Sobre el proceso de paz en Colombia

Colombia debe renegociar ahora sus acuerdos de paz

Colombia sigue inmersa en un proceso de paz tras la negativa de la mayor parte de colombianos a los acuerdos firmados en Cartagena entre el gobierno y las FARC, aunque ahora se supone solo tienen que renegociar algunos puntos del mismo. Tras 52 años, según cifras oficiales, de conflicto armado y 4 años de negociaciones para traer la paz a Colombia, ahora es el plebiscito el que frena su implementación.

Colombia dice “No”

Cualquiera diría que los colombianos quieren seguir sumidos en una guerra con las FARC que lleva más de 52 años latiendo en cada zona del país cafetero, pero a decir verdad esto no es así aunque el plebiscito del pasado 2 de octubre pueda llevar a pensar a ello. Colombia fue llamada a decidir en las urnas si aceptaba o no los acuerdos entre el gobierno y el grupo guerrillero de las FARC para la consecución de la paz.

La enorme sorpresa llegó cuando al saber los resultados finales se acabó imponiendo la negativa con tan solo 60.000 votos de diferencia, aunque con un porcentaje de abstención sumamente elevado si lo relacionamos con las personas que estaban habilitadas para votar, lo que lleva a pensar que esto hubiera podido desequilibrar la balanza.

La pregunta del plebiscito, y a lo que tenían que responder con un sí o no los colombianos, era la siguiente: ¿Apoya usted el acuerdo final para terminar el conflicto y construir una paz estable y duradera?. Usted como lector y ciudadano de la tierra, ¿considera la cuestión tendenciosa o guiada hacia una respuesta?

El proceso de paz en Colombia

Me lleva a pensar, al menos a mí, que sí, cuando escucho el discurso del Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, tras conocer dichos resultados: “El cese al fuego de hostilidades bilateral y definitivo sigue vigente y seguirá vigente, escucho a los que dijeron no y a los que dijeron sí, todos sin excepción quieren la paz” sentenció.

Seré tajante al afirmar que una persona que piense que todos quieren la paz no hubiera formulado esa pregunta en su momento, cuando lo lógico hubiera sido, en mi opinión, la siguiente cuestión: ¿Refrenda usted los acuerdos firmados en La Habana entre el Gobierno de la República de Colombia y las FARC?

Juan Manuel Santos rectificó y reconoció lo que no hizo durante estos intensos meses cuando el país se jugaba su futuro: que todos querían la paz. Nunca es tarde si  la dicha es buena.

La renegociación de estos acuerdos no puede esperar, no deben los colombianos permitirse el lujo de hacerlo. Los que votaron lo hicieron porque veían una oportunidad de cambio. Los que votaron no, querían exigir mayor justicia y equidad.

Hay una cosa clara que es imposible negar, y es que los resultados mostraron que el país necesita compromiso, unión y consenso. No puede ser que en una decisión tan importante e histórica hubiera un 63 por ciento de abstención, o que de los más de 12 millones de votantes una mitad quisiera algo que la otra no quería ¿esto es una paz justa y equitativa cuando tiene dividido al país literalmente en dos?

Columna de opinión de Jaime Pastor

Fotografías: Jaime Pastor

ComparteShare on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10

2 thoughts on “Sobre el proceso de paz en Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *