Andalucía y la Agenda 2030

Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas

En septiembre de 2015, dirigentes de más de 150 países participaron en la Cumbre de Desarrollo Sostenible, en la sede de Naciones Unidas de Nueva York. Allí la Asamblea General aprobó la Resolución «Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible» (A/RES/70/1). La conocida como Agenda 2030 aúna por primera vez en la historia de Naciones Unidas la agenda ambiental y la del desarrollo económico y social, que hasta entonces habían caminado separadas, con el fin de conseguir entre todos un mundo sostenible para el planeta y para las personas en el año 2030.

La Agenda 2030 contiene 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), concretados en 169 metas, que se pueden resumir en: 1) fin de la pobreza; 2) hambre cero; 3) salud y bienestar; 4) educación de calidad; 5) igualdad de género; 6) agua limpia y saneamiento; 7) energía asequible y no contaminante; 8) trabajo decente y crecimiento económico; 9) industria, innovación e infraestructura; 10) reducción de las desigualdades; 11) ciudades y comunidades sostenibles; 12) producción y consumo responsables; 13) acción por el clima; 14) vida submarina; 15) vida de ecosistemas terrestres; 16) paz, justicia e instituciones sólidas; 17) alianza para lograr los objetivos.

Existe un mecanismo establecido por Naciones Unidas para que anualmente los países se sometan a un Examen Nacional Voluntario para presentar su plan de acción y los avances habidos con relación al logro de los ODS. En julio de 2018, el gobierno español presentó en la sede de Naciones Unidas de Nueva York, su Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030 en España[1].

Indicadores del grado de cumplimiento de los ODS

También en 2018, en octubre, la Red Española para el Desarrollo Sostenible publicó un informe en el que, empleando un total de 85 indicadores, analizaba el grado de cumplimiento de los ODS de 100 ciudades españolas[2]. Este informe abarca a las capitales de provincia, las ciudades autónomas y todas aquellas de más de 80.000 habitantes.

Si entrar en la metodología empleada (no habría espacio aquí para hacerlo), el estudio elabora, en función de los valores obtenidos en los indicadores empleados para medir el logro de cada ODS (en general, tres o más indicadores por ODS), un panel en el que se asigna a cada ciudad de las analizadas un color por cada ODS. Se asigna el color verde, si se considera cumplido el objetivo.

A partir de ahí la banda de colores va del amarillo al rojo, en función del grado de cumplimiento del objetivo, indicando este último color el valor más bajo alcanzado en los indicadores y, por tanto, el valor más alto de incumplimiento del ODS. Ésta es la clave en la que debe analizarse la tabla en la que se presenta el panel resultante para las capitales de provincia andaluzas[3].

Panel de cumplimiento de los ODS en las capitales de provincia andaluzas

panel cumplimiento ods ciudades andaluzas
Fuente: Sánchez de Madariaga, et al (2018)

Lo primero que llama la atención es que cinco de las ocho capitales andaluzas suspenden en el ODS 8 (trabajo decente y crecimiento económico) y tres se encuentran lejos de lograrlo. Para medir el nivel de logro de este ODS se han utilizado los siguientes indicadores: porcentaje de accidentes laborales con resultado de baja, diferentes tasas de desempleo y PIB provincial per cápita.

Por el contra,  la mejor situación se da en el ODS de salud (ODS 3), en el que la mitad de las capitales parecen haber alcanzado las metas fijadas (color verde) y las otras cuatro se encuentran cerca de alcanzarlas (color amarillo).

La única ciudad que no suspende en el logro de ninguno de los ODS es Granada. En el otro extremo se encuentra Huelva, que suspende en tres ODS: el 8, el 12 (producción y consumo responsables) y el 13 (acción por el clima).

Viendo el panel al completo, una cosa está clara, en Andalucía nos queda mucho por hacer para el logro de los ODS. Es imprescindible que, tanto nuestro gobierno regional, como los gobiernos locales y, especialmente éstos últimos, en lo que compete a conseguir ciudades más prósperas, justas y medioambientalmente sostenibles, se comprometan expresamente con el logro de la Agenda 2030 y comiencen a tomar medidas para su implementación. ¡Ya vamos tres años tarde!

Referencias

[1]    La autora de este trabajo participó en la elaboración del Anexo Estadístico que presentó el Gobierno español.

[2]    Sánchez de Madariaga, I., García López, J. y Sisto, R (2018). Mirando hacia el futuro: ciudades sostenibles. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 100 ciudades españolas. REDS – Red Española para el Desarrollo Sostenible. En: http://reds-sdsn.es/comunicado-lanzamiento-informe-ods-ciudades

[3]    Cabe indicar que algunos de los indicadores están medidos a nivel municipal y otros a nivel provincial.

Ana Hernández

Ana Hernández

Ana Hernández Román. Profesora Titular del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía. Licenciada en CC.EE. y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas y Doctora por la Universidad de Córdoba. Ha impartido clases de Teoría Económica en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ETEA) de la Universidad de Córdoba entre 1987 y 2013, y, desde 2014, en la Universidad Loyola Andalucía. Su campo de investigación es la cooperación internacional al desarrollo en el sector de la educación y la medición de la pobreza, la desigualdad y el progreso social. Es investigadora colaboradora de la Fundación ETEA para el Desarrollo y la Cooperación. Es miembro de la Red Española de Estudios del Desarrollo (REEDES). En la Universidad Loyola desarrolla la labor de Coordinadora de Orientación Universitaria desde el año 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *