Noticias

Sevilla

Córdoba

Marina Moreno Hernández, alumna de Máster en Neuropsicología: «Desde que se decretó el estado de alarma, no hemos perdido ninguna de las distintas clases y actividades que teníamos programadas en el calendario»

Marina Moreno Hernández, alumna del Doble Máster en Psicología General Sanitaria y Neuropsicología de la Universidad Loyola de la primera promoción del mismo. Durante el curso 2019/20 ha conseguido cambiar su visión de la profesión, la alumna ha comprendido la necesidad de la visión neuropsicológica en el ámbito sanitario. La labor del neuropsicólogo es importante en trastornos del neurodesarrollo, enfermedades neurodegenerativas o daño cerebral adquirido. Durante el estado de alarma y confinamiento Marina cree que la Universidad Loyola ha cumplido con sus expectativas supliendo las carencias de manera exitosa y creativa y manteniendo el calendario de clases y Masterclass tal como estaba programado.

Pregunta (P): ¿Qué crees que te aporta para tu carrera profesional el Máster Universitario en Neuropsicología?

Respuesta (R): Me ha aportado el conocimiento y las habilidades necesarias para llevar a cabo una evaluación e intervención neuropsicológica adaptada a las demandas de cada paciente. Así como una comprensión holística de la problemática de cada persona, entendiendo su neuroanatomía, los distintos síntomas o síndromes presentes, la psicofarmacología a la cual se encuentra expuesta e incluso el contexto en el que se ubica. Al mismo tiempo, me ha aportado el descubrimiento de los nuevos avances en neurociencia y neuropsicología, los cuales me han enfocado hacia las diversas líneas de investigación y técnicas que se están dando en la actualidad. Todo ello, espero que en un futuro profesional me permita adaptarme a diferentes equipos multidisciplinares de trabajo.

P: ¿Cómo valorarías las habilidades y herramientas que te ofrece el Máster como formación tanto práctica como teórica?

R: Al ser estudiante del primer curso, aún no he tenido la oportunidad de desarrollar mis prácticas profesionales, las cuales realizaré en este curso 2020-2021. Sin embargo, a lo largo de este Máster, en el desarrollo de las distintas clases teóricas he tenido la oportunidad de llevar a cabo de manera práctica la aplicación de diversos tests neuropsicológicos a través de role-playings, como por ejemplo la batería neuropsicológica Test Barcelona-2 (Peña-Casanova, 2019). A su vez, valoro mucho la labor de los distintos docentes que hemos tenido en este Máster, ya que nos han mostrado con gran frecuencia vídeos de pacientes reales que nos han permitido comprender la teoría con mayor entendimiento y poder visualizar cómo se relaciona con la práctica e intervención en un contexto real.

«Gracias a esta formación he podido darme cuenta de la necesidad que tenemos las nuevas generaciones de luchar por el reconocimiento de la disciplina de la Neuropsicología en el ámbito profesional, así como de incidir en nuevas líneas de investigación que aporten avances en la neurociencia.»

P: ¿Cómo ha cambiado tu forma de desarrollar u observar esta profesión este Máster?

R: Al realizar el doble Máster de Psicología General Sanitaria + Máster en Neuropsicología, inicié este curso académico muy enfocada hacia la práctica de la psicología sanitaria que se desarrolla en una consulta privada. Pero, gracias al Máster en Neuropsicología he tenido la oportunidad de cambiar mi visión profesional. Ahora, he comprendido la necesidad de la visión neuropsicológica en el ámbito sanitario. La labor del neuropsicólogo es importante en trastornos del neurodesarrollo, enfermedades neurodegenerativas o daño cerebral adquirido; pero, gracias a este Máster he observado que la labor profesional del neuropsicólogo también es fundamental en la mejora de aquellos pacientes que poseen un trastorno mental grave, como por ejemplo esquizofrenia o un trastorno bipolar, e incluso en trastornos adictivos. A su vez, he podido darme cuenta de la necesidad que tenemos las nuevas generaciones de luchar por el reconocimiento de la disciplina de la Neuropsicología en el ámbito profesional, así como de incidir en nuevas líneas de investigación que aporten avances en la neurociencia.

P: ¿Cómo ha sido la experiencia de continuar el desarrollo de clases y actividades durante el confinamiento?

R: Sinceramente, me encuentro muy satisfecha y contenta con la adaptación que ha tenido la Universidad Loyola a la formación presencial-virtual. Desde que se decretó el estado de alarma, no hemos perdido ninguna de las distintas clases y actividades que teníamos programadas en el calendario, realizándose de manera exitosa a través de la plataforma online Webex. Sí es cierto que hemos perdido un poco de esa parte práctica referente a la visualización de casos prácticos reales, pero los docentes han suplido esta carencia de manera exitosa a través del visionado de vídeos online, la realización de tareas enfocadas a la práctica clínica o mediante el enfoque de las clases a la aplicación práctica. Sin duda alguna, debemos reconocer la gran labor de la universidad y los docentes a esta nueva modalidad. Además, he de destacar que las diversas Masterclass que se encontraban programadas en este periodo, se han podido desarrollar de manera online sin perder la calidad que supuestamente ofrece la formación presencial.

«La atención, la cercanía y la calidad de la formación han superado mis expectativas»

A nivel personal, estoy muy satisfecha con la formación y las competencias adquiridas en el Máster en Neuropsicología. Me gustaría destacar la cercanía y profesionalidad de los distintos profesores que hemos tenido, a pesar de ser eminencias en sus ámbitos y proceder de distintas partes de España. La variedad de visiones profesionales que nos han transmitido es una de las grandes riquezas que me ha aportado este Máster. Al mismo tiempo, he tenido la oportunidad de ser voluntaria gracias a la Universidad Loyola en el XII Congreso Nacional de Neuropsicología (FANPSE) que se realizó el pasado mes de Marzo en Sevilla, en el cual pude continuar aprendiendo sobre el ámbito de la Neuropsicología y conocer a los distintos profesionales que forman parte de ella. Si hoy día tuviese que tomar la decisión de seleccionar este Máster, sin dudarlo volvería a seleccionarlo: la atención, la cercanía y la calidad de la formación han superado mis expectativas a pesar de que he formado parte de la primera promoción del Máster en Neuropsicología en la Universidad Loyola.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *