Prácticas empresariales para alumnos de grado universitario

Las prácticas empresariales son un pilar fundamental para la formación de los estudiantes de grado universitario.

Los estudiantes de la Universidad Loyola Andalucía aspiramos a realizar prácticas empresariales en grandes compañías que sean líderes en los distintos sectores de los que nos vayamos a especializar a lo largo de nuestro grado universitario. Todas las acciones referentes a las prácticas están gestionadas por el Servicio de Empleabilidad y Emprendimiento que ofrece la universidad a todo el alumnado que haya superado el 50% de los créditos de la carrera.

Saber elegir una empresa no es tarea fácil, sobre todo, si queremos proyectarnos en un mercado laboral cada vez más competitivo y variable. En este caso, tres alumnos del Grado en Ingeniería Electromecánica cuentan a Loyola Campus su experiencia en compañías importantes como Renault, Emasesa y Endesa.

Prácticas empresariales en compañías líderes del sector

 Miguel Crespo, Inmaculada Caballero y Nicolás Martínez, todos alumnos de último curso del Grado en Ingeniería Electromecánica, comparten su experiencia con Loyola Campus y explican la importancia que tiene “realizar prácticas empresariales en importantes compañías”, que sean líderes en los sectores, “en los que queremos especializarnos”.

Inmaculada Caballero habla de un factor clave como es el de la ‘especialización’ en un sector y apostar fuerte por ello. En su opinión, todo eso “ayudará a que nuestras tareas a realizar en las empresas aporten más riqueza y ayude a crecer, a la industria y a nosotros mismos”. Ella hizo prácticas en Endesa, compañía que pertenece al sector energético, para “contribuir a mejorar esa parte del mundo tan importante y, a veces, tan olvidada”.

Saber cómo funciona una empresa “es primordial para ser conscientes a lo que nos vamos a enfrentar en la vida real”, porque no es lo mismo “escuchar aspectos sobre una empresa, que trabajar en ella”, apunta Nicolás Martínez. Él hizo prácticas en Emasesa, empresa que realiza acciones para el abastecimiento y saneamiento de aguas en Sevilla, de la que salió muy contento porque “pude aplicar los conocimientos adquiridos en la universidad a la compañía y viceversa durante el periodo de prácticas”.

Miguel Crespo cuenta a Loyola Campus la importancia de “hacer prácticas para comprobar de primera mano lo que es realizar un trabajo de campo”, es decir “realizar actividades específicas para las que te has ido preparando en la universidad”. Salió de Renault muy satisfecho porque desarrolló “ese trabajo de fábrica con las distintas piezas analizando el proceso de elaboración de las mismas”.

En definitiva compañeros, tomaros en serio la carrera y la elección de las prácticas, es una decisión que determinará, en cierta medida, vuestro futuro. Elegid algo que os apasione y apostad por ello, pedid ayuda al Servicio de Empleabilidad y Emprendimiento para escoger las prácticas empresariales que más se adecúen a vuestras necesidades e inquietudes.

El mundo depende de nosotros, una generación que debe salir preparada y consciente que la sociedad exige profesionales comprometidos y con variadas habilidades que tenemos que aprender en la carrera y en las distintas empresas en las que desarrollemos nuestra labor.

¡A por nuestros sueños!

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *