Julián Martínez, subcampeón de la II Copa de Andalucía de Esgrima

Julián Martínez es subcampeón de la II Copa de Andalucía.

Julián Martínez Bejarano, estudiante de segundo curso del Grado en Relaciones Internaciones de la Universidad Loyola Andalucía en Sevilla, es todo un ejemplo para los estudiantes académica y deportivamente, pues ha conseguido lograr ser subcampeón de la II Copa de Andalucía de Esgrima en Maracena (Granada).

Una disciplina de respeto absoluto

Esta copa es la segunda prueba de las cuatro existentes antes del Campeonato de Andalucía, y así nos lo explica nuestro protagonista: “El circuito andaluz se divide en cuatro copas, dependiendo de tu resultado te clasificas para el ranking y por tu posición final partes con ventaja o desventaja en el Campeonato de Andalucía, que se celebra en verano, con rivales más o menos asequibles ”. Sus inicios en el deporte comenzaron en el tenis, donde jugó durante diez años. Cambió a la esgrima porque esesa espinita que tenía clavada de verlo en las olimpiadas”.

Ve este deporte como un hobby porque está centrado en la carrera, así como otras responsabilidades que tiene en la universidad como ser integrante del club de debate y así nos lo explica: “No puedo permitirme e invertir todo mi tiempo en la esgrima” porque “los que llegan a los campeonatos nacionales invierten el triple de tiempo que yo”. Es disciplina de respeto absoluto, ya que tanto al iniciarse como al finalizar el combate es obligatorio saludar al contrincante y al árbitro. Se recomienda al finalizar el combate dar la enhorabuena al rival, así como dar un abrazo.

La honestidad y cooperación al desarrollo

La deportividad y valores como el respeto y la honestidad habla por sí solos. Como diferencia con otros deportes declara: “Si protestas una decisión polémica al árbitro te saca la tarjeta negra, pierdes el encuentro inmediatamente”. En cuanto a su ámbito universitario, estudia el Grado en Relaciones Internacionales porque le gustaría dedicarse a la cooperación al desarrollo, ya que cree mucho en la filosofía de la suma positiva y manifiesta que “no siempre tiene que ser yo gano para tú perder”.

Quiere realizar un intercambio académico internacional para el siguiente curso pidiendo Chicago en primera opción como destino y Bogotá en segundo lugar. Prefiere Chicago porque tiene buen nivel de inglés, pero quiere mejorar la fluidez del “speaking”. De Bogotá le impresiona la Universidad Pontificia Javeriana, ya que es una concepción diferente de qué es la universidad.

Artículo escrito por: Carlos Martínez Brea, alumno del Grado en Comunicación.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *