¿Cuál es el balance económico de Andalucía en 2016?

Balance económico de Andalucía en 2016.

Cuando finaliza un año, todos hacemos balance del mismo y analizamos cómo han marchado las cosas en los 365 días que hemos dejado atrás. En el caso de la economía andaluza, podemos hacer lo mismo, un balance económico de Andalucía en 2016, y analizar cómo se han comportado las principales variables macroeconómicas de la región a lo largo del año.

Basándonos en los datos publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), hasta el tercer trimestre del año, podemos resaltar una serie de indicadores que han ido marcando el ritmo de la región. La economía andaluza creció en el tercer trimestre un 2,8%, respecto al mismo periodo del año anterior, aportando la demanda regional 1,8 puntos de crecimiento al PIB, mientras que el saldo exterior contribuyó en 1 punto.

Si hablamos de los componentes de la demanda, todos registran un crecimiento, excepto la formación bruta de capital, que registró una caída del 0,2%. De esta forma, el crecimiento del gasto en consumo final ascendió al 2,1%, las exportaciones al 6,2% y las importaciones al 3,4%.

Por componentes de la oferta, las ramas productivas han experimentado un crecimiento de su actividad, alcanzando las ramas primarias un 5,0%, las ramas industriales un 1,6%, y el sector servicios un 3,0%. La única que ha registrado una tasa negativa ha sido la rama de construcción, con un -1,4%.

Otro dato importante es el empleo, presentado por el IECA en términos de puestos de trabajo, el cual experimentó en el pasado tercer trimestre un crecimiento positivo del 2,8%, mejorando la remuneración de los asalariados en un 2,5%.

Balance económico de Andalucía en 2016 positivo

Con todos estos datos, podemos hacer un balance positivo del 2016, lanzándonos a augurar un buen cierre del año, manteniendo la dinámica de dinamismo adquirida durante los meses anteriores, provocada por una serie de factores de naturaleza exógena, que han favorecido el comentado crecimiento, como son las bajas tasas de interés y los precios de las materias primas, especialmente del petróleo.

Aun así, tendremos que esperar algunos meses más para tener los datos oficiales del cuarto trimestre, aunque las previsiones realizadas por diferentes instituciones, también han apuntado un cierre positivo; concretamente desde el Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía, a través del informe de previsiones Loyola Economic Outlook, ya se adelantó el pasado otoño, un final del año con un crecimiento anual del 2,8%.

De esta forma, una vez pasado el año y ya realizado un primer balance económico de Andalucía en 2016, toda la atención está puesta en ver cómo encajará en la economía todo lo que está por acontecer a nivel mundial en el próximo año, ya que parece que los patrones de comportamiento de diferentes factores que afectan al crecimiento pueden cambiar, y pueden poner en peligro la tendencia positiva de crecimiento de la economía andaluza.

Mª Carmen Delgado

Mª Carmen Delgado

Profesora auxiliar del Departamento de Economía. Licenciada en Economía por la Universidad de Granada y Máster en Economía y Evaluación del Bienestar, es Doctora en Economía por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Ha sido profesora en la Universidad Pablo de Olavide desde el año 2011 e investigadora en la Comisión Europea (JRC-IPTS) durante el año 2012. Trabaja con el Grupo de Investigación CLIMAMODEL (Modelos Multisectoriales para el Cambio Climático) en la aplicación de la metodología de las Tablas Input – Output, Matrices de Contabilidad Social y Modelos de Equilibrio General Aplicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *