Siria: respuestas nuevas para problemas viejos

La crisis de los refugiados sirios, análisis y reflexión en LoyolaEcon

Mientras escribo este post, los titulares e imágenes de las noticias internacionales martillean en mi cabeza. Anuncian más muertes en el mar, incluyendo niños y bebes; describen la impotencia del alcalde de Múnich, quien ya no sabe cómo atender a los miles de refugiados que han llegado a su ciudad y hace un llamamiento a la solidaridad de sus conciudadanos; desgranan los entresijos del restablecimiento de los controles fronterizos y la intervención del ejército en la frontera entre Austria y Hungría; anuncian un nuevo retraso en las negociaciones de la UE para el reparto de las cuotas de refugiados

Titulares e imágenes que encarnan la advertencia de ACNUR (Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados) sobre la magnitud de este fenómeno: nos encontramos ante la peor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial.

Las cifras oficiales, que solo contabilizan hasta mediados del años pasado, hablan por sí solas: Siria ocupa la primera posición en este desolador ranking de población refugiada, representando el 27% de la misma; seguida de Afganistán (18%) y Somalia (7,7%). Y, aproximadamente la mitad de estos refugiados, son menores de 18 años. Miles de ‘Aylanes‘.

Las cifras

Titulares e imágenes que nos muestran la solidaridad de gran parte población civil, incapaz de cerrar los ojos ante la trágica situación de otros seres humanos, reviviendo su propia historia. Pero que también nos detallan las respuestas de los gobiernos europeos y de sus regateos en los repartos de cuotas, encorsetados por sus coyunturas económicas y la alargada sombra del terrorismo.

Si bien algunas cifras pueden sacarle los colores a más de uno, incluido el gobierno español. A modo de ejemplo, en los Presupuestos Generales del Estado para este año el gasto asignado a la partida de elecciones ascendía a 345 millones de euros; hacer frente a la cuota de refugiados propuesta por la UE supondría un gasto de 60 millones de euros anuales. Esta cuota (15.000 personas) apenas supone el 15% del total de personas que abandonaron nuestro país durante 2014 según el INE.

Y si pensamos que nosotros hemos sufrido mucho con la crisis, basta comparar la pérdida de bienestar medida en renta per cápita durante la crisis, en torno al 8%, con la sufrida por la población siria por la guerra, cercana al 23%. Y si creemos que acogiendo a los refugiados sirios hacemos más esfuerzo que otros países de nuestro entorno o que ya tenemos bastante con la inmigración ilegal que recibimos, baste algunas cifras (como éstas y estas otras) para sacarnos del error.

Titulares e imágenes que nos recuerdan una historia que, por desgracia, se repite. Aunque si se quiere, también es posible aprender de ella. Episodios como la crisis de los balseros, que se produjo al final de la Guerra de Vietnam, muestran que la cooperación internacional es la única respuesta a situaciones como la que vivimos. Una respuesta que, como señalaba Jean-Claude Juncker hace apenas dos semanas, debe dar lugar a un mecanismo permanente y capaz de responder de forma efectiva a las llegadas masivas de personas.

Inmigrantes económicos

Ahora bien, junto a este mecanismo, ideado para las personas calificadas como “refugiados”, también hay que pensar y articular sistemas para aquellos que denominan “inmigrantes económicos”. Pero, ¿hay diferencia entre éstas categorías? Sobre el papel, sí.

Los inmigrantes económicos cambian su lugar de residencia en busca de mejores condiciones de vida, mientras que los refugiados lo hacen porque su vida corre peligro y tienen derecho a ser acogidos en otros países. En la práctica, no.

Las situaciones de pobreza que afrontan diariamente muchas de los calificados como inmigrantes económicos amenazan gravemente su subsistencia y la de sus familias. Y no es de extrañar que en ese clima de frustración, impotencia y desesperación prenda una llama que degenere en un conflicto armado como en Siria. Solo es cuestión de tiempo.

El drama humanitario de la crisis de los refugiados sirios
Comic sobre la crisis de los refugiados sirios. Fuente: upworthy.com

Respuesta de la comunidad académica

Titulares e imágenes para los que la comunidad académica intenta y debe seguir intentando dar una respuesta. En el caso de la Economía, por ser mi campo de estudio, las respuestas deben atender varios frentes. En primer lugar, podemos dar una respuesta sólida a las preocupaciones y miedos de la sociedad sobre los posibles efectos de la inmigración en sus países, en sus mercados laborales, en sus sistemas de protección social, en su crecimiento económico, etc.

En segundo lugar, podemos contribuir a diseñar los sistemas de respuesta, aportando ideas para crear sistemas de cuotas ,o analizando el impacto de medidas concretas o de sistemas coordinados entre países de origen y destino.

Y en tercer lugar, podemos realizar propuestas que mejoren las economías de origen de estas personas, buscando terminar con la principal causa de estos movimientos poblacionales: la falta de desarrollo y oportunidades.

Pero hay que hacerlo con un enfoque renovado en el que, además de preguntarnos por lo que Europa necesita, analicemos posibles respuestas e impactos de los flujos reales de personas que estamos viendo y veremos. Porque mientras no cambiemos, mientras no contribuyamos y apoyemos el desarrollo en estos países, la única salida, la única esperanza para sus habitantes es emigrar. Imaginemos ¿qué haríamos nosotros si viviéramos en el caos y la violencia de Siria, Irak, Somalia, Burundi…?

Pilar Campoy

Pilar Campoy

Profesora auxiliar del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y Máster en Métodos de Investigación en Ciencias Económicas y Empresariales por ETEA, Facultad adscrita a la Universidad de Córdoba, es Doctora en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Córdoba. Es profesora en la Universidad Loyola Andalucía desde 2012, impartiendo clases en asignaturas vinculadas al área de economía. Trabaja con el Grupo de Investigación CLIMAMODEL (Modelos Multisectoriales para el Cambio Climático) en la aplicación de la metodología de las Tablas Input – Output, Matrices de Contabilidad Social y Modelos de Equilibrio General Aplicado.

24 thoughts on “Siria: respuestas nuevas para problemas viejos

  1. Las cifras no engañan y está claro que con ese presupuesto destinado a la partida de elecciones , es más que posible hacer frente al gasto que van a suponer esos 15.000 refugiados en España y es cierto que el resto de países deberían cooperar internacionalmente y ofrecer una oportunidad a estas víctimas de la guerra en su país, ayudando tanto fuera como dentro de sus países , aunque ¿qué repercusiones puede acarrear la llegada masiva de estos refugiados a Europa?, se habla de que infiltrados en muchos de estos refugiados se encuentran lobos solitarios , agente durmientes de los grupos radicales que vienen a Europa para perpetrar sus actos de violencia terrorista; se habla también que muchos inmigrantes ilegales se están aprovechando de esta situación infiltrándose entre los refugiados con papeles falsos y acceder con mayor facilidad a la Unión Europea , siendo difícil comprobar lo procedencia de origen de estos al estar el Syria en guerra y haberse retirado las embajadas de los países allí; incluso se habla del regocijo de los grandes empresarios europeos , que ven en los refugiados mano de obra no cualificada y barata perfecta para trabajar en sus grandes empresas por un salario inferior al que lo haría un europeo.

    ¿Qué ocurrirá en el futuro ? Solo el tiempo lo dirá.

  2. Es imposible no sentir pena por la situación conflictiva de siria, por la necesidad de abandonar su tierra donde ellos nacieron, para poder salvar su vida yendo a otro país, de lengua y cultura diferente, no por turismo, sino por obligación. Y es imposible no sentir autentica vergüenza por nuestro gobierno, el cual prefiere mirarse su propio ombligo, preocuparse por las elecciones, arreglando bancos, papeleras y gastos de menor necesidad, en vez de invertir más dinero en salvar vidas, en salvar a personas q de verdad lo necesitan, que solo piden asilo y una nueva oportunidad de empezar de 0.
    Como bien dices Pilar, hay que darle a esta situación un enfoque renovado, por el cual se deberían mas valorar a las personas que de verdad lo necesitan ayuda, porque puede que hoy sea siria, pero mañana, que dios no lo quiera, sea España.

  3. Sin duda la crisis de los refugiados es un tema candente en nuestra sociedad, y a la que se le debe dar solución lo antes posible. Con esto quiero decir que los Estados europeos deben atacar el problema y no “lavarse las manos” y echarse la culpa los uno a los otros, como es el caso de Hungría, Eslovaquia, República Checa…
    En nuestro país grandes ciudades como Madrid y Barcelona, y otras más pequeñas como Cádiz han realizado propuestas para acoger refugiados, y con ello contribuir a la reducción de la crisis de los refugiados.Aunque en mi opinión dichas propuestas pueden que no sean suficientes para solventar el problema.
    Como bien dice la autora de este artículo, no solo basta con acoger y solidarizarse con los refugiados sino que hay que apoyar el desarrollo de estos países (en este caso Siria), para que no vuelvan a verse vulnerados los derechos humanos como en esta ocasión y en muchas otras en el pasado.

  4. Las imágenes y cifras de refugiados sirios son aterradoras; a corto plazo el sistema de reparto de refugiados sirios es buena solución para el problema migratorio, pero ¿a largo plazo esto es viable? porque si la guerra continúa el problema va a seguir siendo el mismo e incluso se agravará. Por lo que habría que centrarse un poco también en buscar una solución para intentar acabar con la guerra en Siria.

  5. La clave está en diferenciar entre lo que el artículo define como inmigrante económico y refugiado. Dado que estamos siendo testigos del éxodo masivo de refugiados, la UE y demás organismos internacionales o nosotros mismos a nivel individual acogiendo a familias o prestando ayuda, hemos de actuar de la manera más ordenada y con la mayor brevedad posible para no sólo ofrecer a los refugiados una vida mejor sino simplemente una vida.

  6. Para evitar esta situación tan defortunada que estamos viviendo en la actualidad , creo que deberían empezar los gobiernos verdaderamente actuar, que se dejen de tantas «promesas» y discursos que solo sirven para lavar su imagen y que empiecen a poner en practican sus discursos, preocupándose por personas que están atravesando una situación catastrófica . Sinceramente no creo que tengamos que diferenciar entre los inmigrantes económicos y los refugiados porque ambos tienen objetivo común, huir de sus países para poder tener una mínima posibilidad de futuro. Y mi pregunta es, ¿porque no ,grandes potencias del país ayudar a dichas persona? Si entre todos ayudamos un poco podemos salvar la vida de millones de familias que buscan con urgencia una solución a sus vidas y un poco de luz entre tanta miseria y catástrofe.

  7. La clave de este artículo pienso que puede estar muy enfocada a los gobiernos. Porque? Simplemente ,son los que manejan y son los únicos los cuales pueden verdaderamente buscar una solución ante esta grave situación. Si empezarán a poner en práctica todos los proyectos que dicen tener, las cosas irían mucho mejor y sobre todo en países como Siria ,la cual le hace muchísima falta. Para continuar no creo que tengamos que diferenciar entre inmigrantes económicos y refugiados, ya que ambos tienen un objetivo común: huir de sus países buscando una solución a sus vidas. Por ello si todos podemos de nuestra parte lo podríamos conseguir. El futuro y el tiempo solo nos dará la respuesta si nos hemos unido o sin embargo, sigue existiendo la misma situación .

  8. Está claro que no existe unanimidad ni solidaridad común en el acogimiento de los refugiados, por parte de los gobiernos de los países miembro de la Unión Europea. A mi juicio, frenar a los refugiados en las fronteras de los países, no va a terminar con el problema, si no que va a agravar aún más la situación. Debería existir una mayor concienciación sobre este situación que vive la población Siria, y una mayor involucración por parte de los países la Unión Europea, creando medidas de política que permitan el acogimiento de los refugiados, así como un reparto justo y equitativo dependiendo de la situación económica de cada país. Es cierto que puede existir movimientos de infiltrados o algunos «lobos solitarios» que atenten contra los propios derechos de los países a los que llegan como refugiados, pero también es cierto, que eso supone una parte ínfima en el conjunto de ellos, que por fuerza mayor, se ven obligados a salir de su país e incluso tener que separarse de su familia con la única esperanza de seguir con vida. La coyuntura económica y la actuación de esta minoría radical de los refugiados, se convierte en el pilar de apoyo de ciertos países que no son partidarios de acoger a los mismos, por lo que mientras no se exista una cohesión y una apuesta en común por afrontar este problema como una cosa que nos afecta a todos, seguirán existiendo discrepancias y atentados contra los derechos humanos.

  9. Nos encontramos en un mundo cada vez mas globalizado, pero en el que desgraciadamente surgen situaciones de este tipo. Muchas familias y asociaciones están dispuestas a colaborar y ayudar a todas las familias de refugiados, pero este asunto se ha politizado, y como dice en el articulo los gobiernos realizan regateos en los repartos de cuotas, e intentan frenar la entrada de refugiados.
    Hoy aparece en una noticia que la comisión Europea Sancionara a España y otros 18 países por incumplir las normas de asilo a refugiados. ¿No deberíamos primero abrir las puertas a los refugiados en peligro y después reubicarlos y solucionar los asuntos políticos?

  10. Lo principal en este momento es redefinir el sistema de cuotas de ayuda a los refugiados con el fin de controlar y alocar la masiva llegada de inmigrantes a la UE de manera estructurada y a cada país según su marco socio-económica.
    Por otro lado me parece de recibo comentar que el gobierno central español debería tener mayor voz en este tema y concienciar a los ciudadanos de la situación por la que están pasando los refugiados y dejar de centrar unos presupuestos exageradamente elevados para las próximas elecciones generales (sin quitarle importancia a éstas) y dar mayor prioridad a la situación excepcional que se está produciendo con Siria y los refugiados.

  11. La ayuda para los refugiados sirios en la Unión Europea es algo temporal ya que económicamente es una situación insostenible a largo plazo. Lo que la Unión Europea tendría que hacer es aumentar las ayudas económicas para que estos refugiados puedan seguir sin temor en su país. Esta ayuda económica se refiere tanto militar como social, ya que el temor Yihadista tiene que acabar en algún momento y éstos no disponen de los medios para conseguirlo por sí mismos.

  12. Claramente es una situación bastante dura y de complica solución. Pero he de decir que hay una parte en la que no estoy de acuerdo: un inmigrante económico, ni en la práctica ni en la teoría, es un refugiado.
    El problema de de los refugiados es más puntual y más a corto plazo. Necesitan soluciones y las necesitan ya, sean cuales sean. Por el contrario, el caso de los inmigrantes económicos, hay que afrontarlo con otra perspectiva. Quiero decir que, a la ver que acogemos en medida de lo posible a los que vengan, tenemos que ir fomentando la zona de la que vienen; tenemos que hacer que no necesiten emigrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *