios cuestionan algunos efectos atribuidos al marketing, existe un total acuerdo en que el marketing de alimentos tiene suficiente efecto sobre las dietas de los niños para merecer acciones que lo controlen.

Medidas de prevención contra la obesidad infantil

En esta línea, nos encontramos con estrategias y regulaciones a todos los niveles. Por ejemplo, en Andalucía acaba de aprobarse la Ley para la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada; o el Gobierno nacional acaba de presentar un Plan a 3 años, con la industria alimentaria, para mejorar la composición de los alimentos y bebidas.

Toda esta labor preventiva que se está realizando desde gobiernos u organismos demanda investigación científica que aporte evidencias sobre la efectividad de las medidas tomadas, investigación que oriente nuevas medidas o que permita mostrar la efectividad de un marketing responsable, un marketing que eduque a los niños en hábitos alimenticios saludables.

El desarrollo de investigación en esta línea es precisamente el objetivo marcado por un equipo de profesores de la Universidad Loyola Andalucía, liderado por Rafael Araque y María José Montero (Equipo Markética), trabajando por un marketing orientado a la transformación social. Un Marketing que deje de ser parte del problema, y pase a ser parte de la solución de muchos de los retos sociales que enfrenta nuestra sociedad.

Autor

Equipo MarkÉtica

Somos Rafael Ángel Araque y María José Montero, profesores del área de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad Loyola Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de eventos