Podemos hablar “por ahora” de recuperación económica en España

Factores de la recuperación económica de España

En estos momentos, si algo caracteriza al patrón de crecimiento de la economía mundial es la complejidad de las fuerzas y dinámicas concurrentes, registrando los países desarrollados y emergentes un considerable deterioro en su economía debido al efecto contagio provocado por los problemas de la economía china, que dan lugar a la reducción de la demanda de materias primas y por consiguiente a la bajada de sus precios, todo esto unido a la falta de tensiones inflacionistas a corto plazo y manteniendo, en general, las previsiones de inflación a largo plazo en niveles inferiores a los objetivos de política monetaria.

Sin embargo, y gracias en parte a estos patrones de conducta de la economía mundial, desde finales del pasado año ya todo parecía indicar que para España las cosas serían diferentes, y el año 2015 sería el año de la recuperación económica.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al segundo trimestre, este presagio parece que se está cumpliendo. El Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía española ha registrado una variación del 1,0% en el segundo trimestre de 2015 respecto al trimestre precedente, según la estimación avance del PIB trimestral.

Esta tasa es una décima superior a la registrada en el trimestre anterior (0,9%), alcanzando la variación anual del PIB en el segundo trimestre de 2015 el 3,1%, frente al 2,7% del primer trimestre.

Factores de crecimiento económico

Este crecimiento, está siendo provocado principalmente por factores meramente cíclicos, generados por el impacto transitorio de un conjunto de factores externos, entre los que destacan la caída del precio del petróleo, la rebaja del impuesto sobre la renta, la fuerte caída de los tipos de interés y la relajación del gasto público como consecuencia del ciclo electoral, facilitada por la caída de los intereses de la deuda.

Todas estas buenas noticias, hacen que estemos sorprendidos a la par que felices por el crecimiento que está teniendo el país, con continuas revisiones al alza del PIB, pero esto no quita que debamos dar una segunda vuelta y mirar un poco más allá, dejando a un lado la perspectiva miope que tanto se utiliza en este tipo de informaciones e intentado dar respuesta a preguntas que podrían ser clave del éxito del crecimiento del país en el largo plazo, haciéndonos reflexionar sobre cuánto puede durar el crecimiento de un país sustentado en factores que lejos están de ser factores permanentes como los que podría provocar un cambio de modelo que ataque de forma contundente las debilidades estructurales de nuestra economía.

Mª Carmen Delgado

Mª Carmen Delgado

Profesora auxiliar del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía. Licenciada en Economía por la Universidad de Granada y Máster en Economía y Evaluación del Bienestar, es Doctora en Economía por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Ha sido profesora en la Universidad Pablo de Olavide desde el año 2011 e investigadora en la Comisión Europea (JRC-IPTS) durante el año 2012. Trabaja con el Grupo de Investigación CLIMAMODEL (Modelos Multisectoriales para el Cambio Climático) en la aplicación de la metodología de las Tablas Input – Output, Matrices de Contabilidad Social y Modelos de Equilibrio General Aplicado.

12 thoughts on “Podemos hablar “por ahora” de recuperación económica en España

  1. Parece que vamos por el buen camino. Como podemos leer en el post la tasa de crecimiento del PIB español sigue creciendo cada trimestre, es algo que se preveía para este año 2015. Pero, al igual que dice el final del post, no debemos de confiarnos con estos «brotes verdes» y controlar con mucho cuidado la economía para seguir creciendo y que no nos pase más lo que años atrás provocó la crisis.

  2. Tras analizar la situación económica de España en el último trimestre, podemos apreciar una variación del PIB del 1%, lo que implica un crecimiento económico. Pero no podemos dejarnos llevar por estos datos positivos, que a simple vista podrían ser engañosos.
    Cuando obtenemos unos resultados es importante saber de dónde proceden éstos, puesto que no es lo mismo que vayan a permanecer constantes o que solo sean temporales, como vemos en este caso. En gran medida el crecimiento económico, ante el cual nos encontramos, es consecuencia de una combinación de factores cíclicos que como su propio nombre indica cambiarán próximamente. Por lo que, tenemos que analizar la situación actual, nuestras políticas económicas y tomar decisiones que nos impliquen y beneficien a largo plazo. Debemos adoptar nuevos modelos económicos, modelos que no nos hagan tan dependientes de otros países y que nos permitan expandirnos una vez consolidada nuestra economía, para así lograr un crecimiento periódico en el tiempo.

  3. La lectura de la primera parte del texto puede dar la impresión de que el autor pretende transmitir ese optimismo hueco y falto de mesura al que, desgraciadamente, nos tiene acostumbrados determinada prensa y no pocos responsables políticos. Según ese superficial punto de vista podemos ser optimistas de cara al futuro, teniendo en cuenta que las previsiones para nuestro país se van cumpliendo. No obstante, como acertadamente señala , no podemos dejarnos llevar por ese optimismo ciego y banal, ya que como bien cita después dicho crecimiento es debido a factores externos a la economía del país y no a buen hacer de estrategias político-económicas para que se produzca un cambio de tendencia).
    Aprovechando la bajada de los tipos de interés es necesario que esta se acompañe con una mayor aportación del gasto público a las empresas, lo que haría crecer la demanda y como consecuencia la inversión.
    Esto quizás aportaría una mayor estabilidad y nos alejaría de la subordinación y de encontrarnos a merced de mejoras externas que son cíclicas, que cambiarán y nos devolverán irremediablemente a nuestro decrépito punto de partida.

  4. El crecimiento del PIB de España es una noticia muy buena. Se ve un poco de luz al final del túnel.Sin embargo lo que se necesita es un crecimiento estable y permanente. Según el artículo el presente crecimiento se debe a unos factores cíclicos y por eso puede ser transitorio. No sabemos cuánto va a durar y eso no está bien porque por positiva que sea la noticia, necesitamos algo más. Lo importante es hacer tales reformas y cambios en la economía que garanticen que el crecimiento va a seguir pero más estable. Existen muchas debilidades en la estructura de la economía española y eso es lo que se debe tener en cuenta en la futura realización de un modelo económico más eficiente que proporcione un aumento mayor del PIB.

  5. En primer lugar, el crecimiento que sufre el PIB de manera exponencial pasando de un 2,7% en el primer trimestre a un 3,1% en el segundo trimestre nos indica, teniendo en cuenta que en 2007 España alcanzó en el tercer trimestre de ese año un 3,8% creciendo más que cualquier miembro del club económico más selecto, el G-7, que estamos viendo el principio de un final esperado a esta crisis mundial que ha golpeado a nuestro país.
    Por último, los factores que actualmente están ayudando al crecimiento son externos y cíclicos por lo que aferrarse a ellos sería un grave error porque en el momento en el que cambien influenciarán en nuestra economía de manera negativa, como hoy en día lo hacen positivamente. Por ello hay que estudiar la situación del País enfocado a unas políticas de sustentación a largo plazo sin depender en gran parte a los factores mencionados.

  6. Los últimos datos muestran una recuperación económica pero es necesario que esa recuperación se consolide en el tiempo. El paro, por ejemplo, sigue siendo alto y la pequeña caída que haya podido experimentar viene unida de unos salarios bajos y la emigración. La deuda pública sigue siendo alta también y muchas familias viven de la ayuda de otros familiares. Los indicadores han convencido e impresionado a los mercados pero no a los ciudadanos. La mejora que se muestra en indicadores puede ser cierta pero aún la población no está sintiendo ningún beneficio real de esta recuperación.

  7. Con el crecimiento que se ha ido produciendo en el PIB estos últimos meses, no es de extrañar que se nos haya considerado como uno de los países que más rápido se ha recuperado tras sufrir una crisis económica. Este periodo de crecimiento, como indica el artículo, se puede deber a simples aspectos externos, o también a aspectos cíclicos en los que, si nos fijamos en la historia económica, después de un periodo de decadencia, llega un tiempo de recuperación y riqueza, y viceversa. Dicho esto, parece claro que tenemos que apostar por un equilibrio permanente que no debilite la estructura de nuestra economía.

  8. «Después de la tempestad siempre llega la calma», eso es lo que parece que estamos experimentando en nuestra economía. Muchos han sido los recortes que hemos tenido que sufrir para que ahora den su fruto, aunque no debemos de olvidar que aunque hayan sido medidas estrictas para salir de la crisis, se deberán seguir teniendo para que la economía no vuelva a caer. Esperemos que la crisis haya servido para cambiar la conducta de la economía que teníamos.

  9. Como se puede observar, los factores externos económicos que afectan a un país pueden hacer que su situación mejore o empeore. La economía mundial esta relacionada con la economía particular de cada país, y esto es visible en el caso de España, que gracias a los problemas causados en la economía China, ha provocado la ligera mejora de la situación española, traduciéndose en un crecimiento del PIB, que, con las medidas adecuadas, se podría usar esta ventaja como trampolín a la salida de la crisis económica.

  10. Aunque la situación actual de la economía mundial sea muy compleja y muchos factores macroeconómicos estén en juego actualmente, todo indica a que este 2015 tendrá lugar la recuperación económica.

    Como se comentó en clase, la burbuja económica en la que China está sumergida actualmente es mantenida por el gobierno del país, ya que la situación es insostenible y está en un constante precipicio.

    No nos podemos olvidar de la situación de crisis económica que nos ha precedido en los últimos años. Así que debemos aprender de los errores para no volver a tropezar con la misma piedra. Un artículo lleno de optimismo, pero en todo momento debemos realistas.

  11. Los factores cíclicos tienen una importancia mayor de la que uno se puede esperar. Según el periodo del ciclo del crecimiento, pueden ser estos factores cíclicos los que levanten una economía. Esto se debe a que la economía no es una ciencia exacta, no es una ciencia natural; depende de las personas, de su actitud y sus expectativas. Por lo tanto, si estos factores cíclicos vienen en un momento educados y con una fuerza significativa, pueden cambiar los pronósticos y la actitud de la gente para con la economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *