La crisis y las dinámicas del sector exterior en España

sector exterior espana en exportaciones

El comportamiento del Sector exterior en España ha pasado algo desapercibido en esta crisis y solo hemos recordado su protagonismo cuando nos hemos encontrado con inusuales superávits de balanza de bienes y servicios o de balanza por cuenta corriente.

No obstante, como hacían en 2013 Vicente Donoso y Victor Martín en su post en Aldea Global, cabe preguntarse si el comercio exterior ha sido el buen chico de la economía española. La respuesta positiva a esa pregunta venia alentada por las cifras positivas de crecimiento de las exportaciones a mejor ritmo que las de las importaciones, de contribución de las exportaciones al crecimiento, de la estabilidad de cuotas en destinos importantes, o de la significativa reducción del déficit comercial.

El avance de datos de la balanza de pagos de 2015 que ha ofrecido recientemente el Banco de España es también alentador.

Sector exterior de España

Records del sector exterior en España

Como señalaba la revisión del avance por parte del ICEX, los datos de diciembre apuntan a nuevos records. Las exportaciones españolas de mercancías crecieron un 4,3% interanual en 2015 (1,8 puntos más que en 2014) hasta alcanzar los 250.241,3 millones de euros, el valor más alto desde el inicio de la serie histórica.

Las importaciones, por su parte, crecieron un 3,7%, hasta los 274.415,2 millones de euros. En términos de volumen, el aumento fue mayor, de un 6,4%, ya que los precios disminuyeron un 2,5%.

Como resultado, en 2015 el déficit comercial alcanzó los 24.173,9 millones de euros, un 1,2% menos que en 2014 y el segundo valor más bajo desde 1998, sólo por detrás del dato de 2013 (-16.532 millones de euros). La tasa de cobertura se situó en el 91,2%, 0,5 puntos por encima de 2014 (90,7%).

El saldo no energético arrojó un superávit de 1.911,7 millones de euros (13.599,3 millones de euros en 2014) mientras que el saldo energético registró una mejora del 31,5% (reducción del déficit energético), favorecida por la caída de los precios de la energía.

El análisis de los mejores y peores comportamientos de nuestros mercados ofrece pistas de las razones de esta mejora que se basa no en los mercados emergentes sino en la recuperación de la demanda en nuestros destino tradicional de exportaciones a la UE28, que representa a final del año 2015 el 64,8% de nuestras exportaciones (500% a los países de la Eurozona).

Mejores y peores destinos de las exportaciones

Los destinos de mejor comportamiento y más contribución al crecimiento del sector exterior de España, según el análisis del ICEX, han sido Alemania (0,9 puntos, sobre todo por las mayores ventas de automóviles y motos, de frutas, hortalizas y legumbres y, a cierta distancia, de medicamentos); Reino Unido (0,7 puntos, principalmente por el aumento de exportaciones de automóviles y motos y, en menor medida, de frutas, hortalizas y legumbres y motores); Italia (0,6 puntos, en su mayor parte por el aumento de ventas de automóviles y motos, y luego de frutas, hortalizas y legumbres y de productos pesqueros); y Francia (0,4 puntos, por las mayores exportaciones de automóviles y motos y, a cierta distancia, de frutas, hortalizas y legumbres y componentes del automóvil).

Por el contrario, las mayores contribuciones negativas al crecimiento de las exportaciones correspondieron a Rusia (-0,4 puntos, por las menores ventas de frutas, hortalizas y legumbres, medicamentos y material de transporte ferroviario); Taiwán (-0,2 puntos, fundamentalmente por la caída de exportaciones de petróleo y derivados, y en menor medida de material de transporte ferroviario y gas); Argelia (-0,2 puntos, por la caída de exportaciones de automóviles y motos y hierro y acero); y Brasil (-0,2 puntos, en su mayoría por las menores exportaciones de gas).

La pregunta clave es si detrás de este comportamiento positivo de la Balanza de Pagos hay o no cambios estructurales asociados a transformaciones del modelo productivo. No parece haber perspectiva suficiente para asegurar nada a favor o en contra de forma tajante.

Lo que sí sabemos son las preguntas que habrá que responder a corto y medio plazo. ¿Perdurará el impulso a la internacionalización de la empresa española? ¿Se sostendrá la ampliación de la base de empresas exportadoras a empresas pequeñas y microempresas tal y como ha señalado la Subdirección General de Evaluación de Instrumentos de Política Comercial? ¿Hay un cambio de patrón de la financiación empresarial a partir de lo que indica el comportamiento de la balanza de capital? ¿O estamos en un momento pasajero condicionado por la política monetaria superexpansiva y los instrumentos de expansión cuantitiva del BCE?

Pedro Caldentey

Pedro Caldentey

Profesor titular del Departamento de Economía. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por ETEA, Facultad adscrita a la Universidad de Córdoba, es Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Córdoba y premio extraordinario de doctorado. Procede de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ETEA) donde lleva impartiendo clases en asignaturas vinculadas al área de economía desde 1990. Actual Director Ejecutivo de Fundación ETEA para el Desarrollo y la Cooperación. Ha dirigido el Fondo España-SICA en el período 2007-2011 para la Agencia Española de Cooperación internacional para el Desarrollo (AECID) y la Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Ha sido consultor para la Unión Europea, CEPAL, AECID, Secretaría General del SICA y OCDE. Investigador en temas relacionados con la integración regional comparada en la Unión Europea y en América Latina, políticas de desarrollo y cooperación, economía latinoamericana y política económica en España. Es secretario de la Junta Directiva del Sello Fairtrade Ibérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *