La violencia no tiene género

Luchar por la igualdad de género

Mi nombre es Jessica Vegas, soy una mujer y eso no cambia las cosas, no quiero ponerme una venda en los ojos y hacer como si el problema no existiese, porque ante todo soy una persona humana. El caso es que vivimos en una generación en la que las mujeres estamos en crecimiento de oportunidades, de igualdades, de reconocimiento, de poder.

Me pregunto entonces ¿dónde deja esto a la figura del hombre? No quiero que se me malinterprete. Soy feminista, término entendido como defensa de la igualdad de derechos y oportunidades de la mujer tanto como de las del hombre, en definitiva, destruir las barreras de la desigualdad. Me entristece muchísimo que no podamos comprender que todos somos personas, con nuestras diferencias individuales.

El tema que quiero tratar hoy está muy ligado a este asunto. Ya que me enorgullece que a las mujeres cada vez se nos dé más importancia, soy muy consciente de que esto puede tener repercusiones negativas en ciertos ámbitos para el hombre, como por ejemplo la violencia física y psicológica, y de esto sí que no me siento orgullosa.

En este post me centraré en las relaciones entre hombre y mujer. Según la definición de Violencia de Género, se entiende como el “maltrato físico y/o psicológico que un hombre pueda hacer a una mujer”, pero no consta nada acerca del daño que pueda  infligir una mujer en un hombre, ni tampoco comportamientos violentos entre personas del mismo género.

La violencia de género más allá de una cifra

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, en 2011 un total de 7 hombres y 62 mujeres murieron a manos de sus parejas o exparejas. Es cierto que el porcentaje de hombres en comparación con el de mujeres es ínfimo, pero ¿qué se supone que debemos hacer? ¿Mirar hacia otro lado? ¿Despreocuparnos?

Articulo de opinión sobre la violencia de género

No, lo correcto es concienciar, son 7 vidas perdidas, son siete hombres que ya no volverán y no merecen ser infravalorados simplemente porque otros porcentajes sean mayores. Debemos comprender que no son simples números, sino personas. Apelo a vuestro sentido de la justicia, la razón y la sensatez.

En 2012, 2.788 hombres y 4.510 mujeres fueron víctimas de esta violencia según el Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, solamente se denunció a 1.309 mujeres en comparación con los 4.091 hombres denunciados.

Efectivamente, si 2.788 hombre fueron víctimas de esta violencia y únicamente se denunció a 1.309 mujeres, ¿qué pasa con las 1.479 restantes? Sin embargo, únicamente 419 hombres quedaron sin denunciar. ¿A qué se deben estos datos?

Luchar por una igualdad real

Podemos encontrar una explicación mirando a la sociedad en la que vivimos, en la que no se tiene en cuenta al hombre en este ámbito. La violencia de género no incluye a los hombres, y la violencia cometida contra ellos pasa a catalogarse como violencia doméstica.

¿Soy la única que no encuentra sentido a esto? Nos llenamos la boca pidiendo igualdad, y eso es justo y correcto, pero la igualdad no sólo hace referencia a un grupo o colectivo, sino que acaba por integrarlos a todos. No es justo, no es lógico y no es humano menospreciar el sufrimiento que la violencia doméstica provoca en todos esos hombres.

La idea de que un hombre, a quien pega y maltrata una mujer es débil, es un “blando”, no es lo suficientemente hombre o es “quejica”, es demasiado retrógrada como para que sigamos con ella en la cabeza. La verdad es que la mayoría de los hombres piensan que no les van a tomar en serio o incluso que se reirán de ellos.

La violencia no entiende de género

Debemos acabar con el tópico del género fuerte porque los hombres pueden ser delicados; hay que cuidarlos y quererlos al igual que esperamos que se haga con las mujeres.

Da mucha pena ver que una mujer, humillada por un hombre en público, se catalogue como violencia de género y nos provoque enormes sentimientos de rechazo, que no se manifiestan cuando ocurre al revés.

Si a un hombre le grita en público una mujer, es que ella es de armas tomar y tiene mucho carácter.

La Ley de Violencia de Género genera una situación de desigualdad penal por el simple hecho de ser un hombre, de pertenecer al sexo masculino. ¿Hasta qué punto es esto constitucional? Las leyes han de ser justas y la justicia no tiene que ver con el género.

No puedo pedirles que condenen como yo la desigualdad vigente y contrastada con datos significativos. Simplemente que se informen, que valoren y tengan juicio crítico a la hora de analizar. No se dejen llevar por sentimentalismos, sean objetivos, opinen con cautela.

Plantéense los hechos, los datos y forjen su juicio sobre la Ley de la Violencia de Género que tenemos en este nuestro país. Debemos proteger a todos y cada mujer, cada hombre y cada niño.

Columna de opinión de Jessica Vegas Lara

Fotografías: Pixabay

Edición: Candela Granados /Álvaro Guerrero

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn20

2 thoughts on “La violencia no tiene género

  1. Interesante debate que planteas, permite que añada unas líneas para ampliar las miras. Inicialmente yo tenía unos análisis similares al de esta noticia, pero el desarrollar un trabajo de derecho sobre el Artículo 14 de la Constitución me dio muchas respuestas.

    Las cifras que se mencionan necesitan más información. Según leo en el proyecto http://www.feminicidio.net, los hombres asesinados en casos de violencia de género lo fueron asesinados mayoritariamente por otros hombres (padres, ex-parejas… ver sección LISTADO DE FEMINICIDIOS Y ASESINATOS DE MUJERES 2015):

    http://www.feminicidio.net/articulo/espa%C3%B1a-14-mujeres-fueron-asesinadas-hombres-diciembre-2015

    Al usar el término violencia de género, los precursores de la ley pretenden reflejar que las mujeres (u hombres) son maltratadas por una construcción social hetero-patriarcal en la que el hombre posee a la mujer, y por tanto ejerce control y violencia sobre su posesión. Cuando el origen de la violencia se enmarca en esta herencia de ‘posesión’ del otro, se denomina “violencia de género” aludiendo a este fenómeno, ya sea violencia hombre -> mujer / mujer->mujer / hombre -> hombre. Otros tipos de violencia caen fuera de la cuestión de dominación (como herencia del sometimiento de la mujer al hombre en algunas culturas) al no estar su raíz en la cuestión de la ‘posesión’. Si me parece totalmente acertado señalar el vacío que hay para hombres sufridores de la violencia de género u otro tipo de violencias.

    Por otro lado, desde hace treinta años contamos con las conclusiones del Tribunal Constitucional sobre la cuestión de la discriminación positiva. En resumen, cuando un grupo ha sido apartado y cuenta con desventajas frente al resto de la sociedad, es necesario promover acciones positivas más allá de la igualdad que rompan una inercia de siglos. Creo que la imagen de “igualdad, inclusión y equidad” es bastante explicativa:

    http://danielcolombo.com/la-gran-diferencia-entre-igualdad-e-inclusion-y-equidad/

    1. Muchas gracias Javier Sánchez, por efectivamente ampliar mis conocimientos en este tema que tanto me interesa. No creo que nunca podamos llegar a saber todo de todo y aún me queda mucho por conocer a cerca de la Violencia de Género. Me ha parecido muy interesante la aclaración de a que se refiere la violencia de genero, entendida desde el trasfondo de la posesión.

      Los datos que yo aporto en este articulo de opinión (que no es absoluta por supuesto) se basan tanto en datos del Consejo General del Poder Judicial como del Instituto Nacional de Estadística. En efecto, solo me centro en violencia de hombre a mujer y de mujer a hombre. Es cierto que en un articulo de investigación o en otro de opinión inclusive, seria muy interesante el hacer hincapié en los hombres que fueron asesinados a manos de hombres, comparar datos y demás. Pero el verdadero propósito de este articulo fue, entre otras cosas, el de expresar que aunque “pocos” hombre sufrieron violencia por parte de mujeres, no deberíamos darles la espalda, porque la violencia sigue siendo violencia tanto en mujeres, como hombres, como en niños y como en animales.

      Sobre la discriminación positiva, había visto esa imagen antes, y me pareció muy ingeniosa a la par que acertada. Sin embargo yo creo que en este caso de la Violencia de Género, el género fuerte es el femenino, ojala no fuese así, mas que nada porque ojala los hombres dejasen de asesinar mujeres y estas no sufriesen violencia de género. Es cierto que se le dan más recursos, tampoco se hasta que punto sirven porque la situación no cambia, y mujeres siguen muriendo. Los hombres también los necesitan, porque aunque sean pocos hay algunos que sufren esta violencia. Quizás la solución sea educar, cambiar el punto de vista de la sociedad. Yo no tengo la respuesta, lamentablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *