Cómo superar con éxito los exámenes universitarios

Afrontar la época de exámenes universitarios

Para algunos será la primera convocatoria de exámenes universitarios de su vida en la Universidad Loyola Andalucía, para otros la segunda, tercera o cuarta. La realidad es que, lleves más años o menos, es una época complicada, llena de horas de biblioteca, café o cualquier otra bebida energética y apuntes apilados en carpetas. Afrontar con garantías esta etapa llena de estrés y agobio no es tarea fácil, pero tampoco imposible. La clave está en saber organizarse. Es algo fundamental.

Claves para superar los exámenes universitarios

Las pruebas de grados universitarios de la Universidad Loyola Andalucía comienzan el 4 de diciembre, en algunas carreras algo más tarde, aunque también depende del curso en el que te encuentres. Lo importante, seas del Grado en Derecho, del Grado en Comunicación o del Grado en Ingeniería Electromecánica, es que te organices y tengas en cuenta estas cuatro claves para afrontar la época de exámenes universitarios:

  • Organización: saber qué, cuándo y cómo estudiar una asignatura resolverá los problemas ‘no esperados’ que puedan surgirte en estas semanas difíciles. Un calendario por horas, priorizar el tiempo según la complejidad de la asignatura (o temario, es bueno empezar con algo sencillo e ir subiendo la dificultad) o aprovechar las horas, y no distraerte con tonterías innecesarias, son buenas opciones.
  • Convicción: lo lleves muy bien o muy mal, la seguridad en uno mismo es fundamental. No puedes llegar al examen, mirar el folio y pensar que vas a suspender, porque con esa idea seguro que vas al ‘hoyo’, lo hayas estudiado más o menos. Saber que lo que te sepas lo vas a poner bien es clave para afrontar la época de exámenes universitarios, lo que surja después se escapa de tus conocimientos.
  • Calma: para algunas personas ponerse nerviosas antes de afrontar algunos retos es automático, pero no caigas en la comodidad y confort de la inseguridad ¡Tú puedes aprobar! Bebe agua, tómate un café, habla con algún amigo o, por qué no, cómete una palmera de chocolate si es necesario. Utiliza esas armas que tranquilicen tu nerviosismo, respira hondo y cuenta hasta 20 (puede que 10 se quede corto).
  • Descanso: la autoexigencia está bien siempre y cuando sepas los límites. Ir más allá de tus posibilidades puede generar ansiedad y frustración, por ello tómate descansos  y desconecta de vez en cuando. Lo ideal es tomar una pausa cada hora y media, y hacerla de cinco o diez minutos. Si llega un momento en el que tu esfuerzo no da para más ¡Para y recarga pilas!

Empiezas un tiempo complicado, de muchas horas de estudio y poco disfrute, pero piensa en lo que espera si das el último tirón y superas todos los exámenes universitarios a los que te enfrentas estos días. Seas del grado que seas y estudies la asignatura que estudies, no te agobies ¡Ánimo, tú puedes! 

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *