Manifiesto FanEducation, claves para mejorar la experiencia de aprendizaje en el aula.

Manifiesto FanEducation

Hace poco tuve la suerte de cruzarme en el tren con un profesor a punto de jubilarse. Con una apariencia afable, simpática y una cara limpia de arrugas pero llena, al mismo tiempo, de marcas de sabiduría y experiencia, el profesor Federico me contó cómo había llegado muy feliz al final de su carrera profesional.

Tras una hora de conversación se despidió entregándome un manuscrito viejo y amarillento y diciendo: “Este es mi regalo para ti. Cuando llegue tu turno, compártelo también con otra persona”.

Cuando Federico abandonó el tren leí atentamente el manuscrito que llevaba por título “Manifiesto FanEducation”. Reproduzco a continuación los siete puntos que aparecían escritos:

1. Convierte tu clase en algo que amen los alumnos. Y por amar, se entiende: algo que les ilusione, les motive, les desafíe. El aprendizaje sin amor no solo no es interesante, sino que es prácticamente imposible.

2. Transforma el momento de la clase en un momento diferente y especial. Entrena tu creatividad creando una experiencia en el aula. Cada día, antes de comenzar la clase debes plantearte este desafío: “¿Qué elemento nuevo estoy introduciendo en mi clase de hoy? ¿Qué nueva forma de aprendizaje? ¿Qué experiencia?”.

3. La experiencia se construye de forma colectiva. Da la oportunidad a los alumnos de construir esa comunidad: crea experiencia usando redes sociales, gamificación, herramientas web, etc… Conviértelos en “prosumer” (producer+consumer) de la clase: buenos alumnos que al mismo tiempo que “consumen”, “producen” contenido de valor para la asignatura que sirve para su propio aprendizaje.

4. Trabaja en proyectos que ilusionen y motiven a los alumnos. Da igual lo aburrida que sea la materia, siempre hay una forma de darle una vuelta de tuerca. Siempre.

5. Transmite tu ilusión. Ilusiónate e implícate al 100% con tu asignatura. No exijas implicación a tus alumnos si tu compromiso con ellos y con la asignatura no está por las nubes. No sería justo.

6. Convierte tu asignatura en una personita que te acompaña día a día. Despiértate con ella y acuéstate con ella. No esperes que los alumnos dediquen más tiempo a tu asignatura del que tú le dedicas a ella.

7. Y, por último, cuida mucho a tu comunidad fan. Tus alumnos son tu comunidad fan. Si no los cuidas, si no entrenas sus fortalezas, si no los desafías continuamente, si no los tratas de tú a tú, estarás perdiendo la experiencia más rica de la actividad docente.

Autor

Javier Lozano

Docente e investigador en Comunicación. Profesor de las asignaturas de Documentación Informativa, Tecnología de la Comunicación y Pensamiento Creativo. Freak y apasionado de las tecnologías digitales. Además, en mi tiempo libre, consumo compulsivamente TV, cine y literatura, y publico vídeos de mi gato en Vine. Puedes encontrarme en twitter como @lozanojavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>