Nuevas elecciones, ¿fracaso u oportunidad?

Nuevas elecciones en España

Pasan los días, pasan las semanas, y sigue sin haber un acuerdo de Gobierno. Ni siquiera se aprecia un halo de esperanza que permita imaginar un Gobierno. Por tanto, todo apunta que tendremos nuevas elecciones en España. 

Pedro Sánchez lo intentó de la mano de Ciudadanos, y fracasó. Juntos, PSOE y Ciudadanos trataron de incluir en un nuevo acuerdo a Podemos o al PP, pero las distancias han parecido insalvables. Entretanto, Mariano Rajoy ha seguido defendiendo la “Gran Coalición” y Pablo Iglesias el llamado “Gobierno a la valenciana”.

Quedan apenas unos días, tiempo insuficiente para construir los puentes que se llevan quemando desde que arrancó la campaña electoral. Todavía no se han acostumbrado los Diputados y Senadores a sus respectivos asientos y las nuevas elecciones están a la vuelta de la esquina. Salvo que se llegue a un acuerdo sorpresa (y exprés) en los próximos días, el día 2 de mayo se disolverán las Cámaras y se convocarán de nuevo elecciones que, con toda probabilidad, se celebrarán el 26 de junio. ¿Son estas elecciones consecuencia del fracaso de nuestros políticos o una oportunidad para los ciudadanos?

Desde luego, las labores de negociación no pueden calificarse ni mucho menos de exitosas. Me atrevería a decir que (casi) ninguno ha pasado el examen del diálogo. De una forma o de otra, unos u otros han paralizado las negociaciones. Son pocos los acuerdos a los que se han llegado y con escasa perspectiva de futuro, más centrados en sumar fuerzas que en crear un proyecto definido para el futuro de España.

Los sillones, cómo no, han seguido jugando un papel esencial, con Vicepresidencias y Ministerios demandados y ofrecidos en cualquier situación. Estoy seguro de que muchos de los ciudadanos, entre los cuales me incluyo, han acabado cansados de declaraciones cruzadas, de “reuniones secretas”, de reproches y de intentos de lecciones de moral. Cansados de tanto politiqueo y tan poca política. Pero sin duda, lo que más debe de preocuparnos es cómo los partidos políticos se han atribuido nuestra voluntad.

Afrontar nuevas elecciones

He perdido la cuenta de las veces que he escuchado “Los españoles han expresado en las urnas…”, “la voluntad de los españoles es…” o “lo que está claro es que los españoles han pedido…” Nuestro voto ha servido de justificación para dar legitimidad a las propuestas de Gobierno de unos y otros. Para ellos, como dice la canción, “según como se mire, todo depende”.

Es por ello por lo que afronto estas nuevas elecciones como una oportunidad para expresar, una vez que todos han puesto las cartas sobre la mesa, lo que realmente pienso. Durante estos dos meses se ha podido ver a qué está dispuesto a renunciar cada uno. Y lo que es más importante, qué está dispuesto a conceder. Puede que las negociaciones hayan fracasado, pero el marketing de campaña ha quedado (parcialmente) a un lado.

Cuando los españoles vayamos de nuevo a las urnas, lo haremos con bastante más conocimiento que hace ya casi 4 meses. Ya no importa (tanto) lo que digan las encuestas y los medios de comunicación. Ya no importa (tanto) lo que digan los políticos en los mítines electorales y en los debates televisivos. Hemos tenido el dudoso privilegio de poder fundamentar nuestra opinión en el mejor argumento posible: el escenario político por excelencia.

Hagamos del fracaso una nueva oportunidad. Si hay que ir de nuevo a las urnas, se irá. Y además, animo a ir con ilusión y entusiasmo, con ganas de dar una lección a nuestros políticos. Con la voluntad de demostrar que lo que realmente nos interesa es el futuro de nuestro país, y no quién ocupe el Ministerio de Defensa ni lo que dure el nuevo Gobierno. Con el objetivo de construir a partir del diálogo, sustentado en una voluntad conformada desde la responsabilidad y el compromiso.

Y con un mandato ineludible e inexcusable: dejen a un lado las siglas, levanten la vista de su ombligo, miren a su alrededor y aprovechen la confianza que hemos depositado en ustedes. Señores, pónganse de acuerdo, por y para España.

Artículo de opinión de: Julio Jiménez Díaz

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *