EPA del tercer trimestre de 2018: datos positivos para el empleo

La EPA del tercer trimestre de 2018 ofrece datos positivos en referencia al empleo.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2018, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), muestra algunos datos muy positivos para el mercado laboral español, como la creación de empleo de 183.900 personas y de 478.800 en el último año (suponiendo un aumento del 2.5%). Aunque, de hecho, es habitual que el tercer trimestre sea un mes positivo en cuanto al empleo por la campaña de verano.

Esto sitúa el nivel de ocupación en 19.528.000, algo por encima al nivel de ocupación del mismo trimestre de 2009. Sin embargo, este nivel de ocupación sigue siendo inferior al del 2008 (en alrededor de un millón de empleos), el máximo observado en un tercer trimestre (Observatorio Laboral FEDEA, octubre 2018).

La EPA del tercer trimestre de 2018, indica también que el número de parados bajó a 3.3 millones, 405.800 menos que hace un año, situándose en 3.326.000, su valor más bajo desde 2008, y dejando la tasa de paro en el 14,5%, su valor más bajo también desde el tercer trimestre de 2009 y suponiendo una caída de casi dos puntos del 16,3% del mismo trimestre de 2017.

Otro dato también muy positivo es que ha disminuido la duración del desempleo, ya que una cantidad significativa de los desempleados de larga duración están encontrando trabajo. Concretamente, mientras hace 12 meses el desempleo de larga duración afectaba al 56% de los desempleados, esta proporción ha caído al 53.8% (Observatorio Laboral FEDEA, octubre 2018).

Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer en cuanto a igualdad entre hombres y mujeres en términos de inserción laboral: dos de cada tres nuevos puestos de trabajo fueron ocupados por hombres. Concretamente, en este tercer trimestre, solamente 50.000 de las nuevas contrataciones se han hecho a mujeres, frente a 134.000 nuevas contrataciones a hombres.

Asimismo, hay que destacar las marcadas diferencias norte-sur en la disparidad de ocupación de hombres y mujeres. Por ejemplo, en comunidades como Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía, alrededor del 60% de los puestos de trabajo los ocupan hombres, mientras que es el 52% en Galicia, Asturias, País Vasco y Cataluña (Observatorio Laboral FEDEA, octubre 2018).

En cuanto al tipo de contrato,  la temporalidad en los contratos sigue dominando: ocho de cada diez nuevos puestos de trabajo fueron temporales. Concretamente, la tasa de temporalidad (27,43%) es la mayor desde 2008.

Empleo por sectores y comunidades autónomas

Como consecuencia de la temporada de verano, la mayor parte de empleos se crearon en el sector servicios, con 210.000 empleos, seguido de la construcción (25.000 empleos). Industria apenas creó 3.000 empleos y desciende el empleo en la Agricultura (54.000 menos), según  la EPA del tercer trimestre de 2018.

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos de empleo este tercer trimestre de 2018 se producen en Baleares (47.500 nuevos empleos), Cataluña (33.500) y Canarias y Castilla-La Mancha (22.700 más cada una). Sin embargo, en el País Vasco el número de ocupados disminuye en 7.200.

Hogares

Otra nota positiva es que en el tercer trimestre del 2018 se ha reducido el número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro en 29.500, hasta un total de 1.083.700 y ha aumentado el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados en 139.300, hasta 10.551.000.

Autónomos

El colectivo que no presenta datos tan positivos es el de los autónomos. En el tercer trimestre, este colectivo apenas se incrementó en 7.000 personas y, en términos interanuales, hay casi 50.000 trabajadores por cuenta propia que se han dado de baja este último año. 

Para colectivos como la Unión de Asociaciones de Trabajadores, Autónomos y Emprendedores (UATAE) estos datos reflejan la “falta de políticas de calado destinadas a los autónomos” y la “necesidad de dar más facilidades a los jóvenes y nuevos emprendedores” (María José Landaburu, secretaria general de UATAE).

Y es que no hay que olvidar la importancia cuantitativa y cualitativa de las pymes y los autónomos, constituyendo uno de los principales motores para dinamizar la economía española, dada su capacidad de generar empleo. 

Referencias

Laura Padilla

Laura Padilla

Profesora en la Universidad Loyola Andalucía. Licenciada en Economía por la Universidad Autónoma de Barcelona (2002) y Doctora en Economía por la Toulouse School of Economics (Diciembre 2007). En el periodo 2006-2007, con beca de investigación Marie Curie, visitó el European Center for Advanced Research in Economics and Statistics (ECARES), en la Universidad Libre de Bruselas, Bélgica. Después del doctorado trabajó como consultora en una empresa Internacional de Consultoría Económica (The Brattle Group), especializada en temas de la competencia, en Bruselas, e impartió clases de Economía en inglés y francés en GROUPE ESC Troyes en Champagne, miembro de la “Conférence des grandes écoles” francesas. Sus campos de investigación son el gobierno corporativo y la estrategia de empresa, economía del trabajo, organización industrial e iniciativa empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *